Rankia Perú Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
Fidelity: Leyendo las hojas de té de la tercera Asamblea Plenaria de China

Fidelity: Leyendo las hojas de té de la tercera Asamblea Plenaria de China

Fidelity
En esta Perspectiva, el gestor de carteras de renta fija asiática Bryan Collins analiza el posible impacto de las reformas anunciadas tras la tercera Asamblea Plenaria del Partido Comunista de China. Aunque los mercados seguirán sin conocer en detalle los cambios en las políticas del gobierno hasta el momento de su aplicación, es evidente que los gobernantes chinos han dejado claro qué destino quieren para el país y eso es, en sí mismo, positivo para los inversores en bonos. 
 
 

Una cita con el destino 

 
El comunicado más detallado publicado el 15 de noviembre tras la disolución de la tercera Asamblea Plenaria por fin dio a los mercados algo sólido a lo que hincar el diente. En líneas generales, las áreas más importantes de lo que se ha dado en llamar "la Decisión" han sido bien recibidas. El marco delimita algo parecido a un "objetivo último" en diversas áreas en las que las autoridades van a centrarse en los próximos años. Para los inversores, esto confirma que existe un compromiso claro para aplicar reformas en un amplio abanico de cuestiones que son importantes tanto para el pueblo chino como para el mundo en general y que sólo cabe ver como progresos. 
 
Las reformas tendrán un impacto generalizado y los diferentes elementos afectarán a unos grupos más que a otros y en diferentes plazos, pero, en conjunto, se ven como algo que marca una dirección clara que hace avanzar a China por el camino del desarrollo, el crecimiento y la integración en el mercado internacional. Uno de los pilares de esta agenda de reformas es el fomento de las fuerzas de mercado y la reducción del papel del estado. 
 
El nuevo rumbo de China debería tener repercusiones generalizadas, desde una menor influencia en la fijación de precios de productos básicos hasta una flexibilización de la política del hijo único, pasando por el refuerzo de los derechos de propiedad y amplias reformas de la legislación del suelo. 
 
 

Reformas de los tipos de interés y la moneda 

 
El cambio del proceso de fijación de los tipos de interés en China ya ha arrancado y, ya sea por el desarrollo reciente de un tipo interbancario (CHIBOR), el lanzamiento de un tipo de interés preferencial basado en el mercado a finales de octubre de este año o la eliminación de los controles sobre los tipos de interés de los préstamos bancarios, podemos estar seguros de que las autoridades van a continuar en esta dirección. 
 
Los objetivos de mayor liberalización de los tipos de interés y de fomento del cambio y la convertibilidad del yuan (RMB) apoyarán el desarrollo acelerado de los mercados cambiarios y de capitales de China como destino de inversión viable y duradero. Con el tiempo, el régimen de cuotas para invertir en China terminará siendo innecesario y, en este sentido, el banco central de China (PBOC) ya ha señalado en un anuncio realizado el 19
de noviembre que el régimen de cuotas para inversores institucionales extranjeros cualificados va a desaparecer en el futuro. 
 
La liberalización de los tipos de interés hará que se avance hacia unos precios más basados en el riesgo en los mercados de capitales y, por lo tanto, hacia una valoración más sofisticada del riesgo. Como hemos sostenido desde hace bastante tiempo, China necesita mejorar la valoración del riesgo crediticio, sobre todo en el área de las empresas estatales, y la liberalización del mecanismo de fijación de los tipos de interés debería contribuir a ello. 
 

Empresas estatales y liberalización 

 
Las prioridades en esta área son el transporte, los servicios públicos y la energía, donde actualmente la nota dominante es la fijación centralizada de los precios. En el futuro, el objetivo es que las fuerzas del mercado desempeñen un papel más importante en la fijación de los precios de estos artículos de primera necesidad. La liberalización en la mayoría de los sectores (salvo los que figuran en una lista de excluidos) promoverá la iniciativa privada sin necesidad de contar con la aprobación previa del gobierno. Haciendo hincapié en una competencia más justa y una regulación más sólida, el objetivo de facilitar la creación de empresas terminará reduciendo el peso de las empresas estatales en varios sectores clave. Estas reformas, junto con el objetivo de desarrollar la protección de los derechos de propiedad en China, deberían actuar como un potente motor para el desarrollo a largo plazo de las fuerzas de mercado y deberían reducir el peso de las empresas estatales en la economía. 
 

Reforma de la hacienda pública y el sistema de seguridad social 

 
Los deseos de reforma de la administración central y local probablemente tengan amplias repercusiones para las cuentas de los gobiernos locales. Los cambios en la financiación de los gobiernos locales van a crear algo parecido a un mercado de bonos municipales y, por lo tanto, fomentarán una mayor transparencia y responsabilidad presupuestaria a escala local. La introducción de tributos sobre bienes inmuebles podría reducir en parte la
volatilidad de los precios y también mejorar la estabilidad de los ingresos de las administraciones locales. 
 
Por otro lado, se aborda la reforma de los "hukou" (permisos de residencia para los que emigran de las zonas rurales a las urbanas), una cuestión ampliamente debatida y un problema que viene de largo, y se flexibiliza la política del hijo único, de tal forma que se permitirá un segundo hijo si ambos progenitores eran hijos únicos. A corto plazo, las reformas en los tipos de interés, la moneda y la hacienda pública probablemente copen los 
titulares, mientras que la flexibilización de la política del hijo único también es algo factible a corto plazo. Esto debería seguir alentando a los inversores interesados en los mercados de bonos chinos y reforzando el potencial de internacionalización del yuan.
 
Junto con las iniciativas para crear zonas de libre comercio y el deseo de reducir las barreras a los negocios transfronterizos en Asia, la internacionalización del yuan y unos tipos de financiación más transparentes son socios naturales. 
 

La clave reside en cómo se ejecute 

 
Es evidente que la agenda de reformas resultante de la tercera Asamblea Plenaria hace avanzar a China hacia un modelo económico "occidentalizado" y hay poco en la "Decisión" que se pueda señalar como negativo. Sin embargo, la ejecución de las reformas es lo que nos dará la verdadera medida de su calado real y, por ello, habrá incertidumbres en torno a los plazos y la magnitud de algunos de los cambios hasta que realmente se lleven a la práctica. La historia nos demuestra que, aunque son corrientes positivas a largo plazo, la liberalización y las reformas financieras han traído algunas consecuencias negativas a corto plazo, como vimos en la crisis de las entidades de ahorro y préstamos en EE.UU., la crisis escandinava de la década de 1990, la crisis bancaria de Corea entre 1997 y 1998, etc. Así pues, habrá cierto grado de incertidumbre en el mercado conforme China vaya avanzando en sus iniciativas. Sin embargo, ahora tenemos una manifestación clara del rumbo que quieren seguir los gobernantes chinos y eso es algo que el mercado ve en última instancia como favorable. 
 
Las cuestiones relacionadas con la tercera Asamblea Plenaria deberían ser bien acogidas por los inversores en bonos asiáticos, ya que generalmente estos apuestan por el crecimiento continuo del mercado e insisten en la importancia del análisis y los precios basados en el riesgo. Las reformas en el ámbito de las empresas públicas y la liberalización de los tipos de interés, junto con un acceso más sencillo al mercado interno y denominado en yuanes para los inversores, deberían en última instancia propiciar una mayor transparencia de los riesgos y los precios. El aumento de los flujos de capitales hacia instrumentos denominados en yuanes y la mejora de la liquidez deberían ser bien recibidos. Entretanto, seguirá siendo muy importante realizar un examen cuidadoso y un amplio análisis ascendente para determinar las valoraciones y los riesgos, como tanta veces hemos señalado. 
 
Bryan Colllins
Bryan Collins, gestor de carteras de renta fija asiática
Fidelity Worldwide Investment
 
¡Sé el primero en comentar!
Comentar