Rankia Perú Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Colombia Rankia España Rankia Italia Rankia México Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder

¿Qué le pasa a Telefónica (TEF)?

49.6K respuestas
¿Qué le pasa a Telefónica (TEF)?
89 suscriptores
¿Qué le pasa a Telefónica (TEF)?
Página
4,670 / 6,277
#37353

Re: Telefónica Tech, reconocida como “Especialista en Plataformas de Contenedores de Red Hat”


Yo me pregunto una cosa...

Que diferencia hay entre 3,824 y 3,828....

Yo creo que esta estupidez de poner tantos dígitos al precio solo puede ser una ocurrencia española... ¿a que vendrá esta tontería?

¿De verdad alguien lleva en su bolsillo la cantidad exacta de 3,824 euros?

Puedes llevar 3,82 euros puedes llevar 3,83 euros pero que me presenten a alguien que puede llevar en sus bolsillos la cantidad absurda de 3,834 euros!!!

Es que somos tontos hasta para esto!! normal que huyan de nuestras bolsas... solo anuncian ruina.

Dicho esto no se por que se habrá producido una subasta, es otra cosa estúpida mas que me expliquen que divergencias puede existir entre la distancia de un precio y otro... es que es absurdo.

Saludos.
#37354

Re: ¿Qué le pasa a Telefónica (TEF)?

Yo creo que O2 es competitiva en precio, si quieres echa un ojo a las tarifas y compáralas con la competencia
#37356

Re: Telefónica Tech, reconocida como “Especialista en Plataformas de Contenedores de Red Hat”



No te creas que serán necesarios esos cables...  tu teléfono tiene internet y no esta conectado a ningún cable... y muchísima gente tiene conectada en casa sus ordenadores conectados a internet sin fibra y sin ningún cable, lo malo es la latencia.

El cable hasta la casa de cada uno se irá quitando, cuando el 5G este activado las velocidades de transmisión de datos serán sensiblemente superiores a las actuales, y podrás ver películas sin cortes en alta calidad con tu móvil, sin necesidad alguna de estar conectado a ningún cable...

El 6G tendrá velocidades de 95Gb/s.. no necesitarás tener un equipo ordenador o móvil conectado a ningún cable para poder tener acceso a internet... eso de llevarte un cable para cada casa terminará...

La tecnología avanza de forma solo limitada por el tiempo... el 5G será una revolución, pero el 6G será ya la leche...

E internet por satélite lleva existiendo mucho tiempo,  a través de satélite la latencia suele encontrarse en torno a los 500 - 700 milisegundos, todo un mundo comparado con los 20 ms que suelen caracterizar a la fibra, pero el 5G y el 6G harán que la latencia sea muy baja...

Por tanto, no sabemos ni como serán los ordenadores del "futuro", ni los móviles del futuro... sus mejoras serán exponenciales, cuando llegue el 6G los cableados ya no serán la forma de comunicación.

Imagínate que tienes que llevar un cable desde la tierra a Marte para llevar la señal de algo, al rover de Marte, primero construir ese cable, que llevaría años, luego llevarlo y luego lo que tardaría la señal en recorrer ese cable aunque viaje a la velocidad de la luz... el Rover lo manejas desde la tierra sin cable alguno y eso lo hacen ya ( Marte esta a 54,6 millones de kilómetros de la Tierra equivale a 140 veces la distancia de la Tierra a la Luna), imagínate que se podrá hacer dentro de 15 años.



Un saludo.
#37357

Re: Telefónica Tech, reconocida como “Especialista en Plataformas de Contenedores de Red Hat”



Mira lo que podrá hacer ya el 5G.... no hablamos del 6G...

Otra novedad tecnológica que disfrutaremos a partir de 2020 en los smartphones del futuro, será la conexión 5G. Enseguida se la ha bautizado con el nombre de la Red Gigabit, enfatizando que será entre 5 y 10 veces más rápida que la conexión 4G, con velocidades a partir de 1 Gbps, aunque ahora mismo llegan a los 6 Gbps. Y eso es cierto, pero no es lo más importante de esta nueva tecnología.

"La transición al 5G será similar a la llegada de la electricidad", resumía meses atrás Cristiano Amon, vicepresidente de tecnología de Qualcomm, uno de los gigantes tecnológicos que lidera la carrera del 5G. "Cuando todo esté conectado, no solo tu smartphone o tu tablet, asumiremos que la conectividad estará ahí presente de la misma manera que entendemos que tenemos la electricidad a nuestro alcance en cualquier sitio", sentenciaba.


La mayor velocidad agilizará las tareas actuales. Podremos disfrutar de vídeo 4K con la misma rapidez que ahora accedemos a vídeo 1080p en el móvil. Tareas como descargar apps y juegos en segundos, o mantener videoconferencias con una docena de personas al mismo tiempo, serán una realidad.

La mayor velocidad abrirá las puertas a experiencias que ya conocíamos, pero que hasta ahora eran imposibles de llevar a cabo en un móvil, por su lenta conexión: realidad virtual en tiempo real, juego online con cientos de jugadores, intercambio de ficheros de forma instantánea, proyectos remotos en equipo, y mucho más. Igual de importante, el mayor ancho de banda permitirá añadir más capas de seguridad a las conexiones.

Pero la conexión 5G irá mucho más allá que un simple aumento de velocidad. Otros dos puntos clave serán decisivos para, literalmente, cambiar el mundo: la baja latencia, y las múltiples conexiones simultáneas.


La baja latencia significa que las acciones que llevemos a cabo a través de Internet, tendrán una respuesta instantánea en el destino. Es lo que se llama servicios de misión críticos. Esto permitirá, por ejemplo, a un cirujano operar de forma remota a una persona que está en la otra punta del mundo, y sus acciones se reflejarán al instante, no habrá un retardo como ocurre ahora. Una auténtica Internet Táctil que consiste en ver, escuchar y manipular objetos de manera remota.


Se podrá controlar un drón de forma remota y precisa, y los coches autónomos se comunicará entre sí al instante, reaccionando mucho mejor a los imprevistos. Las redes de semáforos podrá ajustar las luces en tiempo real según el tráfico, en lugar de seguir una rutina fija. La baja latencia también beneficiará a los juegos online, juego en la nube, y a cualquier tarea que exija una cadena de acción / reacción instantánea.

Finalmente, las multiples conexiones simultáneas significa que en lugar de conectar tres o cuatros dispositivos a tu red WiFi al mismo tiempo, podrás conectar 30 o 40. Las implicaciones de esto, serán revolucionarias. Internet de las Cosas, convertido en realidad. Literalmente todos los objetos de tu casa, desde la alarma al termostato, los altavoces, el microondas, las luces o la nevera, estarán conectados a Internet al mismo tiempo, y los podremos controlar desde el móvil. A un nivel global, hablamos de farolas, semáforos, escaparates de las tiendas, ordenadores de empresas, miles de dispositivos conectados a una misma red al mismo tiempo, sin cuellos de botella, y con baja latencia.


Una revolución aún mayor es que estas máquinas del Internet de las cosas se comunicarán entre sí sin intervención humana y, gracias a la inteligencia artificial, tomar decisiones por su cuenta. El asistente del móvil, en función de la agenda del día, le preguntará al termostato qué temperatura hace, y  lo programará para calentar la casa antes de que llegue el dueño. Como ha visto que ha tenido tres reuniones y seguramente estará cansado, le ha pedido al altavoz que ponga música relajante. Le ha preguntado al frigorífico si quedaban lechuga y tomates, y como le ha dicho que sí, le ha propuesto a su jefe que cene una ensalada ligera.

La conexión 5G va a cambiar (otra vez) la forma de relacionarnos con la tecnología, y esta nueva relación no va a ser fácil de asimilar.

Las claves del despliegue del 5G en España
Aunque oficialmente se estrenará en 2020, ya está en marcha la carrera para ser los primeros. En España ya se ha iniciado (con un parón posterior) la primera subasta del espectro 5G, con un precio de salida de 100 millones de euros. Telefónica ya está probando su red 4.9G en Segovia en un Samsung Galaxy S9, en donde ha alcanzado velocidades de 1 Gbps.  Helio M70, el primer módem 5G de Mediatek, estará montando en los smartphones en 2019. Y Finlandia se ha convertido en el primer país del mundo en montar una red comercial 5G.

La conexión 5G será la gasolina que necesita la Inteligencia artificial y el Big Data para conquistar el mundo. Y no todo serán consecuencias positivas. Más de 800 millones de puestos de trabajo podrían ser sustituidos por máquinas, en el año 2030.

Más carga rápida... y carga solar

No se puede hablar del futuro de los smartphones sin mencionar su Talón de Aquiles: la batería. Un móvil es un dispositivos maravilloso... pero solo si la batería tiene carga.


Tenemos la sensación de que las baterías de los móviles no han evolucionado, pues hace una década apenas aguantaban un día, y en 2018... también. Pero no nos engañemos, los móviles de ahora son 20 veces más potentes que los de antes, y más finos. Las baterías si han mejorado: una batería de 2008 no aguantaría ni una hora en un móvil actual.


Pixabay
El problema es que los móviles son cada vez más potentes, y por otro lado la tecnología de fabricación de baterías tampoco puede mejorar mucho.

Existen muchos prototipos que duran varios días, pero no son viables cuando hay que fabricar cientos de millones. Así que es poco probable que veamos una mejora de la autonomía de los móviles a corto plazo, salvo que cambie la tecnología de las baterías. Lo que si veremos será mejoras en la carga rápida. En un futuro próximo, podremos cargar el móvil en cuestión de minutos.


También, cada vez más móviles incluirán la carga inalámbrica.

Una tendencia que nos ahorrará muchos problemas, será la carga solar. Se está trabajando en baterías de móvil que pueden cargarse con el sol. Ya existe algunos, como esta edición especial del iPhone X con batería solar que le regalaron a Elon Musk...:


O la batería infinita de Ossia, que no se agota nunca porque se carga a través de ondas en el aire. Aquí puedes ver una demostración:


Será un gran alivio librarnos del cargador.

Otras ideas que se están probando son la recarga por movimiento (mientras andamos) o por fricción, al caminar por la acera con un determinado calzado. Conceptos como los supercapacitadores, que se cargan en segundos y duran días, parecen lejanos a nivel comercial.

Biometría y privacidad

Seguramente la novedad tecnológica más polémica que han estrenado los smartphones en los últimos años, ha sido los sensores biométricos. Lectores de huellas, medidores del ritmo cardíaco, detectores de enfermedades, reconocimiento facial... Tecnología que, en su mayor parte, nadie ha pedido, y que para funcionar requiere violar gravemente nuestra privacidad. ¿Realmente nos ayuda, o es solo un gimmick comercial para crearnos una necesidad, vendernos nuevos smartphones y recopilar datos privados para el Big Data?


Es cierto que los lectores de huellas son muy cómodos y más rápidos que introducir una contraseña o un patrón de desbloqueo pero, ¿es más rápido y más cómodo el reconocimiento facial? Objetivamente, no.


Hace cuatro años Apple, Samsung, y otras nos quisieron vender el boom de los sensores de pulsos, los contadores de pasos y las apps médicas. Ahora ningún fabricante de móviles se acuerda de ellas. ¿Es que ya no interesan?


Es dífícil predecir qué sensores incluirán los smartphones del futuro. El sensor de huellas era lo más trending hace un año, y Apple lo eliminó del iPhone X. Ahora apuesta por el reconocimiento facial, que ha sido copiado por fabricantes de Android que aún creen que copiar lo que hace Apple es una buena decisión comercial. Hace una década, sí. Ya no. Es un hecho que a mucha gente no le gusta que una cámara le esté grabando continuamente su cara. Se siente incómoda. Se demostró con el fracaso de Google Glass, en donde sus usuarios sufrían agresiones de gente que creía que estaba siendo espiada.


Lo móviles del futuro tendrán sensores biométricos para desbloquearlo y otros para demostrar nuestra identidad a la hora de pagar u operar en Internet. Pero es obvio que la llave tendrá que ser algo más impersonal que nuestro rostro. ¿La voz? ¿Los sonidos de nuestro cuerpo? ¿Las microvenas de las manos? Son sistemas que están en estudio.


Si qué veremos más sensores externos: Apple está trabajando con sensores que miden la temperatura y la polución del aire.

Realidad Aumentada y Virtual

No puede decirse que la Realidad Aumentada y Virtual sean tecnologías modernas, ya que llevan con nosotros más de 30 años. Pero solo ahora pueden generarse en tiempo real y con la suficiente calidad gráfica, para resultar útil.


Apple es una clara defensora de la Realidad Aumentada, y está convencida de que será una revolución. Google se ha subido al carro con ARCore.

Es cierto que tiene infinitas aplicaciones educativas, médicas y comerciales. En Zara pronto podrás ver cómo te queda la ropa sin probártela gracias a la realidad aumentada, y es muy espectacular comprar usando esta tecnología. Seguro que será un función indispensable en los smartphones del futuro, pero sin perder de vista las limitaciones de una pantalla de móvil a la hora de proyectar esa realidad.

En el caso de la Realidad Virtual, la tendencia es crear gafas autónomas o asociadas a hardware potente como un PC o una consola. Es obvio (aunque quisieron hacernos creer lo contrario) que un móvil no tiene potencia suficiente para la Realidad Virtual.


BDT
Pero a medida que los smartphones del futuro sean cada vez más potentes, es probable que la realidad virtual vuelva otra vez a los móviles, con un mínimo de calidad gráfica suficiente para creérnosla.

Una mirada al futuro

Hemos visto tecnologías que, con toda seguridad, estarán en los smartphones de los próximos dos o tres años. Pero, ¿cómo serán los móviles de dentro de 10 años? ¿Y de 50? Es una pregunta complicada porque es posible para entonces, los smartphones ya no existan.


Vamos a jugar a especular, sin muchas esperanzas de acertar, porque el futuro es impredecidible cuando se habla de tecnología.

Móviles en nuestro cuerpo

Ya hemos visto intentos de sustituir el smartphone (o al menos algunas de sus funciones) por dispositivos como los smartwatches o las pulseras de actividad.

 A medida que el hardware se miniaturiza, veremos más intentos de integrar el móvil en nuestro cuerpo, para que no tengamos que llevarlo en la mano. En las gafas, en las lentillas, en la propia ropa...  Incluso no es descabellado pensar que las funciones del móvil se podrán implantar en un chip instalado bajo nuestra piel.


Queda por resolver el problema de la pantalla. Pero como hemos visto, las pantalla flexibles como el papel pueden colocarse en la ropa, o se puede integrar una pantalla en una lentilla. Aunque los smartphones del futuro quizá opten por las pantallas holográficas.

Hologramas y control por voz

Ya existen hologramas con funciones táctiles, y es una de las tecnologías que posiblemente usarán los móviles dentro de unos años:


La opción de expandir una pantalla física o de eliminarla por completo, sustituyéndola por un proyector en miniatura situado en un reloj, o en el puño de la camisa, no es una utopía.


Incluso existen conceptos como este teléfono diseñado por Philippe Starck y Thompson, creado con una aleación de aluminio que se adapta a la mano y se autorrepara. No tiene pantalla ni teclado, porque proyecta una pantalla holográfica y se controla por la voz:


Móviles autorreparables

Ya existen protectores de pantalla y otros materiales que se autorreparan. O al menos, minimizan los daños. Los materiales autorreparables mejoran año a año, y no es difícil predecir smartphones del futuro con pantallas y carcasas autorreparables, que se recuperen de arañazos y pequeños golpes. Motorola y LG ya han patentado tecnologías que hacen justamente eso.


Control con la mente

La mayoría de las limitaciones de los smartphones actuales tiene que ver con el método de entrada de datos. Los teclados virtuales son lentos, aburridos y fallan mucho, y los asistentes virtuales aún no reconocen todo el lenguaje, especialmente si no hablas en inglés.

Todo esto puede cambiar si los smartphones del futuro se controlan con la mente. No es una idea tan loca. Ya existe varios juguetes que se pueden controlar con la mente. En un tono más serio, el MIT y otras investigaciones experimentan con prótesis humanas y robots que se manejan con la mente:


No es difícil imaginar un chip insertado en nuestra piel que manejamos con la mente para tareas sencillas como leer notificaciones, en una pantalla holográfica que se podría proyectar en la ropa, en la pared o en nuestra mano. 

¿Ciencia-ficción, o ciencia futura?

Intentan predecir cómo serán los smartphones del futuro, es un juego arriesgado. Quizá porque no estamos enfocando correctamente la cuestión. Al móvil del futuro no debemos pedirle más funciones fantasiosas o nuevas herramientas que nos hagan la vida más fácil. Lo que de verdad deberíamos perdirle, es que sea más seguro y más privado. Y no vemos a ninguna compañía que se centre precisamente en eso...


#37358

Re: Telefónica Tech, reconocida como “Especialista en Plataformas de Contenedores de Red Hat”

Seguiremos usando el raton del ordenador?
#37359

Re: Telefónica Tech, reconocida como “Especialista en Plataformas de Contenedores de Red Hat”

Creo que tienes un error de concepto.

Del móvil o dispositivo a la antena 5g o 6g no hacen falta cables. Pero una vez llegan esos datos a la antena obviamente necesitan ser transportados por la red, esto es, la red de fibra óptica. Lógicamente al incrementarse los datos y ser más necesario el ancho de banda la red de fibra sera aún más importante.
#37360

Re: Telefónica Tech, reconocida como “Especialista en Plataformas de Contenedores de Red Hat”


No creo, seguramente se podrá con la mente interactuar... los niños del futuro conocerán el "ratón" como hoy en día los niños de ahora saben que es una cinta de cassette, un vinilo... un walkman o incluso un cd..

De hecho los niños todo hoy en día lo manejan con un dedo... el ratón ya esta pasando a la historia poco a poco sin que nos demos cuenta.

Saludos.