Rankia Perú Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
19 recomendaciones

Hola, Buenas Noches: Interesante artículo de Nouriel Roubini y que acabo de leer, de manera que os voy a hacer una traducción de lo más esencial del mismo.

Ciertamente, NUNCA es un buen momento para una Pandemia, pero la Crisis provocada por el COVID-19 ha llegado en un momento particularmente malo para la Economía mundial. El mundo lleva demasiado tiempo a la deriva en una tormenta perfecta que engloba riesgos financieros, políticos, socio-económicos y ambientales, que ahora se están agudizando aún más.

Después de la Crisis financiera de 2007-09, los desequilibrios y los riesgos que prevalecen en la Economía mundial se vieron exacerbados por errores políticos. Por lo tanto, en lugar de abordar los problemas estructurales que reveló el colapso financiero y la Recesión resultante, los Gobiernos en su mayoría siguieron con su particular pateado a la "lata", de manera que han creado importantes riesgos que hicieron inevitable otra Crisis. Y ahora que ha llegado, los riesgos se han vuelto más agudos. Desafortunadamente, incluso si la Gran Recesión lleva a una recuperación mediocre en forma de U este año, una Gran Depresión en forma de L seguirá más adelante en esta década, por varias siniestras razones...

La primera se refiere a los déficits y sus riesgos asociados: Deudas e incumplimientos. La respuesta política a la Crisis del COVID-19 implica un aumento masivo de los déficits fiscales, del orden del 10% del PIB o más, en un momento en que los niveles de la Deuda pública en muchos países ya eran elevados, sino insostenibles.

Peor aún, la pérdida de ingresos para muchos hogares y empresas significa que los niveles de Deuda del sector privado también se volverán insostenibles, lo que podría conducir a incumplimientos masivos y quiebras. Junto con los altos niveles de la Deuda pública, esto asegura una recuperación más anémica que la que siguió a la Gran Recesión de hace una década.

Un segundo factor es la bomba de tiempo demográfica en las Economías avanzadas. La Crisis del COVID-19 muestra que se debe asignar mucho más gasto a los sistemas de Salud, ya que la atención médica universal y otros bienes públicos relevantes son necesidades, no lujos. Sin embargo, debido a que la mayoría de los países desarrollados tienen sociedades envejecidas, la financiación de tales desembolsos en el futuro hará que las Deudas implícitas de los sistemas de Salud y Seguridad Social no financiados de hoy en día sean aún mayores.

Un tercer problema es el creciente riesgo de Deflación. Además de causar una profunda Recesión, la Crisis también está creando una holgura masiva en bienes (máquinas y capacidad no utilizadas) y mercados laborales (desempleo masivo), así como un colapso de precios en productos básicos como el Petróleo y los metales industriales. Eso hace probable la Deflación de la Deuda, aumentando el riesgo de insolvencia.

Un cuarto factor muy relacionado será la degradación de la moneda. A medida que los Bancos Centrales intenten combatir la Deflación y evitar el riesgo de un aumento de las tasas de interés (debido a la acumulación masiva de Deuda), las políticas monetarias serán aún convencionales y de mayor alcance. A corto plazo, los Gobiernos deberán ejecutar déficits fiscales monetizados para evitar la Depresión y la Deflación. Sin embargo, con el tiempo las perturbaciones de suministro negativas permanentes de la Desglobalización acelerada y el proteccionismo renovado harán que la Estanflación sea casi inevitable.

Un quinto problema es la disrupción digital más amplia de la Economía. Con cientos de millones de personas perdiendo sus empleos o trabajando y ganando menos, las brechas de ingresos y riqueza de la Economía del Siglo XXI se ampliarán aún más. Para protegerse de futuros choques en la cadena de suministros, las empresas de las Economías avanzadas reorientarán la producción desde regiones de bajo costo a mercados nacionales de mayor costo. Pero en lugar de ayudar a los trabajadores en el hogar, esta tendencia acelerará el ritmo de la automatización, presionará a la baja los salarios y avivará aún más la llama del Populismo, el Nacionalismo y la Xenofobia.

Esto apunta al sexto factor principal: la Desglobalización. La Pandemia está acelerando las tendencias hacia la Balcanización y la fragmentación que ya estaban en marcha. Los EE.UU. y China se desacoplarán más rápido, y la mayoría de los países responderán adoptando políticas aún más proteccionistas para proteger a las empresas y trabajadores nacionales de las perturbaciones globales. El mundo posterior a la Pandemia estará marcado por restricciones más estrictas sobre movimientos de Bienes, Servicios, Capital, Trabajo, Tecnología, Datos e Información. Esto ya está sucediendo en los sectores farmacéutico, de equipos médicos y de alimentos, donde los Gobiernos están imponiendo restricciones a la exportación y otras medidas proteccionistas en respuesta a la Crisis.

La reacción violenta contra la Democracia reforzará esta tendencia. Los líderes populistas a menudo se benefician de la debilidad económica, el desempleo masivo y la creciente desigualdad. En condiciones de mayor inseguridad económica, habrá un fuerte impulso para convertir a los extranjeros en chivos expiatorios de la Crisis. Los trabajadores manuales y las cohortes amplias de la clase media serán más susceptibles a la retórica populista, en particular las propuestas para restringir la migración y el Comercio.

Esto nos lleva a otro factor: el enfrentamiento geoestratégico entre los Estados Unidos y China. Con la Administración Trump haciendo todo lo posible para culpar a China por la Pandemia, el régimen del Presidente chino Xi Jinping se duplicará en su afirmación de que los Estados Unidos están conspirando para evitar el ascenso pacífico de China. El desacoplamiento chino-estadunidense en Comercio, Tecnología, Inversión, Datos y arreglos monetarios se intensificará.

Peor aún, esta ruptura diplomática sentará la bases para una nueva Guerra Fría entre EE.UU. y sus rivales, no solo China, sino también Rusia, Irán y Corea del Norte. Con las elecciones presidenciales de los Estados Unidos acercándose, hay muchas razones para esperar un aumento de la Guerra Cibernética clandestina, lo que podría conducir a enfrentamientos militares convencionales. Y debido a que la Tecnología es el arma clave en la lucha por el control de las industrias del futuro y en la lucha contra las Pandemias, el sector tecnológico privado de los EE.UU, se integrará cada vez más en el complejo industrial de la Seguridad Nacional.

Un riesgo final que no puede ignorarse es la perturbación ambiental, que como lo ha demostrado la Crisis del COVID-19, puede causar muchos más estragos económicos que una Crisis financiera. Las Epidemias recurrentes (VIH desde la década de 1980, SARS en 2003, H1N1 en 2009, MERS en 2011, Ébola en 2014-16) son, como el cambio climático, esencialmente desastres provocados por el hombre, nacidos de malas condiciones sanitarias, el abuso de sistemas y la creciente interconectividad de un mundo globalizado. Las Pandemias y los muchos síntomas mórbidos del cambio climático serán más frecuentes, severos y costosos en los años venideros.

Todos estos factores enumerados ya se vislumbraban antes de que golpeará el COVID-19 y ahora amenazan con alimentar una tormenta perfecta para arrastrar a toda la Economía global a una década de desesperación...

Y esto ha sido lo más importante del artículo de Roubini. Desde luego, el escenario que nos "dibuja" pone los pelos como escarpias, pero diría que va muy poco "desencaminado"... ¡Veremos!

Saludos.

  1. en respuesta a Sovictor
    #28
    Fernandojcg
    Hola, Sovictor: Interesante comentario el que nos hace y, quizás, sí que le matizaré algunas de las cuestiones que apunta:

    1ª.- Roubini lo que viene a decir es que la Pandemia ha agudizado lo que ya era una pésima situación económico-financiera mundial y creo que hasta ahí casi todos podemos estar de acuerdo. Y lo que es indudable es que hay un antes, un ahora y habrá un después en el COVID-19 y que éste va a dejar una "HUELLA" que será imposible de olvidar durante muchísimo tiempo.

    2ª.- Le recuerdo que buena parte de la última etapa de la Crisis económica venía derivada de la Guerra Comercial entre los EE.UU. y China... que TAMPOCO ha finalizado por lo que estamos viendo en los últimos días. Y se va hacia un mundo BIPOLAR si observamos las alianzas que se están creando: por un lado los EE.UU. y por el otro lado China y Rusia. Alrededor de ellos sus habituales "satélites".

    3ª.- Existe mucho debate sobre si la Deflación es buena o mala. En lo personal, me inclino por la "ortodoxia" que dice:

    - Si la demanda agregada es débil y obliga a las empresas a reducir los precios y sueldos, entonces la Deflación es una señal de debilidad de la Economía. Esa sería la mala Deflación.

    - Si, por el contrario, una caída de los precios de las importaciones (por ejemplo, el Petróleo) causa que la Inflación se vuelva negativa, esto proporciona un impulso a los ingresos reales sin que ello signifique nada adverso sobre el estado de la Economía nacional. Esa sería la buena Deflación.

    4ª.- NO creo que la Globalización haya sido "buena" para Occidente, más bien lo contrario y buena prueba de ello es nuestro país. Y, además, esta Pandemia ha demostrado que unos "simples" fallos en la cadenas de suministros pueden alterar profundamente el funcionamiento normal de la Sociedad. Eso y la INCOMPETENCIA POLÍTICA. No le niego que a nivel mundial haya podido generar mejor bienestar en otras naciones, pero también a costa de bajar el nivel de vida de otras, es decir que en la práctica han entrado menos "gallinas" que las que han salido...

    5ª.- Roubini quiere decir que el Cambio climático favorecerá la expansión de las Pandemias y eso podría ser así... o no. De momento, no tenemos los suficientes conocimientos para inclinarnos por un determinado postulado. Y de lo que NO hay duda es que existe un Cambio climático. Llevo casi 30 años trabajando en los entornos de un parque natural (montaña y mar) y tengo la suficiente experiencia para haberlo contrastado. Otra cosa muy distinta es si el mismo está provocado por el hombre, que indudablemente ensucia y MUCHO, o más bien se trata de un proceso evolutivo del planeta.

    Saludos.
  2. #27
    Sovictor
    Pues mi opinion sobre el articulo de Roubini es que me resulta confuso. Primero, en medio de una recesion creada por la forma en la que la mayoria de los Estados han gestionado la pandemia (la parada voluntaria de una parte importantisima de la produccion de bienes y servicios), hablar de la Gran Depresion de la decada de 2020 como traida por la pandemia u otras formas de desarrollo de la economia mundial, como la globalizacion, o los cambios que impone la digitalizacion , me parece, al menos, erroneo. Sin embargo, estoy totalmente de acuerdo con que los problemas ya se vislumbraban dadas las soluciones que los politicos impusioeron a la salida de la crisis del 2007/8, con una politicas super expansivas y sin cambios estructurales que deberian haber corregido desequilibrios. Tambien me parece confuso relacionar crisis economica ( Depresion) con los cambios geopoliticos que impone el ascenso de China y su relacion con los EEUU. Siempre ha habido superpotencias y ciclos economicos; seguramente lo diferencial, a mi entender es, que vamos a un mundo multipolar (China- EEUU- Rusia) mas que al bipolar que teniamos anteriormente, con una Europa sin alma para jugar ningun papel a escala global. Yo no tengo claro que la deflacion sea mala, si viene causada por un aumento de la productividad ( producir bienes a menor coste por mejora de eficiencia), y no acabo de entender lo que la "ciencia" economica oficial nos trata de vender de que es buena una inflacion del 2%, que es el nuevo target de los economistas oficiales a nivel global. Llevamos bastantes años en los que los Estados funcionan con deficits, por la imprudencia y la ideologia socialdemocrata que nos inunda ya que ningun politico tiene los arrestos de gastar como maximo lo que ingresa,algo que la mayoria de ciudadanos hacemos en nuestras casas todos los dias. Problema politico. No creo que la globalizacion sufra un retroceso , ya que basicamente me parece un proceso beneficioso para todos, de hecho ha sacado de la pobreza extrema a muchos millones de personas en los ultimos veinte años. Si me parece adecuado decir, como hace Roubini, que la pandemia se ha extendido porque no nos hemos preparado, tampoco es una tecnologia inaccesible la fabicacion de mascarillas, EPIS y respiradores, y se ha demostrado que podemos multiplicar las camas hospitalarias en cuestion de dias; mas bien los "expertos"  y " responsables" han estado en la luna.En fin todo tarde, o sea, mal. Por ultimo , relacionar la pandemia con el cambio climatico ya me parece un contrasentido, si suponemos que, en general, a los virus no les gusta el aumento de temperatura, y que por otra parte , tampoco se ha demostrado que el SARS- CoV-2 sea una creacion humana. En esto ultimo yo  quizas tenga menos dudas que en el calculo a 80 años vista que hacen otros expertos, esta vez del clima, de los supuestos desastres que dicen que va a causar el aumento de la concentracion de CO2 en la atmosfera terrestre. Pero eso es otra historia....
    1 recomendaciones
  3. en respuesta a Raul ab
    #26
    Raul ab
    Aqui pone el gráfico famoso... necesita interpretación como todas las predicciones de estos... En todo caso, dice que los bonos se van a desplomar, las acciones van a ir a la nubes (y los metales) como refugio por la perdida total de confianza en lo publico.

    https://www.armstrongeconomics.com/world-news/corruption/how-to-stop-bill-gates-we-need-everyone-to-write-now/
    1 recomendaciones
  4. en respuesta a Fernandojcg
    #25
    Raul ab
    Bueno, no habiendo mala intención, es cuestion de sensibilidades. Pelillos a la mar.

    Para el 2032 es habrá finalizado el reajuste del ciclo que empieza ahora, con una barrida de deuda y cambio de regímenes politicos completos. de aqui al 23 dice que va a ser una cadena de batacazos.
    1 recomendaciones
  5. #24
    Fernandojcg
    Bueno, hoy ya empezamos a ver nuevas "cosas"... El PMI de Servicios se ha ido a 7,1... Un auténtico DESASTRE y que NADIE espere "milagros" en unos años... Pienso que las Bolsas han creado una DISTORSIÓN tan profunda de la REALIDAD que a algunos les va a costar aceptar la que está por venir, porque lo PEOR todavía NO lo hemos visto...

    Saludos.
  6. en respuesta a Lughxxi
    #23
    Fernandojcg
    Ya lo creo que veremos muchas cosas y, desde luego, también a asistiremos a auténticas "montañas rusas" en las Bolsas...

    Saludos.
  7. #22
    Lughxxi
    Cierto. En la economía pasarán cosas y la bolsa fluctuará.
    1 recomendaciones
  8. #21
    Fernandojcg
    Hola, Buenas Tardes: Tampoco en necesario que lo haya dicho Roubini... Varios o bastantes de sus pronósticos tienen la "pinta" de que pueden llegar a cumplirse... Caídas de los PIBs como las que se han dado y las que se avecinan NO auguran NADA "bueno", ni muchísimo menos...

    Saludos.
19 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...