La EBA pide crear un 'banco malo' europeo para dar salida a los préstamos fallidos

0 respuestas
La EBA pide crear un 'banco malo' europeo para dar salida a los préstamos fallidos
La EBA pide crear un 'banco malo' europeo para dar salida a los préstamos fallidos
#1

La EBA pide crear un 'banco malo' europeo para dar salida a los préstamos fallidos

La Autoridad Bancaria Europea señala, no obstante, que no habría mutualización de la carga entre los Estados participantes, sino que cada país respondería por las pérdidas en su jurisdicción.

El presidente de la Autoridad Bancaria Europea (EBA), Andrea Enria, instó hoy a crear una compañía de gestión de activos para dar salida en el mercado a la gran cantidad de préstamos fallidos de la banca en la Unión Europea (UE), uno de los principales retos que afronta el sector, según el supervisor.

Enria avanzó las líneas generales de esta propuesta en un seminario organizado por el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) en Luxemburgo, donde defendió que esta herramienta sería "clave para acelerar el proceso" de que las entidades se deshagan de esta carga y "avanzar en la recuperación del sector".

Préstamos por un billón de euros
En el conjunto de la UE los préstamos fallidos -en riesgo de mora- superaban en junio de 2016 el billón de euros y suponían el 5,4 % del total de préstamos, con Italia como el país más afectado (276.000 millones), seguido de Francia (148.000 millones) y España, donde ascienden al 6 % del total (141.200 millones).

El problema para deshacerse de ellos reside, de acuerdo con Enria, en que "la banca no tiene incentivos" para sacarlos de sus balances y en que el mercado para colocarlos es "muy restringido".

Por ello, propone crear una compañía que seguiría un modelo similar al de la Sareb -comúnmente conocida como "banco malo"- que se estableció en España para los activos tóxicos de las entidades reestructuradas, tras el rescate a la banca, o de la NAMA irlandesa, entidades que el economista italiano consideró "muy efectivas".

En un primer momento se necesitaría una aportación de dinero público para crear la gestora, que luego captaría fondos también en el mercado.