Rankia Perú Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
3 recomendaciones

—“La política de la balanza comercial podría ser menos importante hoy en día que durante el periodo cuando el QE era más efectivo”— fueron las palabras de James Bullard, presidente y CEO de la Reserva Federal de St. Louis

Pero existen dos temas que salen a flote aquí: la escasa liquidez actual en los mercados, y el constante incremento en las posiciones cortas sobre el $VIX, adquiridas por los Hedge Funds.

 

A finales de mayo; la polémica sobre la constante acumulación de indicadores de una recesión económica aumentó. Particularmente, la inversión del spread entre los 3M Bills y los 10Y Treasuries puso en relieve la decisión de la FED sobre mantener las tasas de interés en ese nivel.

Históricamente el spread entre ambos activos ha funcionado como un buen indicador sobre la proximidad de un periodo de recesión. Sin embargo, la carencia de temporalidad imposibilita la precisión para saber si dicha recesión ocurrió hace semanas o si está en el horizonte de los dos años. A pesar de esto, posterior a la fecha en que se invirtió, el diferencial se ha mantenido en niveles cercanos a cero.

 

 

Sin embargo, la situación no se presenta como un hecho aislado. La transferencia de capital a activos más seguros se presenta como consecuencia de la preocupación entre inversionistas sobre la política iniciada por la Reserva Federal de los Estados Unidos en 2017, la cual se ha encargado de drenar las reservas de la balanza comercial de la FED.

Posterior al colapso financiero de 2008/09, la Reserva se encargó de adquirir principalmente Mortgage Back Securities e instrumentos del tesoro de largo plazo, con el fin de “extraerlos”, de alguna manera, del sistema económico. Estas tres rondas de Quantitative Easing elevaron las reservas hasta alcanzar los $4.5 trillones de dólares a finales de 2014.

Las reservas se mantuvieron alrededor de ese número hasta que se anunció la normalización para subir las tasas de referencia a lo largo de 2017 y 2018. Dicho incremento se haría gradualmente, con un mayor volumen hacia finales de 2018, lo cual reflejaba un impacto asimétrico, y a su vez, aumentaba la sensibilidad del efecto hacia el final del programa.

Históricamente la balanza de la Reserva Federal ha sido una guía para los inversionistas. Sin embargo, ahora comienzan a cuestionar las decisiones del comité y la necesidad inminente de continuar con el QE para recuperar la liquidez en los mercados, antes que una catástrofe ocurra.

No hace falta irse muy lejos. En mi artículo “Algoritmos: ¿Solución o Estafa?” hablé sobre el desplome de 1,600 puntos ocurrido el 5 de febrero de 2018, y las consecuencias que un algoritmo puede ocasionar. Por lo que la reciente inclinación de los Hedge Funds por posiciones cortas sobre el $VIX, conjugado con la escasa liquidez, presenta una atractiva oportunidad para repetir la dosis, dejando en duda si aprendieron la lección los fondos de inversión y traders que quebraron ese día.

Incluso aún, si el presidente de la Reserva Federal habla sobre un momento donde la teoría económica incapacita el efecto económico que hasta ahora ha tenido, ¿Abre la oportunidad para la integración de nuevos métodos y aplicaciones en la economía sobre unos pilares ya obsoletos?

 

* Cualquier opinión o comentario expresado en el artículo se considera meramente subjetivo por lo que no representa una recomendación de compra o venta.

Twitter: @ericknoriegac

¡Sé el primero en comentar!
Comentar
.
3 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...