Rankia Perú Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
2 recomendaciones

Marion Mueller

Marion Mueller

OroyFinanzas.com

La ciudad de Detroit, que antaño fue la boyante capital del motor en EEUU y desde hace unos años ha pasado a la pobreza y degradación, intenta dar un vuelco a su situación. El gobernador del estado de Michigan, Rick Snyder, nombró ayer a un abogado que participó en la reestructuración de Chrysler, para gestionar la mayor intervención financiera de una gran ciudad en más de dos décadas. Un abogado experto en bancarrotas tomará las riendas de las finanzas de Detroit.
 
Se trata de Kevyn Orr, un abogado afroamericano que participó en la reestructuración de la fábrica de Chrysler y que aseguró que evitará la bancarrota de Detroit. La ciudad, que en la actualidad tiene 800.000 habitantes, desde 2000 perdió un cuarto de su población, está al borde de la quiebra, lo que se convertiría en la mayor bancarrota municipal de la historia de Estados Unidos.
Kevyn Orr
David Bing alcalde de Detroit le ha cedido todos sus poderes a Orr para que salve la ciudad de la quiebra. Detroit en la década de 1950, era la quinta ciudad más grande de Estados Unidos y tenía cerca de 1,8 millones de habitantes ahora tiene una tasa de desempleo del 18,2%, muy por encima de la tasa media del país, que se sitúa en un 7,7%. Las autoridades municipales han cuestionado la intervención ante los tribunales, sin éxito hasta ahora.
 
Detroit tiene deudas que ascienden a 
15.000 millones de dólares. La agencia de calificación Moody’s  advirtió sobre la “creciente posibilidad” de que la ciudad entre en suspensión de pagos o pida la quiebra “en los próximos doce a 24 meses”.
 
Detroit empezó a pedir dinero prestado para llenar los agujeros del presupuesto en 2005, bajo el gobierno del ex alcalde Kwame Kilpatrick, que gobernó durante siete años hasta 2008. El pasado lunes Kilpatrick fue declarado culpable de corrupción y podría ser condenado a 20 años de prisión.
 
Kevin Orr tendrá la responsabilidad de sanear las cuentas de la más pobre entre las grandes ciudades norteamericanas. Reemplazará los poderes del alcalde con un amplio mandato que incluye la capacidad de renegociar contratos labores con los 48 sindicatos de la ciudad, privatizar servicios y vender activos urbanos. Según comento Orr,
“Mi contrato tiene una duración de doce a 16 meses, pero espero terminar el trabajo antes. Estaré aquí todo lo necesario, es mi compromiso”
El alcalde David Bing, un ex jugador profesional de baloncesto y ejecutivo del acero, afirmó la semana pasada que era inútil resistir la intervención y que intentará trabajar junto a Orr. Sin embargo, el concejo municipal ha llamado a los residentes a oponerse, al decir que el estado está usurpando el derecho de los residentes de Detroit a elegir sus propias autoridades.
 
Tanto Nueva York en el año 1975 como Filadelfia en 1991 fueron intervenidas por sus respectivos estados, pero ninguna se declaró en bancarrota. Calles enteras de la ciudad carecen de luz porque no hay dinero para pagar, se han despedido policías, bomberos y otros funcionarios para ahorrar. En 2012 se redujo el personal policial en un 11,6% a 2.836 empleados. En Detroit se cometieron 411 asesinatos en 2012, un 9% más que en 2011 una tasa de homicidios 10 veces superior a la media nacional y el doble que la de Colombia, según datos la ONU.
  1. en respuesta a Lopee
    #3
    Comstar

    Paul Verhoeven, director de Robocop, imaginaba un futuro donde las corporaciones (y no los gobiernos) gobernaban los territorios. No estamos demasiado lejos.

    La pobreza existe mientras sea algo aceptable en nuestras mentes, pues la pobreza empieza con una construcción mental en nuestras cabezas. El día en que deje de ser aceptable, no existirá más.

  2. #2
    Lopee

    Hace poco leí un excelente reportaje sobre la caída al abismo de Detroit. Cómo pasó de ser un potentísimo músculo industrial de EEUU, a estar peor que en las películas de Robocop. Con manzanas derruídas para que los edificios no se incendien, zonas enteras "abandonadas" a su suerte por no poder prestar los servicios básicos (luz, agua, seguridad,...), vandalismo y saqueo generalizados; y el ayuntamiento pidiendo a sus (pocos y resistentes) habitantes de las zonas "abandonadas" que se mudasen a las zonas donde sí puede prestar esos servicios.

    Además, es muy recomendable por las fotografías que lo ilustran. Es como una Roma moderna, una ciudad llena de ruinas impresionantes, solo que esas ruinas son del S.XX. De hecho, parece ser que se ha generado un turismo especializado en ver estas ruinas modernas.

    Por último, también destacaría cómo dentro de ese mini-apocalipsis que sufre la ciudad, hay personas esperanzadas que se esfuerzan por vivir su vida e incluso mejorar y cambiar la situación.

    http://www.jotdown.es/2013/02/detroit-asi-se-hundio-el-titanic-del-capitalismo-estadounidense/

    1 recomendaciones
  3. #1
    Balta16

    A este paso necesitarán a ROBOCOP. Qué mala pinta tienen la ciudad del automóvil. Una pena

2 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...