Blog Todo sobre créditos: hipotecarios, vehiculares y de consumo

¿Qué es el sistema de amortización americano?

Cuando solicitas un crédito en el banco, ya sea vehicular, hipotecario, de consumo, etc., se establece el sistema de amortización, es decir, la forma de pago que establece la cantidad de las cuotas mensuales en las cuales va contenida una cierta cantidad de capital y otra de intereses. Existen tres tipos principales de amortización: el francés, el alemán y el americano. Probablemente se te haga conocido el sistema francés ya que es el más usado para la mayoría de los créditos. Pero, ¿qué hay de los otros dos? ¿Sabes qué es el sistema de amortización americano? En el siguiente post nos enfocaremos en este tipo de sistema.

 

¿Qué es el sistema de amortización americano?

 

 

Sistema de amortización americano - ¿Qué es?

El sistema de amortización americano es aquel en el que durante todo el plazo del crédito pagas sólo los intereses mes a mes. En la última cuota pagas los intereses correspondientes a ese mes, más el total del capital prestado por el banco. Básicamente, es el sistema más simple de todos, pero también el más difícil de pagar al llegar a la última cuota.

El sistema de amortización americano tiene la particularidad de ser muy sencillo de pagar durante la vida del crédito ya que las cuotas mensuales equivalen únicamente al pago de los intereses generados sobre el préstamo, sin amortización de capital, lo que hace que la cuota sea mucho más baja que en los otros sistemas. Esto resulta particularmente beneficioso para aquellos clientes que utilizan el crédito para invertirlo en algún proyecto ya que les da tiempo para que dicha inversión comience a generar rentabilidad.

Sin embargo, esta misma característica del sistema de amortización americano se puede convertir en un arma de doble filo si no se está preparado ya que puede dar al cliente una falsa impresión de que el crédito es fácil de pagar, hasta que llega la última cuota, en la que hay que pagar los intereses más el total del capital prestado por el banco, un monto bastante alto para una sola cuota.

Es por esto que la persona o empresa que tiene un crédito bancario bajo el sistema de amortización americano debe asegurarse de resguardar una parte de sus ingresos mes a mes en una cuenta aparte durante el plazo del crédito para que al llegar la última cuota su presupuesto pueda soportar el golpe de dicha cantidad.

Otra de las características del sistema de amortización americano es que el pago de los intereses que son ingresados en la cuenta van generando a su vez intereses que ayudarán al cliente a afrontar la carga económica que representa el desembolso del monto total prestado más los intereses correspondientes.

 

Saber qué el sistema de amortización americano y cuáles son sus ventajas y desventajas te permitirá determinar, ya sea como empresa o como persona natural, determinar si vas a solicitar un crédito bajo esta modalidad o no. Aunque muchos prefieren un sistema más estable como el francés, para efectos de realizar inversiones, el sistema de amortización americano puede resultar útil.