Rankia Perú Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

Renta fija: Más allá de la deuda pública

 
Los bonos han sido tradicionalmente la primera parada para los inversores en busca de rentas. Sin embargo, la deuda pública ofrece ahora rendimientos bajos desde una perspectiva histórica, en un momento en que el riesgo-país ha experimentado un incremento generalizado. El concepto “sin riesgo” se ha resquebrajado y ha obligado a los inversores a replantearse sus arraigadas percepciones sobre la naturaleza del riesgo.
 
Aunque se ha producido una reducción drástica en el segmento de deuda pública con estatus AAA, los rendimientos de los bonos degradados no han aumentado de forma considerable. De hecho, la demanda de activos considerados seguros ha sido intensa, lo que ha tirado a la baja de los rendimientos de los bonos estadounidenses y alemanes y ha elevado el precio de la seguridad. En la periferia de Europa, donde el precio del riesgo se ha revisado espectacularmente al alza, la experiencia ha sido la contraria. Aunque los problemas actuales que sufren los gobiernos terminarán moderándose, creemos que el proceso durará varios años.
 
 
 

Algunas entidades han aumentado la duración para potenciar los rendimientos.

El riesgo-país y el riesgo corporativo fueron identificados como los riesgos clave para las carteras por las entidades que entrevistamos. El siguiente fue el riesgo de tipos de interés. Algo menos de la mitad de las entidades encuestadas había elevado la duración en una o más estrategias de bonos para mejorar la renta de sus inversiones. Las aseguradoras asiáticas eran las más contundentes a este respecto y eso podría responder a diferentes tratamientos reglamentarios y a la capacidad de algunas entidades de mantener un bono hasta vencimiento sin tener que contabilizar a precios de mercado las pérdidas no realizadas a corto plazo. El incremento de la duración entre algunos inversores institucionales se refleja en la posición relativamente alta que ocupa el riesgo de tipos de interés.
 
La posición relativamente baja del riesgo de liquidez es interesante: aunque ahora tal vez no sea prioritaria para los inversores, si las condiciones financieras se deterioraran rápidamente debido a nuevas convulsiones financieras o gubernamentales, la liquidez volvería rápidamente a ser el riesgo primordial para los inversores.
 
Por fortuna, la renta fija nunca había sido una clase de activo tan amplia y profunda como ahora y existen muchas oportunidades para que los inversores encuentren rentas atractivas sin sacrificar la calidad, centrándose en emisores de calidad y adoptando un enfoque flexible de la inversión en bonos que evite el riesgo de concentración de los índices de referencia generales. Creemos que existen dos enfoques que merecen consideración en este dinámico entorno de riesgo: centrarse en los mejores emisores y alejarse de los índices de referencia generales con importantes concentraciones de riesgo. Abordamos estos dos enfoques bajo estas líneas. 
 

Priorizar la calidad: Carteras con los mejores emisores.

¿Dónde deberían buscar los inversores rendimientos más atractivos y un mejor perfil de riesgo-recompensa?
Un simple ascenso por el espectro de riesgo crediticio hasta los bonos corporativos es un movimiento que puede justificarse por la buena salud general de los fundamentales empresariales. Sin embargo, aproximadamente la mitad del universo de inversión en Europa pertenece al sector financiero, inmerso actualmente en una gran agitación. Esto está animando a algunos inversores a considerar los bonos de alto rendimiento y las acciones.
 
El precio de los CDS de algunas empresas farmacéuticas y tabaqueras internacionales sugiere que invertir en estas compañías es tan seguro como invertir en muchos gobiernos. No obstante, muchos inversores buscan una cartera de bonos con menor volatilidad, lo que implica hasta cierto punto sustituir las asignaciones de activos tradicionales gestionadas de acuerdo con índices de referencia de deuda pública y generales basados en las ponderaciones de mercado.
 
Las carteras basadas en “los mejores emisores” pueden ampliar sensiblemente el universo de las “inversiones refugio”: en primer lugar, diferenciando entre los títulos de deuda pública e invirtiendo únicamente en países con cuentas saneadas, como Canadá y Australia; en segundo lugar, incorporando los bonos de la máxima calidad crediticia emitidos por multinacionales sólidas.
 
Estas empresas se benefician de un alcance internacional en lo que respecta a los riesgos normativos nacionales, así como sólidos flujos de caja y balances saludables. Ofrecen un perfil crediticio con menor riesgo que muchos estados y permiten a los inversores compensar la concentración del riesgo-país.
 
El enfoque de los mejores emisores requiere contar con amplios recursos de análisis crediticio de gobiernos y empresas, así como un diseño de carteras inteligente.
 

Concentraciones de riesgos y alejamiento de los índices de referencia generales.

Los índices generales de bonos y los fondos referenciados a ellos ahora acarrean importantes riesgos de concentración dentro de la deuda pública. Alrededor de la mitad del riesgo del Bank of America Euro Aggregate Bond Index procede de los bonos de estados mediterráneos. Pero lo más preocupante es que la naturaleza de ese riesgo muestra una elevada correlación, ya que si un país de la periferia europea abandona el euro, se elevan las probabilidades de contagio. Los índices de referencia tradicionales basados en las ponderaciones de mercado ya no reflejan las necesidades de los inversores en este dinámico entorno de riesgo, y eso aconseja claramente el uso de índices de referencia alternativos y enfoques estratégicos. 
 
En nuestro informe anterior, El camino hacia la inversión sin restricciones (enero de 2012), analizábamos el uso de alternativas a los índices de referencia ponderados por capitalización en renta variable y planteábamos las ventajas de los enfoques sin restricciones que se centran en el riesgo absoluto en lugar del relativo. En el panorama de la renta fija, las vulnerabilidades de los índices generales han salido a la luz con la crisis financiera y eso ha mostrado a las claras las ventajas de cambiar a mandatos más flexibles, estratégicos y sin restricciones.
 
 
Mientras que los índices de referencia generales basados en las ponderaciones de mercado siguen acaparando la mayor parte del mercado de bonos, esperamos que en el futuro se conceda una mayor atención a los índices de referencia de alta calidad con ponderaciones alternativas. Probablemente despierten mayor interés las carteras de bonos menos restringidas que pretendan equilibrar el riesgo y la rentabilidad a medida que los inversores vayan alejándose de productos que les exponen a gobiernos y entidades endeudados. La divergencia de rentabilidades de las clases de bonos en los últimos años pone de relieve el beneficio potencial de aplicar a las carteras un enfoque flexible, menos restringido y estratégico.
 
 
El próximo lunes 6 de Mayo a las 18:00 horas en la Bolsa de Valencia se realizará la conferencia "Gestión activa en un mundo de tipos de interés bajos" con Antonio Salido, Director de Marketing y Comunicación de Fidelity para España y Portugal; y moderada por Enrique Roca. ¡No te pierdas esta oportunidad! Apúntate gratis a la ponencia del próximo 6 de Mayo de Fidelity, las plazas son limitadas.

 

Quiero asistir

 

 
  1. #1
    berebere

    Me he tomado la molestia de buscar en la red de dónde se había fusilado esta información y la he encontrado:

    https://www.fondosfidelity.es/static/pdfs/informes-fondos/Fidelity_needactiveFI_Feb13_ES.pdf

    Creo que sería interesante indicar la fuente para aquél que quiera leerse el informe completo.
    Un saludo.

    1 recomendaciones