Rankia Perú Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
2 recomendaciones

El informe sobre el trabajo de Estados Unidos siempre tiene como foco inicial las nóminas no agrícolas (NFP). Sin embargo, el ritmo de crecimiento del empleo durante meses ha sido más que satisfactorio, mientras que la Fed está buscando señales de presiones salariales para impulsar la inflación. Por lo tanto, los datos sobre los salarios de este viernes pueden tener una mayor implicación para que la Fed prepare un camino de subida de tipos de interés y, por consiguiente, también para el dólar.

 

El informe sobre el mercado de trabajo de EEUU es crucial para el doble mandato de la Reserva Federal, donde los dos principales objetivos son: estabilidad de precios y el máximo empleo sostenible. Como los datos sobre el cambio de empleo son normalmente los más prominentes, decidirán sobre la primera reacción del mercado el viernes a las 14:30 CET. Esto es debido en parte al hecho de que los algoritmos de trading se suelen configurar en virtud de los datos de empleo (número por encima de lo previsto = comprar dólares).

Pero en la actualidad el empleo no es lo más importante. En los últimos meses, el crecimiento del empleo ha sido lo suficientemente sólido como para no alimentar más preocupaciones. Esto se puso de manifiesto en una declaración de esta semana, después de la reunión del FOMC. Incluso el sorprendente dato negativo de marzo (98k, con el promedio de los 12 meses anteriores a 205k) no afectan al punto de vista de los miembros del FOMC. Por lo tanto, la resistencia de la reacción del dólar estará determinada por las ganancias medias por hora (AHE). Esto es así porque para la Fed la cuestión crítica es si la fuerza del mercado laboral se traducirá en presiones salariales y permitirá acelerar la inflación hacia la meta del 2%.

Si los datos confirman consenso (NFP 190k, AHE 0,3% mensual, 2,7% anual), se consideraría que este resultado sería por el fortalecimiento del USD. La justificación es que el dólar debería atrapar la reacción al mensaje alcista del FOMC el miércoles. Aunque la tasa de interés del mercado aumentó los precios de junio, caminando desde el 62% al 98%, el dólar aumentó sólo moderadamente. Por eso pensamos que los buenos datos aumentarían la confianza de los inversores en el dólar.

Para un claro repunte del dólar estadounidense se necesita un fuerte crecimiento en los salarios junto a un sólido crecimiento del empleo. Esto abriría la puerta para la especulación acerca de otro factor, el alza de tasas de interés este año, en el cual el mercado mantiene sus expectativas conservadoras al 54%. El mayor impulso tendrá lugar con el crecimiento de los salarios en un 2,8% año a año. En este caso incluso una NFP de menos de 160k puede ser ignorada. La AHE mensual en 0,4%, pero con el mantenimiento de la tasa anual en el 2,7%, podría explicarse en redondear números, que debilitan el impacto sobre los mercados. La lectura de los salarios pobres (<0,2%) será más pronunciada que el menor crecimiento del empleo. En este caso incluso un sólido NFP (por encima de 220 k) no será capaz de neutralizar un AHE decepcionante.

¡Sé el primero en comentar!
Comentar
2 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...