Rankia Perú
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Reunificación de créditos, dinero rápido
Hipotecas, prestamos, embargos, deudas, rai, asnef, dación en pago, concurso de acreedores, proindiviso

Intereses de demora: No le es aplicable la ley azcarate de represion a la usura

El Tribunal Supremo (la sala de lo civil, sección 1ª), en la Sentencia número 709/2011 de 26 de Octubre, (RJ\2011\7289)ha resuelto que a los intereses moratorios, denominados intereses de demora, no le son aplicables la ley azcarate, ley de represión de la usura.

Fundamentos de derecho

En sentencia de 2 de octubre de 2001 (RJ 2001\7141) , originaria de la resolución del recurso tratado, esta Sala ha declarado: « (...) Un importante sector de la doctrina científica sostiene que, debido a la distinta naturaleza de los intereses retributivos y los moratorios, a éstos últimos no se les debe aplicar la Ley de Represión de la Usura, pues cuando se habla de intereses se hace referencia a los retributivos, ya que hay que contar con el carácter bilateral de la obligación y la equitativa equivalencia de las prestaciones de los sujetos de una relación jurídica que es bilateral, onerosa y conmutativa y cuando los intereses son moratorios no debe olvidarse que su devengo se produce por una previa conducta del deudor jurídicamente censurable, y que su aplicación tanto sirve para reparar, sin la complicación de una prueba exhaustiva y completa, el daño que el acreedor ha recibido, como para constituir un estímulo que impulse al obligado cumplimiento voluntario ante la gravedad del perjuicio que le produciría el impago o la mora.

En definitiva, los intereses de demora no tienen la naturaleza jurídica de intereses reales, sino que se califican como de sanción o pena con el objetivo de indemnizar los perjuicios causados por el retraso del deudor en el cumplimiento de sus obligaciones, lo que hace que no se consideren si exceden o no del interés normal del dinero, ni cabe configurarlos como leoninos, ni encuadrarlos en la Ley de 23 de julio de 1908».

Por otra parte, en el caso, la cuestión debatida se refiere a un préstamo hipotecario firmado por las partes, es decir, un contrato bilateral con deberes recíprocos, donde el abono puntual de las cuotas, en las condiciones estipuladas, constituye la obligación primordial del deudor, que fue incumplida y provocó la utilización de la vía del artículo 131 de la Ley Hipotecaria (RCL 1946\886); asimismo, la inobservancia del pago ha causado los intereses moratorios, convenidos por los contratantes, que conocían expresamente sus respectivas prestaciones, según se desprende de la escritura de constitución de hipoteca obrante en las actuaciones.

Que no sea aplicable la ley azcárate, ley de represión de la usura, no es óbice para la moderación de los mismos en sede judicial, cuando la cantidad pactada excede el interés legal del dinero en una cantidad muy significativa.

Autor del blog