¿Cómo utilizar la regla 50/30/20 para mejorar tus finanzas personales?

¿Cómo utilizar la regla 50/30/20 para mejorar tus finanzas personales?

Si eres de los que llega a fin de mes y te quedas esperando el pago de tu salario, escucha estos consejos para mejorar tus finanzas personales y que te ayudarán a solventar todos los gastos y superar los problemas económicos que afectan tu bolsillo y tu tranquilidad.

¿Cómo utilizar la regla 50/30/20 para mejorar tus finanzas personales?

 

¿Cómo utilizar la regla 50/30/20 para mejorar tus finanzas personales?

A continuación, te explicaremos cómo utilizar la regla 50/30/20 para mejorar tus finanzas personales.

 

¿Cómo hacerlo?

La forma inicial de hacerlo, es que tengas una buena educación financiera y seas moderado en tus gastos, siempre guardando reservas para situaciones o gastos inesperados.

Actualmente, existen muchas reglas o métodos de finanzas que buscan generar una cultura de ahorro, buscando obtener beneficios a través de la moderación y del control de los gastos, una de estas reglas es la 50/30/20.

 

¿Cuál es la Regla 50/30/20?

La Regla 50-30-20 es una fórmula matemática mundialmente famosa, que fue ideada por la ex candidata a la presidencia estadounidense Elizabeth Warren, la cual es conocida como una de las mejores maestras en temas de economía de la Universidad de Harvard y por sus publicaciones relacionadas con las finanzas personales.

 

Cómo debes utilizar la regla 50/30/20

La regla 50-30-20 funciona de manera simple, consiste en usar tres porcentajes de la siguiente manera:

  1. Debes separar e individualizar tus gastos personales, estableciendo los gastos imprescindibles, para los cuales debes destinar un 50%.

Esta idea se basa en liberar gastos, no privarse de ellos, para así sobrellevar posibles crisis o contingencias que puedas sufrir.

En esta categoría debes incluir los gastos de vivienda, alimentación, salud, transporte, servicios públicos y pagos de deudas.

  1. Recuerda invertir en gastos que te otorguen un beneficio, para esto podrás destinar un 30% en el que podrás incluir cenas, películas, eventos deportivos, vacaciones y viajes. Estas inversiones deben ser racionales y por lo general reciben el nombre de gastos flexibles.

  2. El último punto consiste en guardar el 20% como ahorros, por lo cual te recomendamos dejarlos en tu cuenta de ahorros o en un lugar en el que sepas que el dinero va permanecer seguro.

Si consideras prudente puedes usar una o varias cuentas para separar cada porcentaje. No olvides que el ahorro de hoy es una futura inversión del mañana o un valor que te ayudará a cancelar el total de tus deudas.

Una estrategia es realizar tu ahorro teniendo un fin o una meta como, por ejemplo: la compra de una casa o compra de acciones.

 

Recomendaciones al invertir

  • Recuerda que ser organizado financieramente te puede ayudar a prevenir el sobreendeudamiento, evitando siempre los gastos pequeños que serán la clave para poder aplicar esta famosa y controvertida regla.

  • Por otra parte, te aconsejamos que uses plataformas tecnológicas o aplicaciones móviles, las cuales te permitirán clasificar mejor tus gastos y generar alertas sobre los mismos.

  • La elaboración de un presupuesto puede ser aplicado en tu núcleo familiar, lo que contribuirá a que tus hijos vayan aprendiendo la importancia del ahorro y adquieran conocimiento en educación financiera, que será indispensable en su futura vida laboral.

 

Esperamos te haya ayudado este post y puedes aplicar la regla 50/30/20 desde ahora.

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!