Rankia Perú Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

Es innegable que, en los últimos años, la cultura de prevención lentamente esta evolucionado en nuestro país. Hoy en día las personas están mucho más abiertas a considerar asegurar sus bienes, su salud y su vida en este orden aun trastocado históricamente por el apego a lo material.

El mercado de los seguros de salud en tiempos de COVID-19

Fuente: France 24

Esta pandemia nos ha hecho reflexionar a todos sobre el verdadero valor de las cosas.

Hemos visto como nos hemos obligado a modificar positivamente nuestro orden de prioridades, entendiendo como es natural que nuestro primer y mayor bien es nuestra salud y nuestra vida.

En el caso de seguros de salud, muchos factores como el congestionamiento del sector de salud pública, la desmedida demora en los tiempos de atención y la accesibilidad a los mismos, muchas veces sin ningún orden geográfico de residencia del usuario, origina la necesidad tanto de las personas naturales como de las empresas a buscar soluciones en otros segmentos que ofrecen estos servicios (ej: Aseguradoras, EPS, Planes Privados de Salud, Autoseguros, etc.).

A pesar de que el porcentaje de afiliaciones a un plan de salud es mayor actualmente, esto se ha replicado lentamente en el sector de seguros de salud privado. De acuerdo al informe técnico de condiciones de vida en el Perú (realizado en el 2018 por el INEI), el 75,5% de peruanos contaban con un seguro de salud, de los cuales, el 5,5% pertenecían a seguros del sector privado como por ejemplo asistencia médica.

Sin embargo, en las últimas décadas, se han dispuesto políticas mucho más flexibles en favor del bienestar de los usuarios del sistema de salud, a fin de garantizar la atención médica que requiera.

En referencia al sector laboral, la modificación de la normativa y la promulgación de leyes a favor la protección y bienestar del trabajador, ha permitido que las empresas adopten los seguros obligatorios y de asistencia médica como una solución, como por ejemplo, la EPS que en los últimos meses ha estado en la mira de todos.

De acuerdo a los datos estadísticos de SUSALUD, para el final del 2018, se registraron 773,829 usuarios pertenecientes a los planes EPS privados. En el 2019, el porcentaje de crecimiento de afiliados a planes de EPS privados fue del 12,1% (Anuario Estadístico SUSALUD 2019). Es decir, 3 de cada 10 trabajadores formales estaban afiliados a un plan EPS.

Si bien es cierto, que en los últimos años ha existido un importante crecimiento de afiliados al sistema de Entidades Prestadoras de Salud, su participación respecto a todo el sistema todavía no es significativa.

Las empresas deben conocer más a detalle los beneficios de este seguro tan noble. No sólo brinda las coberturas básicas exigidas por ley sino permite a sus colaboradores acceder de forma rápida a la atención médica y tratamientos necesarios. Resguardando el bienestar colectivo de sus trabajadores y afianzando lazos que permitan al trabajador sentir el respaldo por parte del empleador. Aliviando parte de los gastos en atención médica y protegiendo la economía del trabajador y su familia.

Especialmente en tiempos como en los que vivimos, donde el sistema de salud se ve colapsado por la atención de miles de personas frente al COVID-19, las EPS vienen brindando atención médica al 100% y sin copago. Esto incluye la prueba de descarte siempre y cuando se solicite la prueba en base al análisis sintomatológico del asegurado. Acortando los tiempos de atención y espera de los asegurados. Permitiendo su atención inmediata dentro de cualquiera de los centros estipulados en la red de clínicas y centro de salud disponibles de acuerdo a su plan, y por ende el sistema privado de seguros de salud contribuye a minimizar el ausentismo laboral amen de una atención más rápida y oportuna en el campo de la salud,

La industria del seguro constantemente se está adaptando a las nuevas necesidades de los asegurados. Por lo que es muy recomendable que las personas y mucho más las empresas tomen conciencia de los beneficios de seguros como la EPS, y recuerden que protegiendo a su a su capital humano no solo estarán asegurando el normal desarrollo de sus objetivos financieros, sino que además la cobertura y la protección de salud de su gente es perfectamente deducible como gasto dentro de la empresa y en consecuencia gasto perfectamente deducible de IR.

Es interesante ver que otros avances con sentido social y comunitario se desarrollaran como respuesta a las condiciones tan inciertas en las que vivimos actualmente. La industria del seguro está mostrando mucho más flexibilidad y dando pasos agigantados con mira al futuro.

 

Redactado por:

Carlos Sanchez Leiva

CEO & Founder de Zölid Brokers 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar