Rankia Perú Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

Recuerda que los dos pilares del mercado de valores son el financiamiento y la inversión. Por un lado hay emisoras que buscan financiar sus proyectos, y por el otro hay inversionistas que propician su ejecución. Al invertir en Bolsa te conviertes en impulsor de los proyectos más importantes de la economía.

Como inversionista te enfrentas a diversos desafíos. Uno de los principales es invertir en activos con permanencia y rentabilidad. Hacerlo en industrias y empresas que tienen visión y preparación ante el cambio climático representa una estrategia más ganadora a largo plazo.

 

Activos carbonizados

Ten presente que el dióxido de carbono (CO2) es el principal causante del calentamiento global, y lo que debemos buscar es reducir sus emisiones. Desde la Revolución Industrial hemos quemado combustibles fósiles a niveles desmesurados. A través de la combustión del carbón, petróleo, y gas hemos emitido miles de millones de toneladas cada año que se acumulan en la atmósfera y potencializan cambios globales.

Para que visualices mejor el impacto ambiental, actualmente liberamos más de 42 mil millones de toneladas de CO2 anualmente. Tan sólo con nuestra forma de vida, cada uno de nosotros en promedio es responsable de más de 11 kilogramos diarios. Ciudadanos de países altamente industrializados y desarrollados llegan a quintuplicar esa cifra para alcanzar los 55 kg. Si no realizamos cambios significativos en el modo de usar y producir energía, la temperatura media de la atmósfera podría aumentar en más de 3°C rumbo a 2050. Estas cifras pueden parecer insignificantes, pero éste sería el mayor aumento de la temperatura global en los últimos 1000 años1.

Llevando este contexto científico al ámbito económico, puedes darte cuenta de la criticidad que tiene a nivel financiero. En la medida que desastres ecológicos como sequías severas, huracanes más fuertes, inundaciones derivadas del aumento en el nivel del mar, extinción de múltiples especies, y deterioro en la producción global de alimentos se hicieran más presentes, traerían consigo pérdidas financieras constantes. Empresas cuyos modelos de negocios carbonizados cotizaran en Bolsa podrían desatar una cadena destructiva en la que podría existir impago, minusvalía, o transferencia de pérdidas a sus partes interesadas, entre ellas los inversores. Es decir, si una emisora que continuara usando y produciendo energía de la forma fósil convencional en su totalidad sufriera daño patrimonial u operacional como consecuencia del cambio climático, éste se reflejaría en el portafolio de cada uno de sus inversionistas.

 

Economía baja en carbono

Las empresas que están conscientes del cambio climático como la mayor amenaza de todos los tiempos han implementado estrategias de descarbonización como parte de su valor agregado y competitividad para permanecer en el tiempo. Gracias al reforzamiento de los criterios ambientales, sociales, y de gobierno corporativo (ESG por sus siglas en inglés), hoy se ha vuelto una diferenciación nacional e internacionalmente conocer cuáles son las más comprometidas. En México puedes identificar las 29 emisoras más sobresalientes en materia sostenible dentro del Índice ESG, que es resultado del trabajo conjunto entre S&P Dow Jones Indices y la Bolsa Mexicana de Valores.

Estudiando con detalle la dimensión ambiental de cada una de ellas, podemos confirmar que los esfuerzos por descarbonizar la economía nacional provienen de múltiples industrias. Existe una diversidad de proveedores de bienes y servicios que están atendiendo temas ecológicos relacionados como la transición energética, la contaminación, y la gestión de residuos por mencionar algunos. Ejemplos de emisoras y sus acciones concretas son Cemex reemplazando el uso de combustibles fósiles por energía solar en sus plantas de cemento2, Nemak innovando procesos para mejorar la eficiencia de combustibles3, y Kimberly Clark minimizando la generación y maximizando el aprovechamiento de sus residuos generados sin derramar combustibles ni sustancias químicas4.

 

Instrumentos bajos en carbono

Además del conjunto de empresas que están incluidas en el Índice S&P/BMV Total Mexico ESG, hay más que forman parte de la oferta de inversión sostenible para el gran público inversionista. Es importante recordarte que el indicador está exclusivamente conformado por emisoras del sector privado, por lo que los instrumentos que aloja son acciones y FIBRAs. Los otros conjuntos consideran también al sector público, por lo que el abanico se amplía a bonos etiquetados y ETFs.

Dentro de los bonos etiquetados, los bonos verdes y los bonos sustentables son emitidos para mitigar el cambio climático e impulsar el desarrollo sostenible. En México hemos tenido al día de hoy 24 casos de éxito en los que puedes invertir. Entre ellos figuran el primer bono verde en su tipo de Inmobiliaria Vinte para financiar desarrollos habitacionales funcionales con energías renovables, y el más reciente bono soberano sustentable del Gobierno de México que atenderá varios Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), entre los que figuran el de Energía Asequible y No contaminante (7), Industria, Innovación e Infraestructura (9), y Acción Climática (13) en municipios del Sureste de la República. Invirtiendo en ellos puedes impulsar estos proyectos y generar un rendimiento.

Finalmente, los ETFs (Exchange Traded Funds por sus siglas en inglés) representan una opción que reúne activos verdes dentro de una canasta de valores. Anunciados recientemente por la Bolsa Mexicana como una nueva alternativa de inversión en su mercado global, puedes acceder a ellos y sus valores internacionales a través del SIC (Sistema Internacional de Cotizaciones). De los seis nuevos listados, tres están compuestos por bonos verdes, uno más agrupa empresas que impulsan el uso de energías limpias, otro está enfocado en empresas del sector eléctrico que utilizan energías limpias, y el último agrupa a las emisoras mejor calificadas en principios ESG5. Son instrumentos altamente reconocidos, y que tienen el respaldo de más grandes firmas financieras como BlackRock, Societé Générale, Nasdaq, y Vanguard.

 

Conclusión

La inversión baja en carbono es entonces el enfoque de invertir tu dinero en instrumentos, negocios, y mercados que por sus características y esfuerzos medioambientales tienden a reducir la huella de carbono, y son más propensos a permanecer y ser más rentables a lo largo del tiempo. La exposición a la globalización que tienes hoy en día te permite implementar una mejor diversificación. Con esfuerzos que el mercado nacional está haciendo como la Declaratoria de Inversionistas y el activismo por ofrecernos más instrumentos bursátiles verdes, será cada vez democrático y creciente que adoptemos la filosofía de inversionistas responsables.

 

Christian Fernández
Fundador y Manager
Misión Financiera México
[email protected]
www.misionfinanciera.com.mx

 

Te invitamos a contactarnos para conocer más sobre inversión baja en carbono. Impulsamos la cultura, prosperidad, y sostenibilidad mediante contenido y servicios con valor agregado. ¡Acompáñanos en esta Misión!

 

Referencias:

1 https://europe.oceana.org/es/eu/que-hacemos/cambio-climatico-y-energias-renovables/cambio-climatico/mas-informacion/fuentes-de-emisiones-de-gases-contaminant

2 https://www.liderempresarial.com/cemex-apostara-a-la-energia-solar-para-su-produccion-de-cemento/

3 https://nemak.com/sustainability/?sc=0

4 https://www.kimberly-clark.com.mx/data/pdf/sustentabilidad/KCM-MEDIOAMBIENTE2019.pdf

5 https://expansion.mx/mercados/2020/10/20/seis-nuevos-etfs-verdes-mercado-global-bolsa-mexicana

¡Sé el primero en comentar!