blog "IN" Seguro
Desde culturilla general a temas más profundos o de rabiosa actualidad del mundo del seguro

Seguros protección del desempleo

Ante todo os deseo un feliz año 2016.
Después de un tiempo sin escribir, vuelvo a a carga y esta vez os hablaré de los seguros de protección del desempleo.

En estos tiempos en los que se producen más de 1000 despidos diarios y las empresas son más proclives a prescindir de empleados para ajustar gastos y sanear sus balances, es bueno dar a conocer los seguros de protección del desempleo: que son, que cubren y quien los puede contratar.

¿Qué es el seguro de protección del desempleo?

A groso modo, son seguros que cubren el pago de los gastos habituales del domicilio, los préstamos personales, la cuota de la hipoteca o parte de ella.

No obstante son seguros con muchas limitaciones y no todo el mundo los puede contratar.

Condiciones para contratar un seguro de protección de desempleo

Para poder suscribir una póliza de este tipo es condición indispensable ser trabajador por cuenta ajena y tener contrato indefinido así como llevar un mínimo de un año en la empresa.

La edad de contratación no es problema pues la horquilla está entre los 18 y los 60 años.

El contrato a de ser de un mínimo de 20 horas semanales, no obstante hay aseguradoras que, adaptándose a los nuevos tipos de contratos, los aceptan a partir de 15 horas semanales.

El pago de la prima suele ser en un único pago al comienzo del seguro aunque existen aseguradoras, las menos, que aceptan el pago anual renovable.
La prima del seguro depende del importe que se desee percibir en caso de despido (lo normal es entre 500€ y 2000€) y el número de mensualidades de duración (entre 6 y 24 meses).

Este tipo de seguros poseen un periodo de carencia de entre 2 y 6 meses.

Inconvenientes del seguro de protección de desempleo

El gran 'Pero' de este tipo de seguros son las numerosas exclusiones que presentan lo que hace posible no percibir el importe contratado aún habiendo quedado desempleado y con el importe de la prima pagada.
Las principales exclusiones son:

  • Despido procedente.
  • Comunicación del despido antes  de la firma del seguro o en su periodo de carencia.
  • Dimisión o baja voluntaria de la empresa por parte del asegurado.
  • Jubilación anticipada.
  • Despido improcedente pero con indemnización inferior a la que marca la ley (despido pactado).

Como podemos ver son seguros muy útiles pero bastante limitados ya que, por ejemplo, dejan de lado a los autónomos, trabajadores temporales...

En fin, esperemos que no los tengáis que usar nunca pero si desgraciadamente os toca usarlos, espero que este post os sea de utilidad.

Un abrazo a [email protected]!!!

Autor del blog
  • Agalvez76

    Hola, soy Alberto Gálvez, soy postgrado en gestión financiera y aseguradora por la Universitat de Barcelona, estoy rozando los 40 y llevo desde 1996 ligado al mundo asegurador.

Envía tu consulta