Comentario mercado noviembre 2020

Comentario mercado noviembre 2020

 
Durante los últimos días del mes de octubre los mercados cayeron ante la anticipación de un empeoramiento de la situación del virus y sobre la posibilidad de que se impugnen las elecciones de Estados Unidos.

A principios de noviembre, estos dos temidos acontecimientos se materializaron, pero los mercados comenzaron a subir significativamente. Así es como funciona el mercado a veces. Los eventos altamente anticipados muchas veces no tienen las consecuencias esperadas.

Ciertamente ayudó el hecho de que algunas compañías farmacéuticas anunciaran resultados muy satisfactorios para las pruebas sobre sus vacunas. En el momento de redactar este artículo existen al menos tres vacunas que parecían estar listas para comenzar a distribuirse en espera de la aprobación de las distintas autoridades sanitarias nacionales: la vacuna de Pfizer / BioNtech, la Universidad de Oxford / Astrazeneca y Moderna.

La noticia de las vacunas produjo rentabilidades espectaculares para los mercados de valores de todo el mundo. El siguiente gráfico muestra las rentabilidades de algunos de los principales índices bursátiles en noviembre (azul) y el año 2020 (rojo).

Es fácil notar que, además de rentabilidades generalizadas para los mercados bursátiles globales, el mes de noviembre también produjo un cambio en el liderazgo de índices que habían tenido un desempeño particularmente bueno durante los peores meses de la crisis, a los índices que habían sufrido más.

Italia y España, en particular, fueron los mejores índices obteniendo una rentabilidad en noviembre muy por encima del 20%. Aun así, esto no es suficiente para recuperar todo el terreno perdido en los meses anteriores. La barra roja marca el desempeño durante 2020, indicando que siguen siendo negativos desde el comienzo del año.

Los mercados de inversión

El mismo tipo de rotación ocurrió en los mercados de valores, cuando la noticia de las vacunas empujó a los inversores a comprar aquellos sectores que más se benefician de una recuperación económica, los llamados sectores «cíclicos» como son los sectores de energía, industria, banca.

Estas áreas de la Bolsa fueron las que más perdieron en los primeros meses de 2020. Esto no fue suficiente para recuperar todo el terreno perdido por los sectores «cíclicos» en la primera parte del año, como se puede ver en el siguiente gráfico.
La importancia de la rotación es que, con las vacunas, los inversores creen que en unos meses se podrá realizar la mayoría de las actividades económicas que ahora están limitadas por las medidas implementadas para contener el virus.

El objetivo es invertir en aquellos sectores que puedan beneficiarse de un reinicio de estas actividades. Mientras que antes, los inversores prefirieron invertir en sectores que se desempeñan bien en una “economía de bloqueo”, por ejemplo, el sector tecnológico.

Por supuesto, la salida de la pandemia aún es larga, ya que nos estamos enfrentando a muchos problemas en cuanto a producción, logística y el grado de aceptación de la vacuna por parte de gran parte de la población. Aun así, el hecho de que ahora parece que vemos una salida a esta crisis, ha cambiado las reglas del juego para los mercados.

La actitud de los inversores

Esto se ha reflejado en un cambio de actitud de los inversores privados que se han mostrado escépticos durante toda la recuperación iniciada en marzo y ahora están ganando más confianza en la continuación del rally. Si existe un riesgo ahora, es que los inversores puedan volverse demasiado eufóricos.

La siguiente tabla muestra la diferencia entre el porcentaje de inversores que se consideran optimistas con respecto a la futura dirección del mercado de valores y el porcentaje de inversores que son pesimistas, según lo informado por la encuesta de sentimiento de la AAII (parte inferior del gráfico).

Las barras rojas (negativas) indican que el porcentaje de pesimistas es mayor y viceversa para las barras azules. Se puede observar que los inversores se mantuvieron muy negativos hasta hace unas semanas, a pesar de que los precios se recuperaron y, que ahora, su estado de ánimo ha cambiado por completo.

Otro factor que contribuyó a sostener los precios durante los últimos días de noviembre fue la elección de Janet Yellen, expresidenta del banco central, como nueva secretaria del Tesoro en Estados Unidos para la nueva administración Biden.

La elección fue bien recibida por los participantes del mercado que recuerdan su postura moderada sobre cuestiones de política monetaria cuando estaba en la FED. También dejó claro anteriormente que está a favor de medidas de estímulo fiscal masivo.

Entonces, para los mercados, el dúo Yellen en el Tesoro y Powell en la FED es una garantía de la continuación de la política de tipos bajos y estímulos fiscales financiados con deuda. 

¡Sé el primero en comentar!