Rankia Perú Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
M&G: Perspectivas de valoración del fondo M&G Dynamic Allocation

M&G: Perspectivas de valoración del fondo M&G Dynamic Allocation

Juan Nevado y Tony Finding actualizan las perspectivas de valoración de la cartera de su fondo multiactivos M&G Dynamic AllocationLos gestores opinan que los movimientos que han sufrido las distintas clases de activos no han modificado el panorama a largo plazo ni su opinión sobre las clases de activos con mayor potencial al alza: ciertos mercados de renta variable y partes de los segmentos de bonos corporativos y de deuda soberana no occidental. Los gestores siguen sobreponderando la renta variable en su cartera, pero manteniendo un posicionamiento muy selectivo, y esperan unos niveles de volatilidad significativos en los mercados.
 
Según los gestores Juan Nevado y Tony Finding:
"Pese a ser conscientes de la posibilidad de altibajos inesperados del crecimiento, seguimos pensando que ciertas acciones globales ofrecen rentabilidades potenciales más favorables que la renta fija, dado que la inflación permanece baja y permite la aplicación de políticas monetarias muy acomodaticias en la mayoría de los países desarrollados".
M&G Dynamic Allocation
 
 

¿Qué opina el equipo gestor?

  • Aunque los movimientos del mercado en las distintas clases de activos parecieron bastante sustanciales, el panorama macroeconómico global a largo plazo apenas ha cambiado. No hay que olvidar que estos movimientos son limitados desde un punto de vista histórico, teniendo en cuenta cuales han sido las valoraciones de la renta variable y de la renta fija en la ultima década, por ejemplo. Así, de momento no se ha producido ningún cambio de importancia en nuestra evaluación de que clases de activo presentan mayor potencial al alza: principalmente ciertos mercados de renta variable y partes de los segmentos de credito y de deuda soberana no occidental.
  • Las economias regionales se estan recuperando a ritmos muy distintos. Mientras que el panorama económico de Estados Unidos y el Reino Unido ha venido mejorando de forma estable, en otras regiones han vuelto a surgir temores de ralentización económica (especialmente en Europa, pero tambien en China). Por este motivo, y aunque la mayoria de las grandes clases de activos se han acercado a su valor razonable en lo que va de año, sigue existiendo un alto nivel de diferenciación en terminos de valoración (entre ellas y entre valores dentro de una misma clase de activo), sobre todo tras la fase de volatilidad experimentada recientemente. Todavía existen abundantes oportunidades atractivas –en sentido tanto absoluto como relativo– para generar rentabilidades potencialmente favorables.
  • Aún nos sentimos cómodos con la sobreponderación de la renta variable en el fondo (cerca del 48% de la cartera), pero seguimos subrayando la importancia de mantener un posicionamiento cuidadosamente definido en esta clase de activo, concentrado en sectores y regiones que remuneran adecuadamente distintos niveles de riesgo. Nuestras mayores posiciones de renta variable continúan estando en Europa (17%, sobre todo en Alemania, Italia y España), Reino Unido (8%), Corea del Sur (7%) y Japón (5%). También tenemos menores exposiciones a áreas cuya valoración es muy atractiva, pero en las que los fundamentales son más volátiles, como por ejemplo Turquía, Rusia y Taiwán. Al mismo tiempo, cestas de acciones en sectores como petróleo, minería, banca y tecnología ofrecen una exposición muy selectiva, especialmente en regiones donde el conjunto del mercado ha alcanzado valoraciones menos atractivas, como por ejemplo Estados Unidos.
  • El ritmo divergente de crecimiento económico a nivel global significa que cada región se encuentra en una situación muy distinta en términos de política monetaria. Tras una serie de cifras económicas mediocres en Europa, los participantes del mercado han sometido al Banco Central Europeo (BCE) a una creciente presión para que implemente medidas de estímulo adicionales. Entretanto, el tema dominante en el panorama inversor mundial sigue siendo la perspectiva de subidas de los tipos de interés en Estados Unidos (y en el Reino Unido). Aunque consideramos importante no sobreestimar el vínculo existente entre las medidas de los bancos centrales y el cambio genuino de las condiciones económicas fundamentales en el largo plazo, somos conscientes de que las expectativas en torno a la política monetaria seguirán marcando los movimientos bursátiles a corto.
  • Ante tal entorno, no deberíamos esperar una subida simultánea y regular de todos los activos. Prevemos un nivel de volatilidad significativo en los mercados globales, susceptible de presentar distintos riesgos y oportunidades a las que estar atentos. Como siempre, buscamos posibilidades de extraer valor mediante una cartera diversificada a nivel mundial, posicionada en un abanico de áreas con valoraciones todavía favorables. Por ejemplo, y pese a haber estado recortando la exposición a la deuda soberana convencional desde comienzos de año, en septiembre iniciamos una posición nueva del 3% en bonos gubernamentales australianos, financiada mediante la posición de liquidez del fondo. Estos títulos –que ofrecen una de las mayores rentabilidades en los mercados desarrollados– han sufrido una fuerte caída recientemente.
  • Como en el caso de la renta variable, la renta fija ofrece oportunidades para los inversores selectivos. El fondo tiene posiciones largas en ciertos bonos soberanos que ofrecen una rentabilidad superior (ponderaciones objetivo: 11,5% EE.UU. a 30 años, 5% México a 30 y a 10 años, 4% Sudáfrica a 5 años, 3,5% Portugal a 5 años, 3% España a 10 años, 3% Australia a 2 años, 2% Brasil a 2 años y 1,5% Malasia a 3 años) frente a posiciones cortas en otros bonos con una remuneración más baja (10% EE.UU. a 5 años, 7% Alemania a 30 y a 5 años, y 7% Japón a 10 años). Como consecuencia de los saldos de efectivo que compensan estas posiciones cortas considerables, la posición neta de liquidez ronda el 36%. Por consiguiente, esta cifra de efectivo representa una asignación de activos muy dinámica, y no una decisión de inversión de mantener liquidez en cartera.
  • Por lo que respecta a divisas, seguimos infraponderando el euro (con una posición cercana al 63%) frente al dólar, la libra esterlina y ciertas divisas emergentes.

M&G Dynamic Allocation posiciones

¡Sé el primero en comentar!
Comentar