Rankia Perú Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

Fidelity: ¿Cómo hacer una cartera a largo plazo?

Para cada persona y para cada etapa de la vida existen diferentes inversiones, así que plantéese las siguientes preguntas antes de invertir:  

  • ¿Durante cuánto tiempo pretendo invertir?
  • ¿Cómo decido la combinación de acciones, bonos y efectivo? 
  • ¿Con cuánta frecuencia debería revisar mi cartera?

En esta sección examinaremos los cuatro grandes tipos de activos en los que puede invertir: acciones, bonos, efectivo e inmuebles. Le mostraremos las ventajas y riesgos asociados con cada opción para que pueda decidir cuáles son las mejores para usted. La mayoría de los inversores opta por combinar estos tipos de activos a la hora de configurar su cartera.

Estas clases de activos se comportan de manera muy diferente. Aunque nuestros estudios revelan que a largo plazo las acciones se comportan mejor que el efectivo, los bonos y los inmuebles, cada clase de activo puede ser adecuada para una etapa diferente de la vida. Estas diferentes inversiones conllevan diferentes riesgos, como también diferentes niveles de rentabilidades potenciales, tal y como se muestra en la siguiente tabla: 

Rentabilidad, riesgo y duración de las inversiones

Fidelity ofrece a los inversores acceso a las cuatro clases de activos a través de fondos de inversión. Cuando elige un fondo, la sociedad gestora no sólo compra el activo por usted, sino que también puede combinar diferentes clases de activos dentro del mismo fondo. Así, ya no tiene que depender de la evolución de una única empresa o clase de activo y el riesgo se reparte. 

Renta variable

Invertir en renta variable (también conocida como acciones) significa comprar una parte de una empresa y ser partícipe de sus éxitos o decepciones como co-propietario.
 
El precio de las acciones de una empresa puede fluctuar por diversos motivos, como unos malos resultados, las condiciones del mercado, las opiniones de los inversores y las variaciones en los tipos de cambio. Por este motivo, la renta variable posee un riesgo más alto que el efectivo o los bonos, pero generalmente presentan las mejores perspectivas de revalorización si se puede invertir durante varios años y se reinvierten los rendimientos que se generen.
 

 

Ventajas

  • La renta variable puede apreciarse de forma considerable 
  • Cuando una empresa es rentable normalmente paga dividendos y estos pueden crecer a medida que lo hacen los beneficios; normalmente estos pueden reinvertirse o distribuirse en forma de renta
  • La renta variable tiende a comportarse mejor a largo plazo que los bonos, el efectivo y los inmuebles

Consideraciones

  • La renta variable también puede depreciarse de forma considerable 
  • Resulta muy difícil predecir qué pasará a corto plazo
  • Los dividendos pueden reducirse si la empresa atraviesa dificultades

 

Fondos de renta variable

Los riesgos asociados con la inversión en acciones pueden reducirse si se invierte a través de un fondo de renta variable, mediante el cual un gestor profesional selecciona un conjunto de títulos de forma que el inversor depende menos de la evolución de una única empresa.

También significa que el inversor no tiene que elegir las empresas adecuadas para invertir, sino que puede confiar en los conocimientos y experiencia del gestor del fondo para seleccionar aquellas empresas que en su opinión registrarán un mejor comportamiento.

Las mayoría de fondos de renta variable pertenecen a una de las siguientes categorías:

  • Fondos de acumulación: su objetivo es la revalorización del capital a largo plazo. El gestor selecciona empresas que ofrezcan el potencial de revalorización más alto.
  • Fondos de reparto: su objetivo es generar una renta atractiva para los inversores. El gestor del fondo intentará seleccionar aquellas empresas que paguen dividendos periódicamente. Sus cotizaciones suelen ser menos volátiles que las de otras empresas. 

Renta fija (bonos)

Los bonos son títulos emitidos por empresas (bonos corporativos) o gobiernos (en España, Letras del Tesoro, Obligaciones del Estado y otros activos similares) con el fin de conseguir financiación. Son instrumentos que prometen devolver el dinero en una fecha específica y pagar un tipo de interés fijo hasta entonces. 
 
En general, invertir en bonos se considera una opción menos arriesgada que invertir en acciones. Hasta la fecha, ningún gobierno español se ha visto nunca en la situación de no poder devolver el dinero adeudado a los inversores. Sin embargo, con los bonos corporativos existe el riesgo de que la empresa no pueda devolver el préstamo o hacer frente al pago de intereses.

 

 

Ventajas

  • El interés se fija con antelación y se paga periódicamente
  • El valor de un bono en el mercado puede subir
  • El pago de los intereses de los bonos es una prioridad mayor para las empresas que pagar los dividendos de las acciones

Consideraciones

  • El emisor del bono puede verse en la imposibilidad de hacer frente al pago de los intereses o devolver el préstamo
  • El valor de un bono en el mercado puede bajar

 

Mercado monetario (efectivo)

El efectivo se considera la forma de inversión más segura. Las cuentas en bancos y cajas de ahorros pagan intereses periódicos y ofrecen un acceso relativamente fácil al dinero. Son una buena alternativa para el dinero que pueda necesitar a corto plazo, pero en el largo plazo su potencial de crecimiento es menor que el de las acciones, los bonos o los inmuebles.

Además, su dinero puede sufrir los efectos de la inflación y los impuestos. Por ejemplo, si su cuenta corriente o depósito le renta un 5% pero la inflación se sitúa en el 2%, entonces sólo está ganando un 3% en términos reales. Como sus ahorros están también sujetos a impuestos, esa rentabilidad se reducirá aún más. 

Ventajas

  • Sus ahorros disfrutan de una elevada seguridad
  • Puede recuperar su dinero rápida y fácilmente
  • Siempre recibirá el interés

 

Consideraciones

  • Los tipos de interés suelen ser variables
  • Sólo se puede acceder a los mejores tipos de interés con condiciones especiales o con grandes sumas
  • Algunas cuentas pueden penalizar al titular si no se notifican previamente los reintegros
  • La inflación puede erosionar el valor de sus posiciones en efectivo: no perderá dinero, pero su valor en términos reales se verá afectado

 

Fondos monetarios -o de efectivo-

Los fondos monetarios utilizan los ahorros conjuntos de muchos inversores para beneficiarse de mayores tipos de interés, los cuales no suelen estar disponibles para inversores particulares.

Fondos inmobiliarios

La mayoría de las personas que han comprado una vivienda se darán cuenta de que los inmuebles son una buena inversión a largo plazo. Los precios de la vivienda subieron notablemente durante los últimos años, aunque recientemente han caído con fuerza. Algunas personas también optan por invertir en otros inmuebles, como apartamentos en alquiler o residencias de vacaciones.

 

Ventajas

  • Los precios de la vivienda pueden subir espectacularmente
  • Un inmueble es un lugar para vivir o para conseguir ingresos por alquiler

 

Consideraciones

  • Los precios de la vivienda pueden caer y el valor de los inmuebles es más una cuestión de opinión que un hecho
  • Los gastos hipotecarios y de mantenimiento pueden ser altos
  • Puede haber periodos en los que el propietario no pueda encontrar inquilinos adecuados
  • Probablemente se tengan que inmovilizar grandes cantidades de dinero en cada inmueble
  • Vender un inmueble puede llevar tiempo y eso puede plantear problemas si se necesita el dinero con urgencia

 

Véase la gama de fondos de Fidelity

¡Sé el primero en comentar!
Comentar