Rankia Perú Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

Estrategia de Banca March: Marzo 2013

 

La revolución del grafeno ya está entre nosotros 

El 5 de octubre, hace ya más de dos años, el Comité Nobel de la Academia de las Ciencias de Suecia anunciaba que el Premio Nobel de Física de 2010 recaería sobre Andre Geim y Konstantin Novoselov, dos científicos rusos de la Universidad de Manchester, por sus experimentos sobre una lámina de carbono que da lugar a un material conocido como grafeno o monocapa de grafito. 
 
Si bien la estructura de este material fue descrita hace más de 80 años, el grafeno fue aislado por primera vez a temperatura ambiente en 2004 por estos dos científicos rusos. Han sido posteriores investigaciones las que han demostrado las extraordinarias propiedades de este material, nunca encontradas antes en ningún otro, y que pueden suponer una nueva revolución en industrias tan variopintas como la electrónica de consumo, telecomunicaciones, aeronáutica, fotovoltaica o la medicina. Son tales las expectativas en torno a este material, que se habla de que tiene potencial para llegar a cambiar por completo nuestras vidas. 
 
Son muchas las explicaciones científicas que podemos encontrar sobre la composición del grafeno; definiciones del tipo “El grafeno es un alótropo del carbono, un teselado hexagonal plano formado por átomos de carbono y enlaces covalentes que se generan a partir de la superposición de los híbridos sp2 de los carbonos enlazados” pero, para entendernos entre nosotros, simples mortales, podríamos describir el grafeno como una lámina de carbono en la que los átomos se disponen en un patrón regular hexagonal (como un panal de abeja), similar al grafito, pero de un único átomo de espesor. 
 
Una vez tenemos una imagen en nuestra cabeza de lo que estamos hablando, la siguiente pregunta a responder es cuáles son las propiedades que lo hacen tan especial. Podemos destacar que es extremadamente ligero (1m2 pesa tan sólo 0,77mg), casi completamente transparente, muy resistente, flexible y denso, impermeable, se comporta como el cobre a la hora de conducir electricidad y como conductor de calor supera a cualquier otro material conocido. Además es muy abundante en la naturaleza; el grafeno se obtiene a partir del grafito, mineral que se extrae de las minas de carbón (muy abundantes en España) y se emplea para fabricar numerosos objetos como las minas de los lápices con los que escribimos, ladrillos o aceros. Todas estas propiedades confieren al grafeno un carácter único, que tiene asombrados a científicos de todo el mundo que hacen que, tal y como dijo Andre Geim cuando recibió el Premio Nobel, sus aplicaciones sean tantas que por el momento resulta imposible enumerarlas. 
 
De todas estas aplicaciones en las que Andre Geim pensaba al recibir el Nobel, la que más ruido está haciendo en la actualidad es el uso del grafeno para la fabricación de pantallas táctiles flexibles para tablets, smartphones y ordenadores portátiles. Podemos ya apostar por una nueva revolución en la industria de la electrónica de consumo, y no es que seamos visionarios o tengamos acceso a los departamentos de investigación de Apple, Samsung, Nokia o RIM. El hecho es que se rumorea, ya desde hace algunos meses, en todos los foros tecnológicos que Samsung podría presentar próximamente su nuevo Galaxy Q; un smartphone con pantalla flexible que estaría preparado para su comercialización. Es la multinacional sur-coreana la compañía que probablemente comercializará el primer smartphone con pantalla flexible, de hecho ya presentó en el Consumer Electronics Show (CES) de Las Vegas (que tuvo lugar del 8 al 13 de enero de este año) su prototipo de smartphone Youm con una pantalla flexible de 5,5 pulgadas. 
 
Parece, por tanto, bastante claro que el futuro próximo de la electrónica de consumo pasa por el aprovechamiento de la resistencia, flexibilidad y ligereza del grafeno para la fabricación de pantallas táctiles flexibles que confieran a los dispositivos mayor portabilidad, por lo que es muy posible que a lo largo de este año y del siguiente, todas las grandes marcas compitan por la conquista de este mercado, lo que puede traer también aparejado una nueva guerra de patentes, ya que por ejemplo la finlandesa Nokia tiene ya registrados modelos con tecnología similar al prototipo de Samsung. 
 
 
A pesar de que la aplicación del grafeno para la fabricación a nivel industrial de pantallas táctiles flexibles sea ya un hecho, son otras las aplicaciones en las que se prevé que este material tenga un mayor impacto. Vamos a mencionar en los siguientes puntos, algunos de los potenciales usos que, nos parece, pueden tener más relevancia: 
  • Se está trabajando mucho en almacenamiento de energía. Empleando el grafeno en ultracondensadores; para automóviles o trenes eléctricos y para mejorar el rendimiento de las líneas de distribución eléctrica, de telecomunicaciones y en baterías de dispositivos electrónicos, dado que se ha demostrado que con electrodos de grafeno se consiguen baterías diez veces más duraderas y que se recargan en mucho menos tiempo. 
  • En lo que respecta a los paneles solares, este material puede emplearse para conseguir células con un 42% de eficacia, es decir, que conviertan en electricidad el 42% de la energía solar que reciben. Las que hay actualmente en el mercado tienen una eficiencia de aproximadamente el 16%. 
  • Una aplicación un poco más a largo plazo pero también viable es el empleo del material como sustituto del silicio en los circuitos electrónicos de los ordenadoreslo que permitiría, dado las propiedades del grafeno, fabricar ordenadores mucho más potentes que los actuales.
  • Los científicos estudian también las posibles aplicaciones en medicina, por ejemplo, para fabricar biosensores y detectar ADN o para producir implantes neuronales y regenerar tejidos nerviosos dañados. 
  • Por último destacamos la posibilidad de emplear el grafeno para fabricar materiales compuestos más ligeros y resistentes para la industria de los automóviles o la aeronáutica. 
La estimación del momento en el que las diferentes aplicaciones potenciales podrán comercializarse, depende principalmente de la calidad del grafeno que es necesaria para cada una de ellas. Por ejemplo, se cree que para la aparición de dispositivos ultra-precisos de diagnóstico médico habría que esperar hasta la década de 2020, mientras que para los nuevos fármacos contra el cáncer, o la sustitución completa del silicio por grafeno habría que esperar, al menos, hasta 2030. 
 
La razón es que los procedimientos para obtener grafeno son, en la actualidad, muy complejos y más cuanto mayores son las exigencias de calidad del material requerida por la aplicación que se le quiera dar. Existen distintos métodos de obtención del material, cada uno de los cuales produce variedades de grafeno diferentes, con distintas propiedades y para distintos usos. El principal obstáculo que nos encontramos es que, a pesar de que la materia prima a partir de la cual se obtiene el grafeno es muy abundante en la naturaleza, aún no es posible fabricar grafeno a gran escala, lo que no es motivo para que las expectativas que se tienen en torno a este material dejen de crecer constantemente. 
 
En España destacan tres compañías dedicadas a la producción de grafeno, una de las cuales está entre las tres principales productoras a nivel mundial de grafeno en lámina (uno de los tipos de mayor pureza y que reúne las mejores propiedades) siendo sus dos principales competidores estadounidenses. Está en funcionamiento desde el verano de 2011 y sus clientes (99% extranjeros) son centros de investigación y grandes multinacionales. 
 
Son muchas y de muy variados sectores las grandes compañías que están invirtiendo en la investigación sobre este material y sobre los procesos necesarios para producirlo a escala industrial. Los importantes recursos económicos que se están empleando (tanto públicos como privados) están dando sus frutos; se están desarrollando nuevas clases de grafeno y además están perfeccionándose los sistemas productivos a un muy buen ritmo, lo que ha provocado que el precio del material haya caído a la mitad en los últimos años, hasta situarse en unos niveles asequibles para la investigación pero aún elevados para otros usos.
 
Para concluir, nos gustaría resaltar que lo más importante de una nueva tecnología no son las aplicaciones que suponen usos que ya están en el mercado, sino los nuevos usos que pueden surgir a partir de ella. Dadas las posibilidades que ofrece el grafeno, parece que estamos ante una tecnología disruptiva, de cuyo desarrollo nacerán muchas ideas para usos innovadores de los que debemos estar al tanto si no queremos perdernos rentables ideas de inversión.
 

Mes de febrero: un mes de consolidación, volátil y cargado de política. 

Durante el mes de febrero hemos asistido a un escenario de mayor volatilidad en los mercados, sujeto a las idas y venidas en las previsiones de los resultados de las elecciones italianas. En un entorno de fuertes subidas durante el mes anterior, los mercados consolidaron las ganancias del año, aunque la parte positiva es la resistencia de las bolsas a caer más allá de determinados niveles, poniendo en valor los atractivos fundamentos a pesar de las noticias negativas. 
 
Comenzando por Europa, sin duda el foco de atención pesó sobre las elecciones italianas. Tras conocerse los resultados, que abocan a una difícil gobernabilidad de la tercera economía del euro, asistimos a severos recortes tanto en las bolsas como en los bonos de países del  sur de Europa, ante la dificultad de conseguir acuerdos que pudieran permitir la formación de Gobierno por la fragmentación parlamentaria y sin ser descartable nuevas elecciones en el corto plazo. También las negociaciones sobre un posible rescate a Chipre y su sistema financiero (unos 17.000 millones de euros) acapararon parte de la atención, aunque en este caso, el resultado de las elecciones si favoreció a las opciones políticas más próximas a las tesis de la Comisión Europea. 
 
Culminaron las negociaciones para la elaboración del Presupuesto Europeo para 2014-2020, con recortes de 30.000 millones de euros hasta los 960.000 millones. La buena noticia para España es que continuará siendo receptor neto de fondos, unos 1.500 millones anuales. Cabe esperar recortes en políticas agrarias y fondos de cohesión, mientras que las políticas destinadas a la creación de empleo, especialmente juvenil, recibirán mayores aportaciones. También se aprobó la entrada en vigor de una tasa sobre transacciones financieras (Tasa Tobin) en once países de la Unión (entre ellos, España), vía por la que se pretende recaudar hasta 35.000 millones anuales desde 2014. 
 
En las distintas reuniones de alto nivel, tampoco se descartaron la recapitalización directa de la banca española por parte del Mecanismo Europeo de Estabilidad y la flexibilización de los plazos para cumplir la reducción del déficit, en ambos casos, dos noticias con un potencial muy positivo para España, y más en un entorno donde la agencia de rating Standard&Poors amenazó con posibles rebajas en las calificaciones de deuda de los países europeos si no hay mejoras en el crecimiento y el empleo. En esta línea, Francia anunció que su cumplimiento del objetivo de déficit para este año está difícil y anunció medidas de austeridad. 
 
En cuanto a datos macroeconómicos, el Banco Central mantuvo inalterados los tipos de interés y su visión de debilidad de la economía de la Eurozona. Pese a recordar que su objetivo es y será mantener la estabilidad en los precios (la inflación en la zona se mantuvo en el 2% con datos de enero), vio lejos el momento de retirar las medidas de estímulo monetario y siguió apostando por la consolidación fiscal. La nota positiva fueron los indicadores de confianza empresarial en Alemania (ZEW e IFO, especialmente para las expectativas), mientras que la confianza de los empresarios, los PMIs, defraudaron a la baja, el compuesto de la Eurozona empeoró hasta 47.6 cuando se esperaban ligeras mejorías a 49. 
 
En Estados Unidos, mes de interesantes mensajes de tipo político, empezando por el discurso de investidura de Barak Obama, de tono marcadamente social y expansivo; colocó el foco de su mandato en el crecimiento, el empleo, medidas sociales e inversiones en infraestructuras. Por su parte, la Reserva Federal mostró en sus actas que cada vez más consejeros se plantean el mantenimiento de los estímulos monetarios, lo que no gustó al mercado. En posteriores comparecencias, su Presidente, Sr. Bernanke, defendió la aplicación de estímulos a la economía mientras sea necesario, y apuntó que la FED tiene herramientas y será capaz de retirar esa liquidez eficazmente cuando sea el momento, aunque no lo ve próximo.
 
Por la parte de los riesgos encontramos las negociaciones sobre la reducción de gasto público, segundo episodio del Precipicio Fiscal. Aunque de fondo creemos que se llegará a un acuerdo, no son descartables nuevos episodios de incertidumbre y volatilidad en las próximas semanas. Destacamos también el anuncio de la creación, en dos años, de una zona de comercio franco entre EE.UU. y la Eurozona, con menores requerimientos administrativos y arancelarios. Ambas potencias suponen el 50% del PIB mundial y el 30% del comercio. 
 
En cuanto a los datos, destacamos la creación de empleo en enero166.000 nuevos puestos para situar la tasa de desempleo en el 7.9%. La inflación se situó en el 1.6% en enero (1.9% la subyacente), y la economía registró superávit fiscal en el primer mes del año, por la entrada en vigor de los acuerdos para subir los impuestos. El mercado inmobiliario siguió mostrando signos de solidez, tanto en número de transacciones, como en precios (+7% de subida en el año para los precios) como en el negocio hipotecario, donde se redujeron tanto la mora como las ejecuciones. También los indicadores adelantados mostraron fortaleza, destacando la confianza de consumidores (Universidad de Michigan, Conference Board) como empresarios (ISM, Empire) y de la economía en general (Leading Indicators). 
 
En clave doméstica, destacamos en España la buena marcha de la balanza por cuenta corriente. En diciembre se consiguió un superávit de 4.800 millones frente a un déficit en el mismo mes del ejercicio anterior de 3.900 millones. Si se hace el cómputo para el conjunto del año el déficit se sitúa en 8.300 millones de euros frente a los 37.500 millones del año precedente. Esta evolución es espectacular y muestra los frutos de los fuertes ajustes que se están realizando. 
 
El Gobierno anunció que el déficit público cerró el 2012 en el 6.7% sin contar con las ayudas a la banca, peor que el objetivo del 6.3% aunque mejor que las previsiones. Las desviaciones vinieron por las Comunidades Autónomas y la Seguridad Social, y el déficit estructural se redujo en un 3.5%, un dato sin precedentes. El PIB cerró el cuarto trimestre con una caída del 0.8%, para situar la tasa interanual en -1.4%, una décima mejor que las previsiones del Gobierno y una décima peor que las previsiones del Banco de España, con la inflación en el 2.6%. 
 
Por la parte política, el Gobierno anunció un fuerte paquete de medidas para fomentar la creación de empresas y el autoempleofundamentalmente centradas en reducción de impuestos, deducciones y menores costes de Seguridad Social, especialmente en la contratación de jóvenes y la inversión de capital en nuevas empresas. También centró la reforma de la Administración Local, con una reducción de capacidad centrada en municipios de menos de 1.000 habitantes con la que pretende ahorrar 3.500 millones de euros. Se anunció un nuevo plan de pago a proveedores, en torno a 3.000 millones de euros. 
 
En Japón, continuaron los mensajes y nombramientos de altos cargos en línea con su objetivo de sumar inflación a la economía con lo que, mediante la emisión de dinero, se está depreciando su divisa y la economía gana competitividad, lo que arrastró al alza las bolsas niponas. Por otra parte, su superávit comercial cayó a mínimos históricos, por el incremento en las importaciones energéticas ante el parón nuclear tras el desastre de Fukushima. 
 
En Brasil, buen tono para la confianza de los empresarios reflejado en los PMIs, tanto de servicios como de manufacturas, aunque por la 
parte negativa resaltamos el nuevo repunte de la inflación (6.15%, peor de lo esperado) y el deterioro adicional de su balanza comercial. 
 
Por su parte, los PMIs en China permanecen por poco en niveles expansivos. Buen dato para la balanza comercial, al ver incrementadas sus exportaciones en un 28.8% frente al incremento del 25% en las importaciones, en ambos casos, datos mejores que las expectativas. La inflación se mantuvo estable y controlada, en el 2%. 
 
En las bolsas, las subidas en las dos últimas sesiones del mes suavizan las caídas en los índices europeos. El Eurostoxx50 termina el mes cediendo un 2.57% frente al -1.58% del IBEX35; pese a ello, ambos índices se mantienen planos o con ligeras ganancias en 2013 (-0.09% y +0.77% respectivamente). Las bolsas norteamericanas mantienen las subidas y cierran un mes positivo (SP500, +1.1%; +6.2% en el año), ajenas al ruido político en Europa y ancladas en zona de máximos desde 2007. Mal mes para los emergentes (Brasil -1.18%, China -3.94%), mientras que Japón continúa como la mejor bolsa del año (+3.8% en el mes, +13.5% en 2013). El conjunto de las bolsas mundiales (MSCI World) cayó un 0.2% en el mes, pero mantiene un +4.3% en el año. 
 
evolución índices bursátiles
 
En los mercados de deuda, descensos en las rentabilidades de los bonos españoles (-4 pbs hasta 5.13% para el 10 años), pero mucho mejor tras la revalorización de las últimas sesiones, máximos en el mes por encima de 5.6% tras los resultados en Italia. Compras de bonos alemanes por la percepción de riesgo, reducen su rentabilidad hasta 1.44%, -24 pbs en el mes. Los bonos corporativos vieron reducidos sus diferenciales, especialmente en Europa, reportando ganancias a sus inversores. 
 
Deuda publica
 
En los mercados de divisas, caída del euro ante los principales cruces, la divisa común se deprecia un 4.8% frente al dólar en el mes, y marca niveles de 1.308, comportamiento plano en el año. Mes de mayor estabilidad frente al Yen, aunque la divisa nipona acumula una caída del 6.7% en el año 2013 ante las nuevas políticas del Gobierno y el Banco Central. 
 
Divisas
 
En materias primas, caídas en los precios del petróleo (-5%) y el oro (-5.2%), ambas mantienen correlación positiva con la fortaleza del dólar. También ceden los metales industriales y las materias primas agrícolas, ante previsiones de cosechas abultadas en los principales productores mundiales de cereales. 
 
 

Estrategia 2013

Como comentamos el mes pasado los mercados habían ido muy deprisa y como suele ser normal se han producido acontecimientos que pesan sobre nuestro posicionamiento estratégico: 
  • El resultado de las elecciones italianas, que abre un periodo de incertidumbre ante las dificultades para formar un Gobierno estable en el país. El seguimiento de la cuestión, que aumenta la volatilidad de los mercados, es importante ya que tanto Italia como España se enfrentan en próximos meses a importantes vencimientos de deuda. 
  • En EE.UU., la entrada en vigor, a falta de un acuerdo in extremis, de los recortes automáticos en diversas partidas de gasto público a partir de este mes. La medida, conocida como “sequester”, supondrá 85.000 millones de dólares (0,55% del PIB) de menor gasto entre marzo y septiembre de 2013 y 120.000 millones de dólares/año (0,8% del PIB) hasta 2020 en sectores tan variados como defensa, educación, agricultura o justicia. 
  • El recorte drenará décimas de crecimiento al PIB de EE.UU. en 2013 y los próximos años, aunque lo importante es el mensaje que se lanza al mercado, sobre la importancia que los políticos le dan al crecimiento económico. En este contexto no descartamos un acuerdo posterior entre republicanos y demócrata para minimizar el recorte del gasto. 
Distribución activos
 
Desde el punto de vista macroeconómico, los datos esperados seguirán siendo mixtos. En EE.UU., el mantenimiento de las medidas de estímulo por parte de la Fed nos hace pensar que la senda de la recuperación se mantendrá, sobre todo en el sector inmobiliario. Los datos en Europa seguirán apuntando a una actividad económica recesiva, aunque podríamos asistir a sorpresas positivas en Alemania (indicadores de confianza al alza, declaraciones del Gobierno germano que apuestan por la recuperación económica alemana tras un débil cuarto trimestre) o a una mejora de expectativas de crecimiento por retrasos en la reducción de los déficits públicos. 
 
En Japón, se confirma la nominación de Haruhito Kuroda, actual presidente del Banco de Desarrollo de Asia, como el próximo gobernador del Banco Central del país. El Gobierno nipón trabaja con el Banco Central del país en el diseño de una política monetaria expansiva, con objetivo de reactivar la economía del país y la vuelta a la inflación. El plan se refleja ya en la positiva evolución de la bolsa y la depreciación del yen. 
 
No hay cambios significativos en las economías emergentes, que seguirán mostrando señas de fortaleza en los próximos meses:
  1. En China, los indicadores de confianza adelantan una positiva evolución económica en meses venideros. En cualquier caso, y debido a que la celebración del Año Nuevo chino varía entre enero y febrero, deberemos esperar algún mes más para que la comparativa sea homogénea y confirmar esta tendencia positiva. 
  2. En India el Gobierno espera una recuperación de la economía para el año fiscal 2013, si bien alejada de los años de crecimiento vistos años atrás. 
  3. En Brasil los indicadores de confianza descuentan buenas noticias en próximos meses, aunque el descontrol de precios será factor a vigilar. 
Renta variable. El excelente comienzo de enero se frenó en febrero para la mayoría de los mercados. Con todo, nos reiteramos en nuestra visión positiva para la renta variable en el conjunto del año, soportada en: 
  • La publicación de resultados empresariales crecientes y sin grandes sorpresas negativas. Como ejemplo baste decir que han publicado el 95% de las compañías integrantes del S&P 500, con un ratio de sorpresas positivas del 69% y un crecimiento en beneficio por acción del 8%. 
  • Datos económicos que en conjunto respaldan a las bolsas. 
  • La incorporación de una importante prima de riesgo en los índices, producto de la crisis de deuda soberana y el menor dinamismo económico, que creemos no justificada. 
En cuanto a la deuda soberana, reiteramos nuestra visión estratégica negativa con los bonos de economías fuertes como EE.UU. o Alemania, ya que estos han servido de activo refugio y presentan una notable sobrevaloración. 
 
Los comicios italianos han traído de nuevo volatilidad a los bonos españoles e italianos, aunque ésta parece reducirse por momentos. Nosotros pensamos que un repunte peligroso del coste de financiación tendría una respuesta por parte de las autoridades europeas y que supondría nuevas oportunidades de compra. En este sentido aprovecharíamos para hacer cartera en la parte con bonos a corto plazo.
 
La deuda corporativa continúa mostrando el excelente comportamiento ya visto el año pasado, hecho que reitera nuestra visión más neutral para este tipo de activo. Hacemos no obstante una doble diferenciación: 1) Visión más negativa para la deuda corporativa de alto rendimiento o “high yield” frente a las emisiones de compañías con rating en grado de inversión. 2) En grado de inversión, preferimos las emisiones de compañías periféricas frente a las de Europa central, ya que las primeras siguen teniendo suficiente diferencial de crédito como para sostener sus valoraciones. El retorno de la inversión, no obstante, estará alejado del obtenido en los últimos años. 
 
En divisas, el resultado electoral italiano han lastrado al euro hasta niveles próximos a 1,30 $/€. La resolución del problema en Italia podría suponer repuntes para la moneda única, momento idóneo para apostar de nuevo por el dólar pensando en el medio plazo, ya que:
  1. Sigue infravalorado frente al euro en términos de paridad de poder adquisitivo.
  2. Diversifica riesgos en las carteras. 
Reiteramos nuestra visión negativa con las monedas “refugio” (Franco Suizo, Coronas nórdicas). 
 
En cuanto a las materias primas, la reciente apreciación del dólar frente al euro muestra su efecto en el mercado del petróleo, que cede y se aproxima a nuestro objetivo de 110 $/barril (referencia Brent) como óptimo para oferta y demanda. Seguimos teniendo en cuenta los riesgos geopolíticos que podrán incorporar volatilidad a su cotización. 
 
Seguimos cautos en nuestra visión estratégica con el oro, que tras semanas sin experimentar cambios ha recuperado de forma fugaz su calidad de activo refugio tras el resultado electoral en Italia. 
 
 
Equipo de Estrategia Banca March: 
Miguel Ángel García, Director de Estrategia de Mercados 
Pedro Sastre, Responsable de Estrategia Banca Privada 
Alejandro Vidal, Responsable de Estrategia Banca Patrimonial
¡Sé el primero en comentar!
Comentar