¿Comienza la época dorada para la renta variable?

¿Comienza la época dorada para la renta variable?

logo allianz

Últimamente los inversores están obsesionados con los movimientos del mercado a corto plazo. Sin embargo, recomendamos a los inversores que sean capaces de mirar más allá de las incertidumbres actuales para poder así darse cuenta que nos encontramos en el inicio de una época dorada para la renta variable.

La represión financiera significa que el mecanismo de precios que determina el precio real del dinero - intereses- no funcionará correctamente nunca más. Y eso se aplica no sólo a los precios y la rentabilidad, sino en última instancia también a los tipos de cambio, un hecho de que se nos recordó una vez más la semana pasada.
 
Mientras que la rentabilidad de la deuda pública no subió mucho, en general, los mercados bursátiles resultaron indiferentes, la "guerra de divisas" (en la forma de intervenciones verbales) se convirtió en el escenario principal. Japón está intentando -con cierto éxito- impulsar las exportaciones, y el presidente del Bundesbank, Jens Weidmann trató de fortalecer el euro, que él no considera sobrevalorado todavía. Las declaraciones de Francia parecían muy diferentes. El último comunicado del G7 también parece reflejar opiniones contradictorias. Mientras que los siete autodenominados "líderes", los países industrializados, no van a fijar objetivos de tipo de cambio, sino que van a "observar atentamente los mercados de divisas".
 
¿Qué función tienen los tipos de cambio, si los bancos centrales continúan inundando los mercados con liquidez?
 
Las tensiones se mantendrán con vistas a las divisas de los mercados emergentes. Aunque Venezuela es probablemente un caso especial, sus actuaciones muestran cómo los problemas internos pueden desplazarse al extranjero: el país devaluó su moneda en otro 32%, después de una devaluación del 40% a finales de 2010.
 
Entonces, los tipos de cambio están distorsionados en los bonos y, cada vez más, en los mercados de divisas y, realmente, no es una sorpresa que la confianza en los mercados de renta variable siga mejorando. Según la consultora Towers Watson, los fondos de pensiones han aumentado considerablemente su exposición a la renta variable en los últimos meses.
 
Al mismo tiempo, los inversores están cada vez menos interesados ​​en los bonos del gobierno (de EE.UU.). Las posiciones netas largas en bonos del Tesoro han disminuido a una cuarta parte del volumen registrado en diciembre de 2012. Y los datos económicos parecen apoyar esta tendencia. Por ejemplo, los precios de la vivienda aumentaron en el 88% de todas las ciudades de EE.UU., y la producción industrial en la zona euro creció mucho más fuerte de lo esperado en diciembre de 2012.
 
Con la temporada de informes de resultados de EE.UU., llegando lentamente a su fin - casi el 70% de las empresas que componen el S&P 500 han publicado ya sus informes trimestrales, y el 73% de estas superaron las expectativas de los analistas (frente a un 50% en Europa), por lo que la atención se desplazará a los indicadores económicos, de nuevo.
 
 
 
Hans-Jörg Naumer
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!