Rankia Perú Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

¿Qué es el proceso de inversión de un fondo?

El proceso de inversión de un fondo define las líneas de actuación que desarrolla el gestor de un fondo, para cumplir con su estrategia. Cada fondo de inversión tiene una estrategia y unos objetivos de inversión fijados en el folleto, y esta estrategia se materializará a través de la inversión en determinados activos. Para unir estrategia y resultados, se elabora el proceso de inversión, que trata de definir las políticas de inversión y las herramientas que se utilizarán en el día a día de la gestión.

¿Cómo se define?

Al definir el proceso de inversión, lo primero que suele hacerse es decidir qué tipo de análisis va a constituir la directriz principal del fondo:

  • Análisis macro (top-down). Consiste en ir de lo más global a lo más específico. Es decir, se empieza con el estudio de la macroeconomía y se llega al estudio de los activos que componen la cartera del fondo. El gestor comienza por un análisis del entorno macroeconómico, intentando detectar las regiones con mejores perspectivas; a continuación, se trata de identificar, dentro de cada país, qué sectores son los que ofrecen mejores oportunidades, y ya por último, se procede a la selección de los valores concretos.
  • Análisis micro (bottom-up). Consiste en considerar la situación económica y financiera de una empresa o emisión de bonos individualmente antes de analizar el impacto de las tendencias económicas y sectoriales sobre la misma. Este análisis no se realiza al margen de la situación macroeconómica, pero se da prioridad al análisis individual de valores.
  • Análisis cuantitativo. El análisis cuantitativo pone en un segundo plano el análisis macro y micro, y se centra en la elaboración de sistemas matemáticos y estadísticos, que interpretan distintos tipos de datos; teniendo en cuenta cómo se ha comportado un valor o un sector en el pasado y atendiendo a estos datos, la gestión cuantitativa tratará de "predecir" cuál será la evolución de los mismos en el futuro.

Una vez adoptado uno de estos puntos de partida, un proceso completo de inversión podría comprender las siguientes fases:

  • Análisis del mercado.
  • Selección de países y sectores.
  • Selección de valores.
  • Construcción de la cartera.
  • Gestión del riesgo.

En cualquier proceso de inversión, existen una serie de puntos que se consideran claves, y que en muchos casos van a suponer la llave del éxito para el gestor:

  • La asignación de los activos.
  • El grado de diversificación que se adopte.
  • El número de activos que integrarán la cartera.
  • El peso y el riesgo que cada activo tendrá dentro de la cartera.

¿Por qué es importante?

Conocer el proceso de inversión ayuda a comprender mejor cómo va a ser gestionado el fondo y,qué pasos va a seguir el gestor para conseguir los objetivos principales de la inversión. También permite comprobar con posterioridad la consistencia de dicho proceso, que es un aspecto fundamental a la hora de valorar un fondo.

Si un proceso de inversión ha resultado ser un éxito y el gestor es riguroso en su aplicación, el inversor se siente más tranquilo respecto a la evolución futura de su inversión, ya que en base a la experiencia pasada, se trata de un proceso que funciona.

En las fichas de los fondos frecuentemente se define la estrategia del fondo, pero es más complicado que en ellas se definan los procesos de inversión. En cierto modo, esto resulta lógico, ya que no es algo sencillo de explicar en un par de líneas.

Algunas gestoras sí recogen en sus fichas técnicas algunas "pinceladas" de lo que constituye su proceso de inversión (por ejemplo, JPMorgan AM incluye en sus fichas un apartado denominado "Datos destacables del fondo").

Para encontrar más información sobre el proceso de inversión se pueden consultar monográficos sobre un determinado fondo, presentaciones del producto o folletos comerciales, donde la explicación de este proceso es mucho más minuciosa.

Por ejemplo, en la ficha del fondo SGAM Fund Equities US Relative Value, la información relativa al proceso de inversión es muy limitada. Sin embargo, en la presentación que realiza la gestora sobre el fondo en reuniones con comercializadores y clientes, aparece mucha más información:

"El fondo tiene la clave de su éxito en una cartera basada en la pura selección de valores (stock picking). Concretamente, el fondo se centra en valores que en la actualidad están "relativamente baratos" (gestión value), pero que además tienen potencial de crecimiento futuro (growth).

 

Con el primer criterio de análisis de valoración (valores value hoy) el fondo se queda con 300 a 400 compañías de un universo de 4000 valores. Con el segundo criterio de análisis fundamental (futuros valores growth) se concentra en unas 100 compañías y finalmente, con un análisis de riesgo y diversificación, crea la cartera con aproximadamente 30 a 50 valores. Se centra principalmente en empresas de gran capitalización (blue chips) y la rotación de la cartera está entre un 30% y un 60% anual".

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar