4
 
En este nuevo artículo sigo con la secuencia y pondré bajo la lupa la estrategia:Short Strangle. En los siguientes enlaces encontrarás las partes anteriores: Put corta, Covered Call, Credit Spread y Debit Spread. 


Sobre la estrategia 

La Short Strangle (cuna corta en castellano) es uno de mis trades preferidos. Es una operación vendedora de prima neta que se construye mediante la ventade una Put y una Call, con diferentes precios de ejercicio, pero con la misma fecha de vencimiento. En cuanto al concepto: la cuna corta es un trade no direccional que se aplica cuando no esperamos ni alza de volatilidad, ni fuerte desplazamiento en el precio del subyacente. Las primas que obtenemos de las dos opciones vendidas forman el beneficio máximo de la estrategia, sin embargo, ya que se trata de venta desnuda de opciones (sin protección), el riesgo es teóricamente ilimitado. A continuación presentaré una operación Short Strangle que he realizado en mi cuenta hace cuatro meses. 
 

Short Strangle sobre el subyacente /ZB 

La operativa que voy a explicar a continuación fue armada sobre el activo subyacente /ZBX20 – Futuro de bonos de estado EE UU. Como puedes observar en la figura 1., que es el gráfico del subyacente, el día de inicio fue el 24 de agosto cuando /ZBX20 cotizaba a177.28 USD(texto amarillo en la figura) y la fecha de vencimiento fue 23 de octubre (línea blanca vertical). La estructura de este short consiste en vender las siguientes opciones: 1x Call @187 y 1x [email protected] Así, las dos opciones juntas dan un beneficio potencial de 481 USD (con comisiones incluidas) vs. el requerimiento de margen que es de 3617 USD y ofrece una rentabilidad de 13% para los 60 días restantes.

Figura 1: Gráfico del subyacente /ZBX20 y visualización de la estrategia Short Strangle, fuente: plataforma TOS
Figura 1: Gráfico del subyacente /ZBX20 y visualización de la estrategia Short Strangle, fuente: plataforma TOS

 
 En esta operación, había dos posibles resultados: 
 
#1 Beneficio (zona amarilla en la figura 1.): /ZBX20 cotizando entre las Put y Call vendidas (168 ~ 187) al vencimiento, en tal caso, la operación cierra con el beneficio máximo de 481 USD. 
 
#2 Pérdida (zonas rojas en la figura 1.): /ZBX20 cotizando más que 187 o menos que 168 al vencimiento y la pérdida se calcula de la siguiente forma: si el subyacente termina cotizando por encima de la Call vendida: precio del subyacente – prima cobrada – strike de la Call. Y si el subyacente termina cotizando por debajo de la Put vendida: strike de la Put – prima cobrada – precio del subyacente. 

¿Por qué he abierto esta operación? 

Como ya lo he escrito en el párrafo anterior, la cuna corta es una de mis operativas preferidas. Es una estrategia muy eficaz y la suelo aplicar casi todos los meses, generalmente sobre activos subyacentes poco volátiles, como por ejemplo, los bonos de estado. Hablaré más sobre este punto en la parte ventajas/desventajas, pero brevemente, la cuna corta no es una estrategia que se pueda aplicar en cualquier momento sobre cualquier subyacente. Debes tener un concepto sólido de por qué y cuándo aplicar esta operación. Mi concepto está basado en mi práctica, experiencia y el conocimiento técnico-fundamental del subyacente. 
 

¿Cómo ha terminado esta operación? 

Como puedes observar en la figura 1, el subyacente nunca ha amenazado las Put o Call vendidas. Entre el inicio y el vencimiento de la operativa, el precio del subyacente se ha mantenido en un rango bastante estrecho (entre 173 y 178) y, por lo tanto, el día 23 de octubre, ambas opciones vencieron sin ningún valor intrínseco y me he quedado con el 100% de las primas cobradas. Y en la figura 2. abajo, he puesto la captura de pantalla de esta operación un día antes su expiración (22 de octubre) con ambas opciones (Call @187 y Put @168) sin ningún valor extrínseco/intrínseco y con el beneficio latente de 477 USD.

Figura 2: Detalles de la operación Short Strangle sobre el subyacente /ZBX20, fuente: plataforma TWS
Figura 2: Detalles de la operación Short Strangle sobre el subyacente /ZBX20, fuente: plataforma TWS


Ventajas de esta estrategia
 1) THETA positiva: como todas las operativas vendedoras de prima neta, la short strangle también aprovecha la característica principal de las opciones que es la reducción del valor extrínseco. Es decir, las primas de las opciones vendidas van bajando gradualmente (con el paso de cada día calendario) hasta quedar reducidas a 0 en el día de expiración. 
 
2) Posibilidad de cerrar el trade con beneficio antes del vencimiento: la declinación del valor extrínseco de las opciones OTM es fuerte y constante, lo que permite cerrar una cuna corta con el 70-75% del beneficio máximo a pesar que aún puedan faltar 25 – 30 días hasta la expiración. En una iron condor esto es muy poco probable ya que las opciones compradas reducen bastante el valor THETA de la posición. De hecho, esta es una de las razones porque me gusta utilizar el Short Strangle.
 
3) Trading no direccional: este es un punto que ya he explicado muchas veces en mis aportes anteriores. Vender opciones te da el privilegio de generar beneficio sin la necesidad de adivinar la dirección del mercado. El short strangle es un trade delta neutral, el precio puede subir o bajar, pero si en el día de expiración el subyacente permanece entre mis Put y Call vendidas, yo me quedo con el beneficio máximo.
 

Desventajas de esta estrategia

1) Perfil de riesgo: esta operación corre con un perfil de riesgo desfavorable, el beneficio está limitado a las primas cobradas de las dos opciones vendidas mientras que el riesgo es teóricamente ilimitado.
 
2) Gestión de riesgo: es muy fácil abrir una cuna corta, vendes una Put y una Call OTM y en la mayoría de tiempo, ambas opciones vencen OTM. Pero cuando el subyacente va mucho en tu contra, la operación muy rápidamente terminará en pérdida latente ya que la estructura del trade no contiene ninguna protección (esta es la diferencia entre una cuna corta y un iron condor). Poner una short strangle sin ningún plan de control de riesgo es una bomba de tiempo. Antes de iniciar la operativa, debes saber cuándo y cómo intervendrás en caso que el subyacente vaya en tu contra. 
 
3) Volatilidad implícita: el movimiento del subyacente no es el único riesgo. De hecho, en algunas ocasiones el alza de la volatilidad implícita puede causar mayores problemas que el desplazamiento del subyacente mismo. Entonces, en un short strangle no es suficiente controlar el riesgo direccional, sino también la subida de la volatilidad implícita, generalmente a través de la compra de opciones según la dirección del subyacente (alza = call, bajada = put).
 

Conclusión

En este artículo he puesto bajo la lupa la estrategia Short Strangle. Es una operación eficaz y muy rentable a largo plazo, pero no es para todos y para que funcione, debes tener práctica con la gestión de riesgo y con el funcionamiento de las opciones. Frecuentemente me preguntan, ¿cuál es la mejor estrategia de opciones? Bueno, normalmente no me gusta responder a estos tipos de preguntas porque depende de un montón de factores. Pero, si realmente tuviera que elegir una estrategia que considero como “la mejor y la más eficaz”, seguramente sería la short strangle. 
 
Hasta pronto y buena suerte en el trading!
Erik Németh



  1. en respuesta a Lionel_terray
    #4
    15/12/20 02:50
    Hola Bernardo, sí, tal como lo he escrito en el comentario anterior a Delonix, cada estrategia tiene sus pros y contras. Si estas operando con iron condors, las horquillas (y las comisiones) te complicarán la vida y sí..... es así como lo escribiste, aunque haya muchos subyacentes con opciones, solo la fracción de ellos sirve para el trading de spreads. Los índices principales (SPX, RUT), acciones alta líquidas (AAPL, GOOG, BA, NFLX, FB, etc.), ETFs líquidos (GLD, SPY, IWM, etc.) y materias primas (CL, ZB, GC, etc.) Saludos, Erik
  2. en respuesta a delonix
    #3
    15/12/20 02:44
    Hola Delonix, sí... esa es una solución para mermar el requerimiento de margen y el riesgo de un flash crash. Pero si agregas patas compradas al short strangle, el resultado sería un iron condor, no butterfly. El butterfly es: vender PUT+CALL ATM y comprar PUT+CALL OTM. El problema con el iron condor es que se merma la prima y el portafolio THETA. En el caso de los bonos, un iron condor con 5 puntos entre las patas cortas y largas, pej: -P168 +P163 y -C187 +C192, el margen sería de approx. 1.500 - 1.800 USD y un beneficio approx. 200 USD. Con 4 patas la gestión de riesgo se complicaría por la horquilla también. El bid-ask spread en las opciones sobre /ZB es approx. 10 USD/contrato, en un spread eso se duplica. Entonces, cada estrategia tiene sus ventajas y desventajas, para este subyacente, yo prefiero el short strangle. Saludos, Erik
  3. en respuesta a delonix
    #2
    14/12/20 12:00
    Eso mismo pienso yo, y a veces hago un iron condor añadiendo patas compradoras.
    El problema es que gano menos prima y aumento la horquilla, al haber 4 opciones en vez de 2.
    El tema de rolar solo lo he hecho con opciones simples.
    Me temo que va a ser un problema rolar un iron condor 4 + 4 = 8 patas. Más comisiones, y la horquilla puede que sea inasumible.
    Cuando me ha tocado rolar una opción española me he llevado un buen susto con la horquilla y solo era 1 + 1= 2 patas. Por no mirar al tomar la posición las penosas horquillas del MEFF.

    Las opciones USA tienen mejores horquillas, pero creo que para rolar y para muchas patas solo valen las mejores. No vale cualquiera de USA.

    Saludos.
  4. #1
    14/12/20 09:45
    Lo cual lleva a pensar que para quitar uno de sus inconvenientes lo mejor sería ponerle patas compradas (transformación a butterfly), aunque sean lejanas, pero al menos así se elimina en gran parte el efecto de un flash crash con pèrdidas enormes.
    No se si por el subyacente o por qué, pero en acciones de EEUU rara vez me ha dado una butterfly una zona de beneficio lo suficientemente amplia como para merecer la pena.