Rankia Perú Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
1 recomendaciones

Marion Mueller

Marion Mueller

OroyFinanzas.com

La inflación parece estar mucho más avanzada de lo que los gobiernos estan dispuestos a admitir. En Alemania la tasa de inflación oficial es del 1,2%, pero esto no parece coincidir con las experiencias de los ciudadanos, ya que la mayoría de los productos que consumen se encarecen en intervalos de tiempo muy reducidos.

Actualmente, los gobiernos de todas las naciones publican estadísticas sobre la inflación que no se corresponden con la realidad. Recientemente, China informó que la inflación en abril fue del 2,4%, frente al 2.1% de marzo. China esgrimió en esta ocasión razones como las malas cosechas, pero la razón es la misma en todas partes, la impresión de dinero sin limite que realizan los bancos centrales de todo el mundo.
 
La tasa oficial de inflación reportada en la zona euro en abril fue del 1,2%. Sin embargo, los alimentos aumentaron en un 2,9% en relación al año anterior, según Eurostat.
 
Existe una página web que se llama hartgeld.com, donde los propios lectores informan regularmente sobre las tendencias de precios. Últimamente se observan aumentos de precios significativamente más altos que los que publica la oficina europea de estadística Eurostat. Las observaciones de los lectores de hartgeld.com en su mayoría procedentes de Alemania y Austria desvelan un aumento espectacular de los precios, frente a la tasa oficial de inflación que pretende crear una impresión muy diferente.
 
Un lector ha señalado que el precio de una pieza de mantequilla de marca había aumentado en un año de 0,75 a 1,15 euros, eso representa un repunte del 53%. Si la tasa de inflación oficial del 2,9% fuera aplicable a los alimentos como la mantequilla, entonces debería tardar 15 años, para que el precio aumentara en un 53%. Las latas de atún en conserva asimismo han aumentado de 0,99 euros hasta los 1,19 Euro un aumento del 20%.
 
Otro lector comenta, que el precio del lavado de coches se ha incrementado en pocas semanas de 4,90 a 7,20 euros, un aumento de 47%. Otro lector escribe,
Un billete normal de bonoloto, válido para miércoles y sábado costaba la semana pasada 13,75 euros, esta semana cuesta 16,00 euros, un 16% de aumento. Al consumidor le cuesta 2,25 € más desafiar a la suerte.
inflacion real oficial
En otro comentario otro lector menciona las facturas de los talleres de automóvil, la mano de obra había aumentado un 19,25%, el aceite para el motor un 16% y el filtro de aceite un 23,25%, en relación al año anterior.
 
Otro comentario de un lector indica que el precio para un corte de pelo simple de hombre sin lavado en diciembre 2012 costaba 12 euros, mientras que a mediados de abril ascendía a 15 Euros, un aumento del 25%. Por 25 kilogramos de la mejor harina un lector hace un año tenia que pagar 17 euros, el precio actual es de 19,50 euros, se trata de un incremento de casi el 15%.
 
Como se puede comprobar, los precios reales se encuentran muy lejos de los índices oficiales de inflación. Lo que es muy evidente es que la inflación es una forma como cualquiera otra de expropiación financiera que están aplicando las autoridades, además de las consabidas subidas de impuestos, compra forzosa de activos, controles de capital o quitas.
  1. #1
    Fleischman

    Hay que tener en cuenta que el IPC no mide exactamente la variación de precios de una cesta de productos iguales. Por ejemplo, si sube mucho el jamón ibérico y los consumidores lo sustituyen por jamón serrano más barato, en el IPC (dependiendo de los ajustes que hagan, pudiendo llegarse en un caso extremo a sustituirse el ibérico por el serrano) no se refleja toda la subida del jamón ibérico (pues lo que se compra ahora es el serrano). En este ejemplo, si todo el ibérico fuera sustituido por serrano, y este no variara el precio, podría darse que una subida del jamón ibérico provocara una bajada del IPC. Esto en parte es lógico (si no, seguiríamos teniendo en cuenta el precio de la carne de ballena, jeje), pero siempre tiene el efecto de bajar el IPC.

    Lo mismo ocurre con los productos tecnológicos (más baratos, mejores prestaciones, más chorradas inútiles para la mayoría) que hacen bajar el IPC a pesar de que a la mayoría le dan exactamente el mismo servicio.

    Por cierto, estos factores hacen subir a la vez el PIB "real" (pues este se calcula en función del IPC).

1 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...