Rankia Perú Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

Fidelity: el futuro de la automatización robotizada

fidelity

Los sucesivos avances tecnológicos están acentuando el atractivo económico de la automatización y la robótica para muchas empresas en un creciente número de sectores. Aunque el desplazamiento de puestos de trabajo por el uso de robots podría plantear algunas objeciones, creemos que las empresas, los inversores y la sociedad sin duda se beneficiarán a largo plazo del mayor uso de la automatización y los robots. 
 
Ray Kurzweil (escritor, científico, inventor, futurólogo y director de ingeniería en Google), nuestra intuición sobre el futuro es lineal, pero la realidad de la tecnología de la información es exponencial, y eso marca una profunda diferencia. Si doy 30 pasos linealmente, llego hasta 30, pero si doy 30 pasos exponencialmente, llego hasta 1.000 millones
La automatización (el uso de máquinas automatizadas para procesos de fabricación o de otro tipo) lleva con nosotros varias décadas, al menos desde la década de 1950 en el caso de la fabricación de automóviles. Con el tiempo, los avances tecnológicos han permitido una automatización más sofisticada, con máquinas que no solo pueden hacer lo mismo una y otra vez, sino de formas cada vez más inteligentes, lo que dio lugar al concepto de los robots. A veces se hacen tentativas para establecer una distinción estricta entre automatización y robots, en función de criterios tales como la multifuncionalidad, la posibilidad de reprogramación y la capacidad de reaccionar ante estímulos externos. Sin embargo, opinamos que recurrir a categorizaciones rígidas puede hacer que se pierda de vista el argumento general de que la automatización y la robótica son, en esencia, dos manifestaciones de la misma corriente, la "automatización robotizada", como preferimos denominarlo. 
 

fidelity suministro robots

 

Como muestra el gráfico anterior, la automatización robotizada ha experimentado un crecimiento muy fuerte en la industria y las manufacturas durante la última década; así, en 2013 se alcanzó un máximo histórico de 179.000 robots industriales instalados, lo que supone un 12% más que el año anterior y casi el doble que diez años antes. Creemos que la fuerte tasa de crecimiento de la automatización robotizada en la industria probablemente continúe durante los próximos años gracias a la mejora de la viabilidad económica y a varios factores favorables. 
 

Beneficios funcionales de la automatización robotizada

Como se resume en el diagrama anterior, la automatización robotizada ofrece varios tipos de ventajas a las empresas. Expresado en términos generales, los robots ofrecen la posibilidad de fabricar productos más rápido, más barato, con mayor seguridad, con menos errores / periodos de inactividad y con una calidad superior que las personas. En teoría, estas ventajas pueden traducirse en menores costes de explotación o precios de venta más altos (si se mejora la calidad), lo que, a su vez, debería traducirse en mayores márgenes de beneficios. 
 
fidelity ventajas automatizacion
 

 

Mejora de las variables económicas de la automatización robotizada

Aunque la automatización robotizada puede ofrecer la multitud de mejoras funcionales que hemos mencionado anteriormente, para una empresa la decisión siempre va a depender del análisis del coste y los beneficios. En concreto, en un entorno empresarial la elección estará entre más mano de obra o más capital (en este caso, robots). Mientras que la mano de obra tiene menos costes iniciales, suele tener costes corrientes considerablemente mayores. Por otro lado, el capital suele tener más costes iniciales, pero muchos menos costes corrientes. Obviamente, cuanto mayor sea el coste relativo de la mano de obra, más atractiva será la inversión de capital. 
 
El punto clave aquí es que si bien los costes de mano de obra casi siempre se incrementan a lo largo del tiempo, los costes de muchas soluciones robóticas tienen muchas probabilidades de descender con el tiempo debido a la mejora de la tecnología. En el mundo de la informática, por ejemplo, la ley de Moore dice que el número de transistores de un circuito integrado se duplica cada dos años; aplicado a los consumidores, vemos que esta ley se traduce en que los ordenadores caros de gama alta son cada vez más baratos. Creemos que en muchas áreas de la automatización robotizada debería darse una dinámica no lineal similar por la cual las soluciones serían económicamente más viables para un mayor número de empresas a lo largo del tiempo. 
 

Factores que impulsan el desarrollo de la robótica

Creemos que la creciente implantación de la automatización robotizada también debería encontrar apoyo en tres factores clave: la tecnología, la demografía y China. 
 
Tecnología: Como hemos señalado anteriormente, el progreso tecnológico no lineal es probablemente el motor más importante para la adopción de la robótica. A medida que va mejorando la tecnología, mejoran las funciones y el coste de la automatización robotizada debería descender, haciéndose económicamente más viable para empresas no sólo del sector industrial, sino también de otras áreas. Aparte de las mejoras en aspectos como la velocidad de los procesadores y los sensores, pensamos que existen tres avances tecnológicos que deberían ser especialmente relevantes para la industria de la robótica: 
  • Los sistemas uniformes de mensajería, entre los que destaca Robot Operating System, una plataforma gratuita de código abierto desarrollada por la Open Source Robotics Foundation. Dicho en pocas palabras, este software hace posible que se interconecten y colaboren diferentes áreas de la ciencia robótica, lo que reduce considerablemente una barrera práctica para el progreso. 
  • Los avances en la impresión en 3-D, que facilitan y aceleran el paso de los nuevos conceptos robóticos de la fase de diseño a la de prototipo y producción. 
  • El desarrollo de la informática en la nube, que, en esencia, amplía las capacidades de los robots multiplicando de forma cómoda y barata el acceso a la información. 
La demografía, un área donde casi con toda seguridad la proporción entre la población activa e inactiva seguirá cayendo en muchos países a medida que vaya aumentando la esperanza de vida y el envejecimiento de la población. Dado que habrá menos trabajadores para sostener de forma efectiva a las generaciones mayores, la necesidad de mejorar la productividad será cada vez mayor y el despliegue de la automatización robotizada ofrece una forma obvia de abordar este problema. 
 
China, cuya economía se ha desarrollado y ha provocado como tendencia clara una fuerte inflación salarial. Aunque, en un sentido, este hecho apoya los esfuerzos de las autoridades para reducir la dependencia de las exportaciones e impulsar el consumo interno, la erosión de la tradicional ventaja en costes laborales de China, sumada a las expectativas de mejora constante de la calidad, son desafíos de primer orden para muchas empresas chinas. 
 

fidelity china

Una forma ideal para que China suba por la escala del valor añadido y ataje la pérdida de competitividad de sus manufacturas por las subidas salariales es a través de una mayor adopción de la automatización robotizada. De hecho, ya se están dando pasos en esta dirección; así, las ventas de robots industriales en China se ha duplicado en 2013 hasta 36.000 unidades. A pesar de ello, la densidad de robots de China (el número de robots por cada 10.000 habitantes) es de 20 aproximadamente, cifra aún muy alejada de los países más avanzados, como Japón, Alemania y Corea del Sur, donde la densidad oscila entre 270 y 400. Según la Federación Internacional de Robótica (IFR), se necesitará poner en marcha alrededor de un millón de nuevos robots en China durante "los próximos años" para que el país se ponga al nivel de los líderes. 
 

El auge de las máquinas: ¿un motivo de inquietud para la sociedad?

Posiblemente el aspecto más controvertido de la automatización robotizada es el desplazamiento de la mano de obra humana. A medida que los robots vayan siendo más eficaces, baratos y omnipresentes, probablemente desplazarán un número cada vez mayor de puestos de trabajo, lo que creará malestar en algunos círculos y probablemente desencadene respuestas poco favorecedoras de las autoridades. 
 
Sin embargo, aunque podrían resultar inevitables ciertas perturbaciones del mercado laboral, creemos que las ventajas colectivas a largo plazo de la proliferación de robots deberían ser superiores a las pérdidas. Así debería ser, sobre todo, si se combina con un mejor acceso a la educación y a la capacitación. En el plano de los productos, una mayor robotización debería conseguir en última instancia una mayor calidad y unos artículos más baratos que ayuden a elevar el nivel de vida. En el plano de las empresas, la reducción de los costes y el aumento de los beneficios pueden liberar capital para invertir en otras áreas, lo que debería desembocar en creación de empleo y más innovación. Se prevé que los ingresos del sector industrial se dupliquen de aquí a 20201, por lo que parece que la propia industria de la robótica debería seguir creando más empleos. Por último, también cabe señalar que desde la revolución industrial, la historia está repleta de ejemplos en los que la población activa mundial ha respondido eficaz y creativamente ante la aparición de nuevas tecnologías que desplazan la mano de obra. 

 

Robots no industriales

La automatización robotizada ya está ampliamente implantada en varios sectores industriales; así, los fabricantes de automóviles y de electrónica son de lejos los mayores usuarios de robots. Sin embargo, hasta la fecha el despliegue en las actividades no industriales ha sido mucho menor. Una razón fundamental para ello es que los entornos industriales suelen estar muy estructurados y tienen necesidades tecnológicas relativamente gestionables.
Según un reciente informa de CLSA elaborado por Henrik Christensen, de Georgia Tech2, un 90% de los robots industriales actuales carecen de los sensores dinámicos, el control, el procesamiento de decisiones, la movilidad y las funciones de interacción humana que se necesitan para hacer algo más que ejecutar ciegamente instrucciones programadas con antelación en entornos estáticos relativamente bien estructurados.
Además, dado que las áreas como la producción de automóviles y la electrónica generalmente fabrican en masa, a menudo puede ser económicamente viable crear los tipos de entornos estructurados que se adaptan a las tecnologías robóticas disponibles. 
 
Sin embargo, dado que la tecnología generalmente avanza de forma no lineal y habida cuenta de los rápidos progresos en áreas como los sensores dinámicos, la interacción humana y la inteligencia artificial, la expansión generalizada de la robótica en sectores no industriales es sólo cuestión de tiempo. De hecho, un término cada vez más utilizado para designar los robots más autónomos, más inteligentes y, por lo tanto, más capaces de interactuar con las personas es el de robots "de servicio" o "de servicios profesionales". Por el momento, este área de la robótica sigue siendo muy minoritaria y relativamente poco accesible para la inversión, como indican los datos de la IFR, que revelan que las ventas totales de robots de servicios profesionales ascendieron a 3.400 millones de dólares en 2012, mientras que las ventas de robots de "servicios personales" orientados al mercado de consumo (como aspiradoras y máquinas cortacésped autónomas) fueron de tan solo 1.200 millones de dólares. Estas cifras contrastan con los 25.000 millones de dólares en que está valorado el mercado de los robots industriales, que incluye el software, los periféricos y la ingeniería de sistemas relacionados con ellos. 
 
fidelity robots servicios profesionales
 

Robots de servicios de nueva generación

Aunque las ventas actuales de robots de servicios son bajas comparadas con los las ventas de robots industriales, a medio-largo plazo esta área probablemente será donde se produzca algunos de los avances tecnológicos e innovaciones más impresionantes. Además, a medida que los robots de servicios vayan siendo más sofisticados, podrían difuminarse las fronteras y podría ocurrir que las formas más exitosas de robots de servicios cruzaran a la esfera industrial en forma de "asistentes" robóticos, por ejemplo. En nuestra opinión, entre los sectores más prometedores desde el punto de vista del desarrollo de los robots de servicios, están los siguientes: 
 
Comercio electrónico/logística: Puesto que las ventas por Internet no dejan de crecer, el comercio electrónico es una potente tendencia que sigue revolucionando el sector de la distribución. Entre los principales atractivos del comercio electrónico está la eficiencia en costes. Al no tener que disponer de tiendas, las empresas que venden en Internet pueden ofrecer precios más competitivos a los clientes. La atención a los recortes de costes y las ventas en grandes volúmenes hace que los distribuidores en Internet estén más motivados para automatizar. 
 
Dado que la inmediatez y la comodidad son otros de los grandes atractivos de la compras por Internet, muchos de los actores líderes han invertido grandes sumas para hacer más ágiles sus cadenas de suministro, sobre todo utilizando la automatización robotizada en almacenes gigantes. 
 
De hecho, al convertirse en expertos en estas áreas, muchas de las empresas de comercio electrónico más grandes están mejorando su rendimiento sacando el máximo partido a la necesidad de contar con servicios logísticos externos, hasta el punto de que algunas empresas comienzan a parecerse a operadores logísticos. 
 
Atención sanitaria: En un área con tanta importancia económica y social como es la atención sanitaria, los robots ofrecen un gran potencial para mejorar los resultados haciendo posibles nuevos procedimientos médicos y prestando asistencia a los ancianos. Por ejemplo, en el campo de la cirugía el uso combinado de robots con las últimas tecnologías de imagen médica podría hacer posibles operaciones más precisas con menores costes. Para ilustrar su atractivo potencial, si los robots realizaran el 10% de todas las intervenciones quirúrgicas, se podrían ahorrar 6.000 millones de dólares. 
 
Defensa: En cuanto a la defensa nacional, en países como EE.UU. es cada vez más evidente que muchos de los grandes riesgos operativos están relacionados con los medios asimétricos que emplean los oponentes. Una forma eficaz de reducir al mínimo la ventaja asimétrica del enemigo es a través de un mayor uso de la tecnología robótica. Un buen ejemplo de ello son los miles de vehículos terrestres no tripulados y teledirigidos que han sido usados profusamente en Irak y Afganistán para desactivar artefactos explosivos. En fechas más recientes, el ejército estadounidense ha conseguido algunos grandes éxitos con sus programas de drones aéreos no tripulados en lugares como Pakistán o Yemen. 
 
En 2013, el ejército estadounidense también puso en marcha su proyecto de traje ligero de asalto táctico, un exoesqueleto robótico a lo "Iron Man" diseñado para aumentar las prestaciones de combate de los soldados. Las ya cuantiosas inversiones militares en estos tipos de tecnologías probablemente aumenten en el futuro y resulta bastante concebible que los avances en este terreno tengan múltiples aplicaciones en el mundo civil. 
 
Minería: La minería está aumentando su complejidad técnica debido al descenso de la calidad de la producción y la creciente necesidad de trabajar en entornos cada vez más difíciles donde los costes de extracción y los riesgos para la seguridad son mayores. En este contexto, la cada vez mayor integración y automatización de las operaciones mineras ofrece una solución potencialmente muy buena que puede elevar la intensidad de la extracción y, al mismo tiempo, mejorar la seguridad y acelerar la cadena de suministro. Por ejemplo, el programa "Mine of the Future" del gigante minero Rio Tinto se ha fijado como objetivo automatizar tantas operaciones mineras como sea posible y hacer que los ingenieros controlen a distancia todo el proceso en centros de mando centralizados desde el que accionan perforadoras automatizadas y camiones y trenes sin conductor que transportan la producción dentro y fuera de las explotaciones. 
 

fidelity transporte mercancias

Agricultura: Uno de los retos cruciales de la civilización moderna es producir suficiente comida para alimentar a una población mundial que crece con rapidez. A pesar de caracterizarse generalmente por entornos altamente estructurados (un factor que sabemos que ha sido un motor clave de la automatización en los sectores industriales) y una automatización creciente, la contratación de técnicas sofisticadas de automatización en la agricultura ha sido sorprendentemente baja hasta la fecha. Sin embargo, a la vista del aumento de la demanda de productividad y las mejoras tecnológicas en áreas como la navegación por satélite y los sensores climáticos, creemos que es muy probable que esta situación cambie en el futuro. Por ejemplo, los agricultores en naciones con sectores agrarios más avanzados y productivos, como EE.UU. y Canadá, ya están experimentando con sistemas más autónomos en diferentes áreas, como drones aéreos para regar y fumigar pesticidas y tractores que se conducen solos para plantar y cosechar. 
 

Encontrar a los ganadores: ejemplos de acciones

En cuanto a la tarea de encontrar empresas que puedan beneficiarse del crecimiento estructural de la automatización robotizada, si bien los robots de servicios ofrecen un ingente potencial a largo plazo, las inversiones más accesibles hoy en día todavía se encuentran fundamentalmente en el sector industrial. En concreto, dentro de la automatización robotizada industrial se puede hacer una distinción general entre los grandes conglomerados industriales con presencia en todo el mundo, para los que la automatización y la robótica forman parte de un conjunto más amplio de áreas de negocio, y los proveedores "puros" de soluciones de robótica industrial. Más allá de ello, también se puede establecer una tercera clase de empresas con una exposición menos directa que no pertenecen a ninguno de los otros dos tipos industriales principales. 

 

Conglomerados industriales: En el ámbito de los conglomerados industriales, entre las empresas a las que otorgamos puntuaciones más altas desde una perspectiva integrada y que pensamos que también ofrecen niveles razonables de exposición a la automatización industrial y la robótica están la francesa Schneider Electric, la suiza ABB, la alemana Siemens y la estadounidense GE . 

Los actores de automatización industrial "puros": En lo que respecta a los actores de automatización industrial "puros", entre los probables ganadores a largo plazo están las japonesas Fanuc y Yasakawa Electric, la alemana Kuka y la estadounidense Rockwell Automation. Aunque comparten diversas características positivas, estas empresas también tienen rasgos únicos que les pueden dar una ventaja en áreas concretas. En el caso de Rockwell, por ejemplo, la empresa ha hecho mucho hincapié en extraer toda la utilidad posible a los datos recogidos por los sistemas de 
automatización industrial, consiguiendo con ello mejorar el diagnóstico en tiempo real, el mantenimiento y la supervisión remota. 
 
Otras apuestas relacionadas con la robótica: En la categoría de "otras apuestas", encontramos una gama más difusa de empresas que ofrecen formas de exposición más indirectas al tema de la automatización industrial. Por ejemplo, TE Connectivity es uno de los fabricantes líderes mundiales de conectores electrónicos, por lo que debería beneficiarse del crecimiento de la automatización robotizada, porque muchas plataformas industriales dependen de sus conectores. 
 
En una categoría totalmente propia estaría Google, que merece mención aparte. Aunque su fuente principal de ingresos es claramente el motor de búsquedas líder mundial, la empresa ha sido un inversor especialmente prolífico en proyectos empresariales relacionados con la robótica (al menos ocho inversiones de este tipo sólo en 2013). La nueva división de robótica de Google, que supervisa todas estas adquisiciones, está dirigida por Andy Rubin, un destacado entusiasta de la robótica y el creador del sistema operativo para teléfonos móviles de Google, que él bautizó con el nombre de "Android". Atendiendo también a su impresionante historial de innovación, combinado con los ingentes recursos y conocimientos a su alcance, el programa de robótica de Google parece estar en disposición de ofrecer lo que podrían ser los avances en robótica más espectaculares de los últimos años. 

 

Conclusión

Impulsadas por factores clave como la optimización de las tecnologías, la evolución demográfica y los progresos de China, las variables económicas de la automatización robotizada están mejorando rápidamente para un creciente número de empresas y en más sectores y actividades. Sin embargo, a corto plazo creemos que las oportunidades de inversión más viables seguirán encontrándose en el sector industrial, donde la automatización robotizada ya está muy consolidada. En un horizonte más lejano, a medio-largo plazo, los continuos avances tecnológicos deberían hacer posibles robots más autónomos, más inteligentes y, por lo tanto, más capaces de interactuar con las personas, lo que debería dar lugar a un rápido crecimiento de los "robots de servicios profesionales". En nuestra opinión, entre los sectores que más podrían beneficiarse en el futuro de las novedades en este ámbito son el comercio electrónico, la atención sanitaria, la defensa, la minería y la agricultura
 
En cuanto a su impacto social, parece plausible que la mayor adopción de la robótica se traduzca en perturbaciones a corto plazo en el mercado laboral, pero creemos que los beneficios colectivos a largo plazo, en forma de innovación y productos más baratos y de mayor calidad, deberían ser superiores a las pérdidas. 

 

  1. en respuesta a Franz

    Gracias por pasar el enlace, es curioso poder observar gráficamente la importancia de la tecnología en los principales sectores económicos.
    Saludos.

  2. en respuesta a Pablo_gestión

    Interesante libro el que propones para leer.
    Un saludo.

  3. en respuesta a noircolors

    La verdad que en cuanto a la automatización robotizada cada uno puede tener una opinión sobre su futuro, ¿cual es tu opinión?
    Gracias por pasar el enlace en el cual podemos observar diferencias a la opinión de Fidelity.
    Un saludo.

  4. #4
    Pablo_gestión

    ...Jeremy Rifkin: "El fin del trabajo"...
    Un saludo.

  5. #3
    Franz

    La tecnología es una gran apuesta cara al futuro la cual avanza estrepitosamente y efectivamente debemos de beneficiarnos de estas atractivas oportunidades económicas que se nos presentan día a día.
    http://www.fundspeople.com/noticias/fidelity-la-automatizacion-y-la-robotica-que-empresas-representan-las-mejores-oportunidades-148415
    http://www.youtube.com/watch?v=olwl8TNCQGk
    Saludos

  6. en respuesta a noircolors
    #2
    noircolors

    Que por cierto me quedé a mitad de post, gracias por el artículo, muy interesante!.

  7. #1
    noircolors

    Curiosamente hace unos meses salió una artículo sobre Toyota diciendo justamente lo contrario,
    http://qz.com/196200/toyota-is-becoming-more-efficient-by-replacing-robots-with-humans/