Rankia Perú Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
El inmobiliario cotizado ya tiene su propio sector: ¿qué oportunidades nos ofrece?

El inmobiliario cotizado ya tiene su propio sector: ¿qué oportunidades nos ofrece?

En este artículo podemos disfrutar de la opinión de Damien Marichal, gestor de Degroof Petercam AM, que nos hablará del sector inmobiliario dentro del mundo bursátil. Desde la gestora, creen que este segmento es la parte más atractiva dentro del mundo inmobiliario, siendo una gran oportunidad de inversión a largo plazo una vez se ha separado del sector financiero.

                                             Marichal                            Degroof Petercam

 

 

Hasta hace poco, el inmobiliario cotizado era un sector de nicho bajo el radar, que formaba parte del sector financiero. Esto cambió el 31 de agosto 2016, cuando se independizó para pasar a convertirse en uno de los sectores categorizados por Global Industry Classification Standard (GICS), un cambio que sin duda abre grandes oportunidades de cara a la inversión a largo plazo.

En Degroof Petercam AM creemos que este segmento es la parte más atractiva dentro del universo inmobiliario. Hasta ahora, se consideraba demasiado pequeño como para que tuviera su propio sector, por lo que se enmarcaba dentro de la industria financiera pero, debido a su creciente importancia en los mercados de valores mundiales, se ha convertido en el undécimo sector de Global Industry Classification Standard, el primer cambio en este nivel para GICS desde sus inicios.

Aunque no esperamos que este cambio vaya a suponer una revolución para el sector, sí creemos que mejorará la liquidez y generará ideas nuevas para los inversores convencionales. También consideramos que la separación del sector financiero dará más visibilidad al inmobiliario cotizado y contribuirá a atraer más flujos de capital hacia este tipo de activos, que se presentan como una oportunidad para el posicionamiento defensivo.

Hay cuatro factores que convierten al inmobiliario cotizado en un sector atractivo: en primer lugar, cuenta con rendimientos competitivos en comparación con los productos tradicionales de renta fija. En segundo lugar, las previsiones de resultados para las compañías de este sector son optimistas, gracias a la mejora de las condiciones de financiación. Asimismo, se trata de un sector defensivo por naturaleza que ofrece dividendos crecientes. Por último, es un sector que presenta valoraciones atractivas.

Además, el inmobiliario cotizado fue uno de los sectores más beneficiados por las decisiones que adoptó el Banco Central Europeo en primavera (rebajar los tres tipos de interés principales, extender su programa de QE y lanzar una nueva oleada de TLTRO). El actual entorno de bajos tipos de interés ha favorecido una disminución de los costes de financiación, algo positivo tanto para las cuentas de resultados de las compañías como para su capacidad para pagar e incrementar los dividendos que ofrecen a los accionistas.

El inmobiliario cotizado ha demostrado ser atractivo, ofreciendo a los inversores beneficios estables, altos dividendos y flujos de caja consistentes. Esta opción permite invertir en activos de alta calidad sin enfrentarse a los inconvenientes que presenta la inversión directa en activos inmobiliarios. Además, en los últimos 20 años el inmobiliario cotizado registra un retorno anual adicional en torno al 4% respecto al inmobiliario directo, perfilándose como un sector que ofrece estabilidad y una rentabilidad atractiva.
 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar