¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.

Horticultura Financiera

...para ahorradores e inversores domésticos

La difícil tarea de ser Inversor Doméstico

Hace ya algún tiempo, leí la entrevista que una publicación económica le hizo a un gestor de un megafondo cuya política de inversión estaba basada en la renta variable. Explicaba cómo, sin ningún tipo de escrúpulo, era capaz de romper soportes o resistencias a su antojo, con la única intención de equivocar al “pobre incauto inversor particular” y a los analistas técnicos, para que entrasen o saliesen de los valores que él marcaba. De esta forma conseguía mover las acciones para lucro del fondo que gestionaba. Si este gestor era capaz de hacer eso, pienso yo, los demás inversores institucionales también lo podrían hacer pues, al mover cientos de millones, moverán el Mercado. Efectivamente, así era, así es y, por desgracia, así será.

Lo anterior, que no deja de ser una realidad anecdótica dejando al pequeño inversor como el perdedor del Mercado, me viene al pelo para hablar del papel que nos toca representar a los inversores domésticos, particulares o minoristas. Ya lo he dicho alguna vez: nos toca, simplemente, recoger las migajas de los cadáveres que dejan tras de sí los grandes tiburones financieros.   Leer más

Horticultura Financiera

La horticultura es la disciplina que se ocupa de las técnicas y los conocimientos relativos al cultivo de las plantas de huerto destinadas al consumo. Por otro lado, las finanzas es una rama de la economía que se encarga del estudio de la obtención del capital para su posterior inversión con el fin de rentabilizar los ahorros. A simple vista, se puede decir que una disciplina y la otra se encuentran a años luz. Sin embargo, si se asocian, no parecen ya tan distantes pues las técnicas usadas para obtener buenos resultados tienen cierta similitud.

El horticultor doméstico se afana en la tarea de la preparación de sus huertos para cosechar las mejores hortalizas según la temporada para, en el momento de la recolección, llenarse con la satisfacción de degustar algo criado y cultivado por él mismo. De forma similar, el ahorrador o inversor doméstico se afana en la tarea de buscar el mejor producto financiero para rentabilizar sus ahorros, con el fin de satisfacer sus necesidades financieras en el futuro. La mayoría tienen sus ahorros invertidos en activos financieros de más o menos riesgo, según su intermediario le ha recomendado o según la intuición o forma de invertir de cada uno de ellos. Los beneficios que van a obtener de la huerta van a ser manjares, seguro. Los beneficios que obtendrán de sus inversiones serán los que tengan que ser acordes al acierto de su inversión y, lo principal, según el trabajo realizado para que esos ahorros les renten proporcionalmente al esfuerzo y al trabajo realizado con anterioridad.   Leer más

Autor del blog

  • Toño García

    Gestor de Activos Financieros e Inmobiliarios. Colaborador en www.laopiniondezamora.es y en www.iahorro.com Comprometido con la Educación Financiera. @ToGarMos

Envía tu consulta