¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
La Vuelta al Gráfico

Economía y Mercados financieros desde otro punto de vista

El rincón del gestor: Miguel de Juan

Hoy tenemos el placer de tener en la vuelta al gráfico a Miguel de Juan, asesor principal del ARGOS CAPITAL FI. Se me había metido en la cabeza poder tener en el blog al gran Miguel desde que me leyera sus libros. El primero, El lemming que salió raro y el Inversor español inteligente. No hace falta hablar mucho con Miguel para darnos cuenta de que estamos ante un apasionado de la inversión, un hombre cultísimo, lector voraz y por supuesto un magnífico gestor. Quiero darle las gracias a Miguel por su dedicación y la gran entrevista que nos ha concedido, en la que a buen seguro todos nuestros lectores van a disfrutar y extraer el jugo de la manera de gestionar el Argos. Ahí vamos con una pequeña descripción de nuestro protagonista de hoy. Miguel de Juan Fernández es autor de El lemming que salió raro y el inversor español inteligente , ha trabajado en entidades financieras como Morgan Stanley, Banif o Barclays y desde diciembre de 2010 es asesor principal del ARGOS CAPITAL FI, fondo que sigue la filosofía value dentro de la gestora de Renta 4 que ha cumplido 7 años batiendo al índice Ibex 35 Total Return. Colaborador en diversos medios de comunicación ( La Crónica de León, El Confidencial, Funds People, Unience y Rankia) exponiendo desde un enfoque value investing cuestiones relativas a la actualidad del momento así como ofreciendo asesoramiento y comentarios a los inversores.

 

Para mí, Miguel es un claro ejemplo de lo que es tener siempre como prioridad número uno a los partícipes, transparencia y honestidad ante todo y eso evidentemente no tiene precio. Cómo inversor necesito dormir tranquilo y Miguel explica con pelos y señales todas y cada una de sus inversiones y siempre dispuesto a ir un poco más allá, un lujo que no podemos dejar escapar. Hoy en nuestro blog vamos a ver el proceso de un gestor de referencia en nuestro país, espero que disfruten de la entrevista. Let's go:

¿Qué posición estás desempeñando actualmente?

Ante todo muchas gracias  a vosotros por esta oportunidad; es cierto que el mundo value está ganando cada vez más adeptos o que al menos éstos son más ruidosos y se les encuentra en más lugares. Creo que ello es una estupenda noticia para los inversores y creo que iniciativas como ésta, a través de este blog, aporta un valor a los inversores realmente excelente ya que en la inmensa mayoría no tienen tiempo para cribar noticias o comentarios y lamentablemente la mayoría de lo que reciben es más bien ligado a la especulación y no tanto a la inversión. Yendo a la pregunta en sí, mi puesto actual es “asesor del fondo value ARGOS CAPITAL FI”. Ese título oficial de asesor se refiere a que al no ser empleado de la gestora de Renta4, no estoy reconocido por CNMV como “gestor” del fondo,… es algo que nos ocurre a todos los fondos de autor- la mayoría value- cuyos “asesores” no somos empleados de la gestora en sí; sólo es un título evidentemente. Me importa mucho más que los inversores del Argos- los argonautas- sepan lo que hago y cómo lo hago ya que es su(nuestro, que también soy argonauta) patrimonio y es a ellos a quien les debo, en primer lugar, la responsabilidad fiduciaria.

¿Cómo llegaste a esta posición?

Bueno estuve trabajando en diversas entidades de banca privada (MorganStanley, Citi, Banif- ahora Santander Private Banking- y Barclays Gestión de Patrimonios), pero en Noviembre de 2010 tras ver la situación por donde iba la banca privada- cada vez más a primar los intereses de la entidad frente a los del cliente- y tras hablar con varios de mis entonces clientes, decido cambiar de rumbo e iniciar, desde cero, este proyecto. Para ello conté con el apoyo de Renta4 desde el primer momento, que facilitaron mucho las cosas, y el 16 de Diciembre de 2010 la CNMV otorgó la autorización para el inicio del fondo. Esa es la fecha “oficial” de creación del Argos, lo que sucedió fue que hasta el 21 de Enero de 2011 no pude, realmente, empezar a dar recomendaciones de compra para el fondo. Esa es la fecha “real” de inicio del Argos…¡y es relevante, porque en ese periodo entre ambas fechas el IBEX35 subió un 10% mientras nosotros estábamos a cero!

¿Qué cambiarías de esa historia si pudieras volver a empezarla?

Lo cierto es que no cambiaría realmente nada. Al principio fue complicado- mucho- a nivel personal porque tuvimos que empezar con bastante menos patrimonio del que los clientes me habían confirmado que sería (digamos que algunos dieron marcha atrás cuando ya estaba todo en marcha, lo que me complicó las cosas a nivel particular), pero sin embargo pese a empezar con diez puntos de desventaja frente al índice conseguimos ir construyendo la cartera en un mercado bajista y teniendo un mucho mejor comportamiento que el mercado. Cuando hablo del mercado siempre me refiero incluyendo en el índice los dividendos brutos o en terminología anglosajona total gross return. Por lo demás la verdad es que nada. Tuve el apoyo de los argonautas, el apoyo de mi familia y dado que me encanta este “trabajo” era feliz a nivel profesional. Como la rentabilidad fue acompañando, el patrimonio fue creciendo poco a poco (una de las restricciones legales que tenemos los asesores es que no podemos “recomendar” a nadie que invierta en el fondo, por lo que aviso a los lectores de que nada en esta entrevista supone una recomendación de invertir en el Argos) y la situación personal fue mejorando. Actualmente estamos en una situación de mucha mayor tranquilidad. Y pese a ello, mi único objetivo era hacer las cosas bien porque sabía que si lo lograba, la evolución tanto en partícipes, patrimonio como rentabilidad mejoraría y los argonautas, cuyo patrimonio han confiado al Argos, estarían contentos de ver que finalmente aportaba valor el “Jasón” al que le habían confiado dicho patrimonio.

¿Qué recomendarías a la gente que está empezando?

Lo principal creo que es ser honestos consigo mismos y con los inversores que les confía su patrimonio. Que mantengan los estándares éticos, morales y de trabajo bien alto. Que no tengan prisa… al final si haces lo que te gusta y eres honrado, los resultados llegarán y tus inversores confiarán en ti. Desde el principio establecí los principios que rigen el Argos (la forma de invertir, el tipo de cartera, la estructura de comisiones…) en la Carta de Lanzamiento y dado que conocía a muchos de los argonautas iniciales, la confianza con ellos ha sido en todo momento la que Buffett recomienda: ofrecer la información que me gustaría recibir si estuviéramos en puestos cambiados… y todo ello dentro de un ambiente casi de familia. La verdad es que una de las cosas más importantes que deben tratar de lograr es que sus inversores sean “del tipo” que ellos necesitan… y no me refiero a que sean más o menos acaudalados- que siempre viene bien, claro- sino, especialmente al carácter de ellos y el entendimiento que tengan de lo que el gestor está haciendo y el porqué. El Argos mantiene una comunicación muy, muy fluida con los argonautas; no sólo a través de cartas mensuales- que creo que es una rareza (aunque ya hacía eso mismo cuando aún estaba en banca privada)-, sino también a través de comunicados de actualización cuando sucede algo relevante o vía whatsapp para atender cualquier duda que les pueda surgir… y cuando es posible, ¡tomar un café con ellos!

Respecto a tu forma de gestionar:

¿Sobre qué activos operas?

Bien, el Argos está diseñado como un “fondo mixto flexible global”… lo que hace que al no ser un fondo puro de bolsa (en teoría) no se nos considere en muchos medios como un fondo value, ya que existe la concepción errónea de que sólo eres value si eres de bolsa. ¡Que se lo digan a Buffett, Klarman, Leithner o tantos otros inversores value! La decisión de diseñarlo así fue consciente porque quería tener la mayor flexibilidad posible a la hora de encontrar valor, de encontrar margen de seguridad. No tenemos restricciones sobre el área geográfica o las divisas, ni sobre el tamaño de empresa, o sobre el tipo de activo u operación; podemos tener bonos- los hemos tenido, aunque ahora ninguno-, operaciones de arbitraje (algunas aún están en funcionamiento), liquidez…. Aunque los estatutos del fondo nos permiten usar derivados (sea para especular o como cobertura), es una restricción personal… no los uso. Generalmente estaremos siempre con una posición en liquidez más bien importante- en estos momentos es del 10% y es “baja” según nuestro histórico medio del 30%- pero no es algo establecido per se… depende, como todo, de las oportunidades de inversión que tenga disponibles.

¿Qué estilo de inversión te define mejor y por qué?

En realidad el estilo es value investing… sin más apellidos. Es cierto que hay una especie de confrontación- que no me gusta nada- entre el llamado deep value y lo que podríamos llamar como buy&hold o en otros términos: estilo Graham o estilo Buffett. Sin embargo yo uso ambos dependiendo de si tengo a disposición una inversión en una compañía net-net (las típicas que se asocian a Graham) o una compunder (asociada a Buffett). Los argonautas hemos ganado dinero con ambas. Personalmente me enfoco más hacia las últimas: empresas excelentes, bien gestionadas, con calidad en sus activos/negocios, con poca o nula deuda y capaces de incrementar su valor intrínseco con el paso de los años, pero si el Mercado me ofrece una empresa mediocre a precios de derribo, por supuesto que la compraré si no hay alternativas mejores. Es una disyuntiva que veo incoherente- el enfrentamiento en sí sobre “cuál es más value”- porque tanto Graham como Buffett, como explico en el último libro “El inversor español inteligente” (homenaje a El inversor inteligente de Graham y a The intelligent australian investor de Chris Leithner), han utilizado ambos estilos y ninguno de ellos ha dicho que “lo otro” no es value investing. En palabras de Charlie Munger, el socio y amigo de Warren Buffett, value investing es comprar una empresa/activo por menos de lo que vale. Eso ya es suficiente para definir un “estilo”.

¿Nos podrías hablar de tu círculo de competencia?

Por supuesto y es una pregunta importante. Es sabido que Buffett ha dicho en repetidas ocasiones que las tres palabras más importantes en el mundo de la inversión son “Margen de Seguridad”… en una de las últimas charlas en Rankia, Alicante y Albacete comenté que, a mi modo de ver, las siguientes tres palabras en importancia son “Círculo de Competencia”. El porqué es sencillo: Invertir implica analizar y comprender una empresa y pagar menos de lo que vale (margen de seguridad)… pero implícito en ello va que uno no puede analizar y comprender- calcular su valor- de algo que no conoce (círculo de competencia). En mi caso, el sector tecnología- en concreto software- y el sector farmacia/salud están claramente fuera de mi círculo de competencia. Por eso, en la inmensa mayoría de los casos sobre empresas de ese tipo no dudo en que tal o cual empresa sean una ganga, pero como no puedo analizarlas y comprenderlas, no arriesgaré dinero de los argonautas en ellas. Por supuesto hay “aspectos” dentro de dichos sectores que son más fácilmente comprensibles… por ejemplo un REIT especializado en hospitales sí estaría en mi círculo de competencia… pero el análisis de un laboratorio o una compañía de software, se quedan fuera.

Explica brevemente tu proceso de inversión.

Bueno, básicamente el proceso consiste en leer. Sé que suena como muy etéreo… pero es eso. A veces- casi siempre más bien- las preguntas suelen ir enfocadas al cálculo matemático del valor: qué tasa de descuento, qué múltiplo, qué estimaciones…. Pero esas son al final la fase más sencilla. Lo complicado es comprender el negocio de la empresa en cuestión y para ello no queda otra (al menos a mí… es posible que otros inversores sean más expertos tecnológicamente y puedan hacerlo de otra forma) que leer, leer y leer. En líneas generales lees las memorias anuales- no de un solo año- que puedas conseguir de la empresa, las cartas del directivo, noticias del sector… en fin todo lo que pueda aportarte una mayor comprensión sobre el funcionamiento de la empresa. Tampoco hay que estar enfocado en la “ultima noticia” en el sentido de que se corre el riesgo de la parálisis en el análisis por tratar de estudiar el último documento de ingeniería…. Somos analistas de negocios, de empresas… no es necesario ser experto en cada detalle de la empresa para poderla analizar. Es lo bueno del margen de seguridad… te da un margen para posibles errores. Necesitas saber cómo gana dinero la empresa y qué riesgos tiene… no necesitas ser el “maestro de ingeniería de la fase 23 de producción del modelo X”… hay veces que ese detalle te lleva a darle más peso a cosas que no importan tanto sobre el valor de la empresa. Una vez que pienso que la empresa me gusta, la comprendo y creo que merece la pena seguir indagando más, ya paso a la fase del cálculo del valor… y aquí también debes ser muy flexible. Hay ocasiones que la empresa está tan barata que no necesitas llegar a un valor muy “matemático” por lo de la exactitud: es más importante saber que algo, siendo conservador, vale “al menos” 10 euros por acción y que la estás comprando a 5, que no calcular que vale 12.38 euros por acción y que la compras a 10.79… en un caso el valor a lo mejor no son exactamente esos 10 euros pero parece que existe suficiente margen como para ganar dinero. En el otro… a lo mejor vale esos 12.38… pero el margen es tan estrecho que como algo salga mal… a lo mejor terminas perdiendo dinero.

¿Cómo sería un día típico?

Bueno, mi día típico creo que es “raro” para otros inversores. Pero siempre tengo en mente que Buffett empezó en su despacho de casa o que Michael Burry gestionaba en bermudas, camiseta y descalzo… yo trabajo desde casa por lo que generalmente mi horario es muy flexible… y suelo trabajar hasta tarde (incluso fines de semana y “vacaciones”… ya que leer leo siempre; me gusta mi “trabajo” ¡qué le vamos a hacer!), básicamente como digo es empezar a leer las noticias del día- diarios electrónicos principalmente-, cartas de otros inversores, memorias de empresas…. En fin todo lo que se os pueda ocurrir. Y entre lectura y lectura, algún libro y si hay ocasión alguna charla con alguno de los argonautas de León o de donde esté en ese momento. Desde luego… las bermudas y camisetas sólo cuando hace buen tiempo que en León ya se sabe que tenemos un clima de cualquier tipo … menos tropical.

¿Por qué te decidiste por ese estilo?

Es curioso que lo preguntes… porque no se suele preguntar “porqué alguien hace algo de esa forma”. En la Carta de Lanzamiento lo explico pero por resumir te diré que es la única forma, el value investing, que tiene sentido para mí. Tanto a nivel de que puede servir para cualquier momento, para cualquier inversor, para cualquier patrimonio y tanto para mercados financieros como no financieros. Cuando encontré a Buffett en 2001 (luego supe, en 2003, que en España había un inversor que hacía value y se llamaba Paramés… pero yo llegué al value investing a través de Buffett), encontré una forma de ver el mundo de la bolsa y la inversión que tenía toda la lógica de lo que yo había estudiado en la Universidad o en el Master de Finanzas del IE. Y no sólo es que Buffett, y el value, fueran totalmente racionales… además era muy divertido (aunque en este caso yo, que soy muy ganso, gano a Buffett… ¡bueno o ahí andamos!) Fue esa lógica de ver un planteamiento que funciona y tiene sentido: comprar algo por menos de lo que vale, lo que me llevó a él. Mi carácter además, en general tranquilo y poco dado al ruido de la especulación a corto, se conforma mucho más al value investing que a otro tipo de estilo o concepto de inversión… y por último, la honestidad del planteamiento: invertir a largo plazo (virtud paciencia), evitar costes innecesarios (virtud ahorro), transparencia con los inversores (virtud veracidad)…. Todo eso me resulta más allegado que otras formas de operar en el mercado. ¡Y además funciona!

¿Qué inversores de este estilo admiras?

Como ya digo, llegué al value a través de Buffett y la mayor parte de los inversores que admiro son casi todos internacionales porque he leído antes y más de ellos y sobre ellos que sobre los españoles. Obviamente Buffett, Graham, Munger, Klarman, Leithner, Pabrai, Spier, Marks, Khan, Schloss, Lynch… entre los españoles obviamente Paramés sobresale, no porque me recuerde a Buffett, que no es así, sino porque su trayectoria le ha ganado un puesto entre los grandes. De los jóvenes por ejemplo tengo mucho aprecio por José Luis Benito de True Value (y él lo sabe), y por Emérito Quintana que acaba de empezar. Hay más, porque la verdad me parece admirable cualquiera que tenga el valor de abrirse al mundo en este sector y decir: esto es lo que hago y lo que he conseguido… y estar dispuesto a admitir las críticas y comparaciones. Creo que en la inmensa mayoría eso ya se merece un respeto porque de los que conozco, todos tienen la ilusión de hacerlo bien y no de conseguir captar dinero. Habrá de todo, es cierto,… pero se ve que me relaciono con los más honestos en ese sentido. Leithner en Australia es un ejemplo y Spier desde Suiza otro.

¿Utilizas las ideas de los analistas? En cualquier caso, ¿de dónde obtienes tus ideas de inversión?

Buffett comentaba en su día que él estaba al lado del teléfono por si sonaba… indicando que estaba esperando que le vinieran las oportunidades. Buffett, obviamente, no hace sólo eso… le encanta estudiar, leer, analizar y buscar… pero a veces… las ideas te llegan. Suelo leer más las cartas de otros inversores para aprender más que para encontrar ideas, pero es cierto que a veces aparecen. Como dice Pabrai- que se considera el mejor clonador de ideas- es el mejor filtro que puedas tener ya que los otros inversores son buenos inversores y sabes que lo que a ellos les gusta, generalmente a ti no te va a disgustar. Es una forma sencilla de encontrar nuevas ideas y no hay que descartar nunca ninguna posibilidad. Afortunadamente en este mundo no es ilegal ni inmoral (otra cosa es que sea de buena educación el decir a quién le debes la idea, como hice por ejemplo con una empresa que encontré a través de Valentum) el copiar ideas de inversión de otros. A veces tienes la suerte de que la compres incluso más barata… en otras no, pero has de invertir no porque tal o cual inversor la tengan sino porque cumpla tus requisitos. En otras ocasiones a través de screeners, de leer sobre una empresa en el periódico, de su competencia, de estar viendo los anuncios en televisión- como me pasó con Garmin hace unos años-, … al final lo que necesitas es estar abierto a cualquier posibilidad de encontrarte con algo (las cajas de Alimerka), ver si esa empresa cotiza y donde (sí lo hacen) y luego analizarla y valorarla… y si tienes margen de seguridad: comprar.

¿Qué casas / blogs / estrategas sigues?

Suelo seguir por ejemplo a John Mauldin y sus cartas semanales, en especial porque me da la posibilidad de acceder a muchos gráficos y a veces citas que me resultan útiles a la hora de escribir las Cartas del Argos, por supuesto a otros inversores como digo… y suelo recibir artículos de ValueWalk, Gurufocus, ZeroHedge…. Y otros.

¿Cómo te influye la opinión del consenso a la hora de tomar una decisión?

Jajajaja…. La verdad es que poco… pero es que soy muy inútil con el tema de la informática y salvo que aparezca una noticia que diga “el consenso estima que…” no tengo ni idea de dónde está el consenso. Más en serio, la verdad es que poco o nada. El mercado, el consenso puede equivocarse más de lo que se cree y aunque duele invertir en una posición y que te estén dando zarpazos continuamente, si tengo la convicción de que yo estoy en lo cierto aprovecharé para seguir comprando. Un caso paradigmático es AUSDRILL una empresa australiana en la que empecé a invertir y se me desplomó un 80%... en ese camino a la baja fui comprando más, y al llegar al -80% doblé posición. Luego empezó a darse la vuelta y ahora no sólo es una de las que más pesa en el Argos es que nos ha generado unas rentabilidades fabulosas. Al final, el consenso se había equivocado y yo tenía razón.

Más respecto a tu gestión:

¿Cuál fue tu mejor día en los mercados financieros?

No recuerdo un día especial… quizás el primero, donde todo comenzó comprando acciones de Ferrovial o, posteriormente, la primera vez que pude comprar una acción clase A de Berkshire Hathaway… me hizo ilusión decirles a los argonautas que ya teníamos UNA.

¿Y el peor?

Tampoco tengo un recuerdo especialmente negativo de un día en concreto. Obviamente he tenido fallos- este año pasado en concreto con una operación de arbitraje que salió horrorosamente mal… por mi culpa, desde luego-, pero no lo veo como un “día malo”… las pérdidas forman parte de la inversión, aunque nadie las quiere por supuesto… y hay que aceptarlas.

¿Qué aprendiste de esos días?

La importancia de la paciencia y la calma, de mantenerte firme en el proceso de inversión y que los errores, aunque duelen, sirven para aprender. Ayer un argonauta me hizo un comentario respecto al fallo que él veía en esa operación de arbitraje que he comentado antes…sin darle toda la razón en que su planteamiento fuera “el error”, para mí- le expliqué- el error real había sido incrementar la posición cuando las condiciones habían cambiado. Lo que el me decía tiene su parte de lógica, pero pienso que he de aprender a cortar pérdidas mucho antes en situaciones de ese estilo. Mientras en otra situación lo veo más claro, en esta situación me ofusqué más de lo debido en tratar de recuperar las pérdidas iniciales.

¿Por qué decides vender una acción que tienes en cartera?

Hay varios motivos y en líneas generales depende del tipo de empresa. Si es una compounder no tengo prisa en venderlas aunque hayan subido mucho… el tiempo les ayudará a seguir agrandando su rentabilidad para nosotros. En otras situaciones básicamente cuando han alcanzado o están muy cerca de su valor (o, siguiendo a Graham, cuando han superado una rentabilidad del 50%). En otras ocasiones a lo mejor tengo una alternativa mejor para el dinero o sencillamente quiero generar liquidez.

Respecto a la gestión en general:

¿Qué cualidades crees que debe tener un buen gestor?

En su día me lo preguntaron en una Reunión de Argonautas (parafraseando a Buffett: nuestro “Guateque de Capitalistas”, ya que no llegamos a su “Woodstock de Capitalistas”) y creo recordar que lo principal era la honestidad: consigo mismo y con sus inversores. Evidentemente debe ser una persona medianamente inteligente y con conocimientos suficientes para hacer su trabajo… pero creo que si no antepone la honradez ante todo, los inversores van a sufrir… aunque ganen dinero.

¿Qué medios consideras necesarios para realizar una buena gestión?

Supongo que con dos manos, cabeza y pies te parecerá poco… pero, la verdad es que poquito más. Yo tengo un ordenador portátil- lo que me permite trabajar desde cualquier sitio (ahora mismo estoy escribiendo desde Asturias en casa de mis suegro donde hemos venido a pasar las fiestas con los niños)-, el móvil y la conexión a internet. Al final sólo necesitas leer como decía… y eso puedes hacerlo desde cualquier sitio. Hombre un buen sillón ayuda bastante a leer en una postura cómoda… pero no es necesario ni siquiera tener un screener- y los hay gratuitos o baratos. No necesitas multitud de pantallas ni estar suscrito a multitud de estudios… ve poco a poco, empresa a empresa. Afortunadamente hay muchísima información libre en internet… y es fácil acceder a las empresas y sus cuentas. Eso sí, dominar el inglés… es básico para invertir en muchas empresas. Pero si tu intención es centrarte en empresas españolas o de Hispanoamérica, el inglés es superfluo.

¿Cómo llevas el aspecto psicológico? ¿Qué importancia le das?

Toda la importancia del mundo… un buen masaje, una amiga que te diga lo bueno que eres…. Jajaja, no, estas dos últimas cosas son en broma. La importancia del factor psicológico es enorme… porque como decía Graham el peor enemigo del inversor es el propio inversor. Es fundamental ser lo suficientemente humilde para aceptar que tu valoración puede estar equivocada y a la vez lo suficientemente “soberbio” (o tozudo) para defender que tú tienes razón y no el Mercado. A menudo se cometen muchos errores porque el inversor no “aguanta” lo que el mercado le dice: unas veces diciéndole que está equivocado por haber comprado una empresa y otras por decirle que está equivocado por no haber comprado otra (ahora mismo a mí me está diciendo que soy bobo de remate por no invertir en Amazon, Google… o cualquier otra de las FAANG). Aguantar esa situación de ir contracorriente es lo complicado.

¿Cómo influyen los cambios del sector (tecnología, regulatorio, etc) en tu trabajo diario?

Si te refieres a cambios en el sector de inversión por si hay modificación regulatoria respecto a tipo de restricciones a la hora de invertir, o porcentajes en una determinada empresa… o a cambios tecnológicos como es el flash trading… la verdad es que poco o nada. Al menos los value no nos preocupa a nivel de qué compramos y a qué precio el que haya sistemas que permitan “ventajas tecnológicas” sobre otros inversores. A nivel ético no me parece lo más correcto, pero eso es distinta cuestión. A nivel regulatorio, los cambios como MiFidII afectan más al sector en cuanto a trato con los inversores finales, más que a nosotros por lo que a la hora de invertir, poco. En mi caso, además dado que la información oficial de la gestora la envía Renta4 y la mía, las Cartas, es quizás exageradamente transparente, creo que vamos por delante incluso de MiFidXXIV… si llegara a venir. Para mí es una cuestión de evitar conflictos de intereses, ponerme en la piel del argonauta y ser totalmente transparente respecto a operaciones, costes y los porqués.

Si la pregunta va más a cómo me afectan los cambios del sector tecnológico a la hora de invertir, diría que complicando el círculo de competencia. La tecnología es un sector muy cambiante y activo y es difícil estimar qué compañías van a tener éxito en los próximos diez años… no me refiero a que no pueda pensar que “Amazon o Google o… van a ser fenomenales y van a cambiar el mundo”… esa no es la cuestión; la cuestión es cuánto debo pagar por ese cambio del mundo, si se produce; cuándo llegará un competidor que aún no ha nacido y que lo desbanque por completo o casi por completo??... ese tipo de situaciones se dan más a menudo en ese sector que en el industrial, por ejemplo. Y hemos de recordad siempre que la primera regla de la inversión es, como dice Buffett, no perder. Y la segunda no olvidarnos de la primera.

En cuanto a la formación:

¿Consideras importante la formación para realizar tu trabajo?

Es fundamental. Fundamental, lo repito. Ello no implica que deba ser una “formación reglada”… a veces es preferible tener la mente abierta y aprender de todo para poder comprender mejor alguna empresa que no ser un especialista y no saber mirar con otras lentes. Yo no sólo leo temas financieros. Leo divulgación científica, leo teología, leo historia….El caso es empezar a leer y no parar… la formación debe ser continua.

¿Estás realizando alguna formación ahora mismo?

En el sentido de regulada u oficial, no; más bien la doy, colaborando con la Universidad de León en algún curso de Extensión Universitaria. En el sentido de seguir leyendo, desde luego…. Además los Reyes Magos me han traído un montón de libros (inversión e Historia, en concreto… nada de novelas) y estoy feliz aprovechando estos días. Buffett dice que hay que leer unas 500 páginas al día… yo creo que estoy entre las 200-300 dependiendo del día, así que aún me queda mucho camino.

¿En qué te gustaría formarte en el futuro?

En idiomas; no solo por el placer de hablarlos, sino porque a veces encuentras empresas alemanas que no tienen la información en inglés o, sobre todo, las japonesas…. Aunque tampoco es necesario invertir en Japón, pero es una forma de ir abriendo la mente y de ampliar las posibilidades. Luego seguir aprendiendo de la Escuela Austríaca de Economía (coincido con Huerta de Soto en que debería ser la Escuela de Salamanca en vez de Austríaca).

¿Cuáles son tus tres libros de mercados financieros favoritos? Sin contar los míos, The Warren Buffett Way de Roger G. Hagstrom que lo hay en edición en castellano y fue con el que encontré a Buffett. Security Analysis de Benjamin Graham, también con edición en castellano y Margin of Safety de Seth Klarman (en inglés)… pero recomendaría muchos más como hice en la bibliografía recomendada en mi último libro.

¿Qué libros de mercados o no te han influido más?

Evidentemente el de Hagstrom ha sido el que me cambió la vida a nivel profesional; El Señor de los Anillos de Tolkien me abrió un mundo nuevo y fascinante. Y por cambiar de tema, uno que me influyó también mucho fue Hermano de Asis de Ignacio Larrañaga- si no recuerdo mal- sobre la figura de San Francisco de Asis… por decirte algún otro más de temas de inversión, When Genius Failed sobre la crisis del LTCM o The Dhandho Investor de Pabrai o El Cisne Negro de Taleb o Enough! de John Bogle… insisto hay muchísimos libros (incluso los de Tarzán de los Monos de Edgar Rice Burroughs).

¿Qué libro tienes ahora mismo en tu mesilla?

El último de Leithner: The Bourgeois Manifesto, que tras The Evil Princes of Martin Place o su primero de The Intelligent Australian Investor, son tres grandes fuentes de sabiduría.

Más allá de los mercados:

¿Qué te gustaría hacer si no te dedicases a la gestión?

Creo que escribir sobre ella!... la verdad es que me encanta mi trabajo. Siempre me ha gustado el mundo de la empresa- provengo de una familia que tuvo una empresa familiar- y siempre me vi interesado por el mundo empresarial.

¿Qué haces cuando no estás pegado a los mercados financieros?

Leo, veo cine, estoy con mi mujer e hijos- no podría haber llegado hasta aquí sin ellos y su apoyo-, nado…

En breve: una película, una serie, una canción.

Lo que el viento se llevó, sin duda. Es eterna y LA PELICULA. Actualmente estamos enganchados a Juego de Tronos, pero si es una que recuerdo con afecto: Los juegos del Mono de Oro… una serie de mediados de los 80 con aventuras en el Pacífico tipo Indiana Jones, graciosa. Canción: The way you look tonight… en la versión clásica cantada por Fred Astaire en la película Swing Time. Es la canción de amor más versionada en la Historia del Cine… y una delicia. Si tuviera que decir otra cuya letra es preciosa: Loving You de Minnie Ripperton… y desde luego Cantando bajo la lluvia (película y canción)… creo que es la canción más perfecta y feliz que el Cine nos ha dado.

Cualquier cosa que queráis añadir o preguntar a Miguel no dudéis en comentarlo, estará encantado de responder a vuestras preguntas. Os dejo su mail: miguel.dejuan@hotmail.com

Un millón de gracias Miguel.


Javier Flórez

@FlorezJav

 

 

 

---

Las opiniones, consejos, ideas, etc que leas en este blog, son sólo opiniones. En concreto las opiniones personales de Javier y de Tomás, no las de ninguna entidad.

Ningún post de este blog tiene en cuenta tus circunstancias personales y nada en este blog puede ni debe considerarse como asesoramiento de ningún tipo.Tampoco deberías considerarlo como una oferta o invitación de compra o de venta de ningún instrumento financiero. Invertir en los mercados no es un juego. Cada día se gana y se pierde mucho dinero y son tantos los factores que pueden influir las valoraciones que es imposible predecir sus movimientos con seguridad.

Podríamos tener exposición ya sea personal o a través de alguno de los productos que gestionamos en las entidades para las que trabajamos, en alguno de los activos que comentamos en el blog.

  1. #1

    jospacand

    Miguel, excelente inversor y mejor persona. Además, el tipo escribe de maravillas. Un argonauta de Sevilla

  2. #2

    Miguel de Juan

    en respuesta a jospacand
    Ver mensaje de jospacand

    Hola Jospacand.... no sé si te tengo localizado a nivel particular, pero envíame un mail o un whatsapp (682808821)... y gracias!!!

  3. #3

    Javiflo

    Miguel es aún auténtico crack. Un lujo tenerle en la vuelta al gráfico. Espero poder seguir aprendiendo de él.

    Mil gracias!!!!!!

Autores

  • TomasGarciap

    Gestor de carteras y fondos de inversión, especialista en divisas y materias primas. Sumo ya más de 11 años de experiencia en el sector financiero, la mayor parte en el Departamento de Análisis, Estrategia y Asesoramiento de un importante banco multinacional. Tengo la suerte de poder combinar trabajo en el sector financiero con actividad docente en varias universidades y centros de negocios. La Vuelta al Gráfico es mi pequeño rincón donde exponer mi opinión puramente personal.

  • Javiflo

    Javier Florez Garcia Javier Flórez es licenciado en Administración y Dirección de empresas por la Universidad de León y Master en Finanzas en Analistas Financieros Internacionales. Comenzó su carrera en entidades bancarias como asesor de banca privada y gestión de inversiones para posteriormente irse a Dublín y trabajar en BMW Irlanda. Ha desarrollado gran parte de su carrera en el grupo BNP Paribas en España primero como analista Macro y actualmente como Analista CIB Europe. Además, Javier ha sido futbolista profesional, en equipos como el Racing de Santander, Cádiz, la Cultural Leonesa o el Atlético Astorga.

Envía tu consulta

Sígueme en Twitter

Sígueme en Twitter

Acerca del blog

Las opiniones, consejos, ideas que puedas leer en este blog, son en todo momento mis opiniones. Esto significa que muchas veces no serán como las tuyas, muchas veces sí lo serán, a veces serán correctas, otras veces equivocadas, pero siempre argumentadas, aunque puede ser que la información (pese a estar recogida de fuentes que considero fiables) puede ser incorrecta o incompleta.
Invertir en los mercados no es un juego. Cada día se gana y se pierde mucho dinero y son tantos los factores que pueden influir las valoraciones de los diferentes productos que existen de inversión/especulación que es imposible predecir sus movimientos con seguridad.
Ningún post de este blog tiene en cuenta tus circunstancias personales y no será en ningún caso una oferta o invitación de compra o de venta de ningún instrumento financiero: si decides lanzarte al mercado basado en cualquier idea aquí vertida es sólo bajo tu responsabilidad.


Sitios que sigo

Creative Commons License
Este Blog está bajo licencia Creative Commons