Rogoff, Orwell y Kafka...

1
Este contenido tiene cerca de 4 años

Hola, Buenos Días: He leído un interesante artículo de Raúl Ilargi Meijer publicado en los EE.UU. y voy a sintetizarlo un poco, aparte de añadir algunas opiniones personales.

El Profesor de Harvard y gran maestro de Ajedrez, Kenneth Rogoff ha vuelto a la carga en su lucha contra el efectivo. En esta ocasión ha asumido un papel que recuerda a algo semejante a un "cruce" entre George Orwell y Franz Kafka y que formaría parte del digamos "Teatro del absurdo". Rogoff quiere que los Bancos Centrales tomen el control sobre la vida de las gentes y decidan qué hacer con su dinero. En primer lugar, hacer lo imposible para que guarden su dinero de las políticas desastrosas emprendidas por los Bancos Centrales, de manera que todavía sean más libres para seguir sembrando el Caos.

En "Top Economist" se ha podido leer la siguiente "lindeza" de Rogoff: "Los tipos de interés serán necesarios para la próxima gran recesión o crisis financiera, y los Bancos Centrales deberían hacer más para preparar el terreno para esas políticas. El alivio cuantitativo no es tan efectivo como las tasas de interés de corte cero. Los Bancos Centrales de todo el mundo recurrieron a la creación de dinero en la crisis crediticia para estimular la Economía cuando las tasas de interés ya estaban en el fondo."

En realidad, los Bancos Centrales están propiciando las recesiones y las Crisis. No nos equivoquemos: NO son las personas... Y la próxima gran recesión parece inevitable y en eso Rogoff puede estar acertado, máxime cuando se observan las burbujas inmobiliarias, acciones, bonos, etc., etc. y creadas por los Bancos Centrales a través de las QE y sus equivalentes. Algo que se hará muy visible cuando comiencen a estallar.

Y en otro nuevo artículo publicado en el "Journal of Economics Perspectives", el Profesor de Harvard vuelve a insistir en que los Bancos Centrales deberían comenzar a prepararse ahora para encontrar formas de reducir las tasas a cero para que no se vean afectados por la próxima recesión. Tradicionalmente, los economistas han asumido que las tasas de corte en territorio negativo se arriesgarían a empujar a los ahorradores a sacar su dinero de los Bancos y llevar el dinero -metafórica o literalmente- debajo se su colchón, vamos lo que por aquí conocemos como Bancolchón... Y Rogoff cree que ese es cada vez un riesgo menor dado que las transacciones electrónicas se convierten en una forma estándar de pago en las compras.

Y aquí es cuando surgen varias preguntas: ¿Qué riesgo? ¿El riesgo de que las personas decidan qué es lo mejor para su dinero? ¿De que las personas traten de salvar sus ahorros de una posible quema por las políticas emprendidas por los Bancos Centrales? ¿Qué clase de mentalidad viene con semejante disparate? ¿Quién es Kenneth Rogoff para pensar que él es mejor que el resto de la gente para decidir qué hacer con el dinero que han conseguido? Es evidente que es de género "tonto" no proteger el dinero de las tasas de interés negativas. Por consiguiente, parece que Rogoff parece decidido a crear naciones llenas de "tontos"...

Y Rogoff sigue argumentando: "Tiene sentido no esperar hasta la próxima Crisis financiera para desarrollar planes y, en cualquier caso, es hora de que los economistas dejen de pretender que implementar tasas de interés negativas es tan difícil hoy como lo parecía en el tiempo de Keynes. El crecimiento de los sistemas de pago electrónico y la creciente marginación del dinero en efectivo en las transacciones legales crea un camino mucho más suave a la política de tasas de interés negativas hoy más que incluso hace dos décadas. Los países pueden desechar billetes de mayor denominación para reducir la probabilidad de que el efectivo se mantenga en cantidades sustanciales. Ésta es también una idea potencialmente práctica, porque el efectivo tiende ahora a ser utilizado en gran medida sólo para pequeñas transacciones. Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley también pueden respaldar la idea de reducir el lavado de dinero y la evasión de impuestos."

Lo que tiene sentido es NO crear Crisis. Lo que NO tiene sentido son las tasas de interés negativas. Y las tasas de interés muy bajas ya han destruido BILLONES en los ahorros y las pensiones, y ahora Rogoff dice que los Bancos Centrales todavía deben dar un paso más allá... Es decir, un robo directo. De una forma más insidosa y dañina que el propio lavado de dinero.

Y Rogoff sigue: "La consecuencia clave desde un punto de vista económico es que forzar a los ahorradores a mantener el efectivo en un formato electrónico haría más fácil imponer una tasa de interés negativa. Con las tasas de interés de las políticas ultrabajas de hoy -que se están acelerando en los Estados Unidos y siguen siendo ligeramente negativas en la zona Euro y en Japón-, es preocupante preguntarse qué harán los principales Bancos Centrales si otra recesión global prolongada llegará en breve. La FED recortó las tasas en un promedio de 5,5 puntos porcentuales en las nueve recesiones desde mediados de la década de 1950, algo que es imposible a la baja tasa actual de interés, a menos que las tasas negativas se conviertan en una opción. Eso sería sustancialmente mejor que tratar de usar las QE o la orientación hacia delante como los banqueros centrales han intentado en los últimos años."

Forzar a los ahorradores a mantener el efectivo en el formato electrónico haría más fácil ROBARLO. Los Bancos Centrales podrían dictar que la gente perdiera su dinero en un "x" tanto por ciento cada "x" tiempo...

En fin, empieza a estar muy claro que se debe eliminar el poder político de los Bancos Centrales. No hay nada peor para nuestras sociedades que dejar que un reducido grupo de personas decidan lo que se puede hacer y lo que no se puede hacer con nuestro dinero...

Y mientras no se les quite ese Poder, mejor NO hablar de "Democracia", sino hablar en su lugar de Orwell y Kafka.

Saludos.

 

  1. #1
    18/08/17 22:20