Rankia Perú Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

Comisiones bajo presión. Medidas regulatorias en contra de los índices. Rápido avance de la tecnología financiera. Cambio de sentir entre los inversionistas. Dichos retos han llevado a una especulación generalizada sobre el futuro no tan brillante de la gestión activa. Pero un examen más cercano de la construcción de portafolios inteligentes en la actualidad da cuenta de un rol más extendido, valor agregado y soluciones innovadoras ajustadas al riesgo y a menor costo.

 

Los expertos en inversiones de Natixis Global Asset Management analizan las tendencias y comparten su visión sobre la posición activa en los portafolios:

 

Robert Hussey

Jefe del Grupo de Servicios Institucionales, US Distribution 

Natixis Global Asset Management

 

Ciertamente, se ha escrito mucho sobre el aumento de la inversión pasiva en los últimos años. El texto suele basarse en activo versus pasivo. Pero no creo que enfrentar a los dos tipos de gestión entre sí sea una forma inteligente de abordar la construcción de portafolios. La gestión activa y la pasiva deben colaborar en conjunto en un portafolio bien construido.

 

Los resultados de las encuestas Global de Inversionistas Institucionales y de Asesores Financieros de Natixis en 2016, revelan una interesante visión sobre el papel de la gestión activa y pasiva en los portafolios. Todos los tipos de inversores emplean claramente una combinación para optimizar eficiencia y rendimientos, con 64% de activos institucionales gestionados activamente y 36% gestionados pasivamente, mientras que los asesores financieros informan que 68% de los activos de sus clientes se gestionan activamente y 32% pasivamente. Las principales aplicaciones del portafolio incluyen:

 

  • 87% de los inversionistas institucionales coinciden en que la gestión activa es fuente de alfa, mientras que más del 70% dice que es mejor para acceder a clases de activos no correlacionadas y aprovechar los movimientos del mercado a corto plazo.
  • 89% de los asesores dicen que la inversión pasiva es mejor para minimizar los honorarios por administración.
  • 77% de los asesores prefieren la gestión activa para el acceso a activos alternativos, y 75% la prefiere para exposición a oportunidades de mercados emergentes.

 

Los asesores financieros parecen utilizar la gestión pasiva en su mix de portafolio por tres razones: administrar comisiones, acceder a clases de activos eficientes y como respuesta al gran número de indexadores “de closet” (gestores cuyo portafolio casi refleja un índice y aun así cobran comisiones por gestión activa. En cuanto a esto último, creo que ahora los estándares se han elevado para que los gerentes activos demuestren que pueden justificar sus comisiones y agregar valor a los portafolios. Este es un avance positivo para la industria y sin duda para los inversionistas.

 

Nicolas Just

Jefe de Renta Variable Estratégica, Gestor Sr. de Portafolio 

Natixis Asset Management, S.A., Seeyond

 

La innovación puede impactar nuestras vidas a diario. El término 'App' se ha convertido en una definición independiente en el diccionario de Oxford, junto con nuevas entradas este año que ilustran que nuestros puntos de referencia están en constante evolución. El entorno de la inversión también puede transformarse a través de la innovación.

 

El alfa de hoy se describe con frecuencia como el beta del mañana. Dicha frase tiene mucho que ver con la innovación. Gradualmente, la parte de genuina de alfa ha disminuido a medida que los inversionistas tienen una mayor comprensión de las fuentes de riesgo y retorno. Los avances tecnológicos han permitido a los inversionistas identificar y cuantificar las fuentes de riesgo y retorno que antes se atribuían a la habilidad de los gestores. Así, los estándares para la gestión activa se han elevado y los inversionistas deben estar dispuestos a añadir una prima para los gerentes capaces de generar auténtica alfa con el tiempo.

 

El papel de la gestión activa en el mundo cambiante de los ETFs

A medida que las líneas que separan los tipos de inversión continúan difuminándose, hay razones para mantener la mente abierta. Creemos que los ETFs han experimentado un crecimiento significativo en los últimos años, democratizando el acceso a la inversión y atrayendo a diferentes tipos de inversionistas. La facilidad de acceso, transparencia, liquidez, costo y eficiencia fiscal representan características intrínsecas atractivas para el inversionista final. En Seeyond también creemos que la gestión activa tiene la capacidad de reducir aún más el riesgo y proporcionar una gestión de portafolio más eficaz.

Haber gestionado estrategias cuantitativas activas por años, nos ha permitido atestiguar un creciente interés en la inversión basada en el riesgo. Por ejemplo, nuestro proceso de volatilidad mínima busca reducir activamente el riesgo tanto a nivel de seguridad individual como a nivel del portafolio, ofreciendo así beneficios de diversificación en el contexto de un portafolio más amplio. Por todo lo anterior, pensamos que combinar la eficiencia de un ETF con el valor agregado de una estrategia gestionada activamente representa lo mejor de ambos mundos.

 

El Valor de los ETFs activos

Se podría tener una visión similar de las inversiones meramente pasivas y los vehículos autodirigidos. Cuando hay peligro u obstáculos, vale la pena tener un guía experto. Los mercados están cambiando permanentemente, y un gestor activo tiene una visión del horizonte que prepara el camino para un proceso de inversión más completo. Nuestras estrategias son activas en su diseño, pero también en su implementación. Es importante saber lo que el cliente posee a la vez que los negocios experimentan cambios sin mostrar todo en los números. Además, mantener la discreción para reposicionar el portafolio también puede ayudar a reducir algunos de los efectos secundarios de la inversión cuantitativa basada en modelos.

En general, los modelos pueden ayudar a eliminar la toma de decisiones emocionales, pero la gestión activa puede ayudar a los portafolios a adaptarse más eficazmente ante una visión a futuro.

 

Kevin Maeda

Director de inversiones

Active Index Advisors

 

Durante los últimos 40 años se han sucedido varias generaciones de inversiones en índices. Desde la década de 1970, los fondos mutuos indexados ofrecieron un enfoque eficiente para invertir en un portafolio diversificado con poco dinero. Luego, a principios de la década de 1990, los ETFs incursionaron en el mercado, permitiendo una mayor flexibilidad comercial y una mayor eficiencia fiscal. Si bien estas inversiones pasivas son bastante eficientes en cuanto a impuestos, ya que tienden a no distribuir muchas ganancias de capital, tienen su límite si se trata de gestión fiscal. Por ejemplo, si hay pérdidas de capital neto en esas estructuras, tales pérdidas tienen que permanecer en el portafolio. Es aquí donde la innovación en estrategias activas de indexación tiene un valor agregado –junto con impuesto alfa- para los portafolios.

 

Maximizar después de impuestos

Las estrategias activas de índices como las de Active Index Advisors están disponibles para los inversionistas en cuentas administradas por separado. Crean portafolios únicos para cada cliente con el fin de maximizar las metas después de impuestos. Esto se logra automáticamente al recolectar las pérdidas, diferir las ganancias de capital y minimizar la rotación innecesaria. Además, este enfoque activo de indexación es altamente disciplinado, no implica ninguna señal del mercado, y puede ayudar a los inversionistas a evitar muchos sesgos de desempeño que podrían afectar al portafolio. Los inversionistas son casi siempre responsables de aferrarse a las pérdidas por demasiado tiempo, entrando en el mercado después de las alzas, salir después de caídas y no reequilibrar con frecuencia.

 

Dado que el proceso se basa en índices, las cuentas buscan replicar un índice como el S&P 500 antes de impuestos, similar a un ETF o un fondo mutuo. Sin embargo, ya que los clientes poseen acciones directamente en una cuenta separada, pueden beneficiarse de la recolección de pérdidas y de diferir impuestos, además de personalizar restricciones, trasladar portafolios y aplicar restricciones a ganancias de capital.

 

La tecnología hace que la indexación activa sea más accesible

Las nuevas tecnologías han permitido aumentar tanto la personalización como la escalabilidad del enfoque en un tipo de índice activo. Lograr el mayor beneficio de la construcción de portafolios únicos para cuentas individuales requiere un gran tacto en la programación. Como resultado, la indexación activa solía limitarse a cuentas muy grandes, pero la tecnología y la escala han continuado atrayendo beneficios a cuentas progresivamente menores.

 

A medida que la tecnología continúa innovando, las estrategias activas de indexación seguirán evolucionando para responder a los nuevos desafíos que enfrentan los inversionistas, incluyendo los costos fiscales.

 

Daniel Nicholas

Gestor de Portafolios de Clientes

Harris Associates

 

Creemos que la reciente popularidad de la inversión pasiva es probablemente buena para la industria y los inversionistas, ya que expulsará a muchos gestores activos deficientes y destacará las virtudes de la gestión activa.

Es evidente que todavía hay seleccionadores de activos altamente cualificados que operan fondos gestionados activamente y pueden marcar la diferencia en los portafolios de los inversionistas. Pero entonces, ¿cómo se identifica un verdadero fondo gestionado activamente con el potencial para superar al índice de referencia con el tiempo?

 

Primero, uno puede examinar si el fondo tiene una acción activa alta. Esta métrica expresa, en términos porcentuales, la porción de un fondo que difiere de su referencial. Un fondo verdaderamente activo tendrá una Acción Activa alta. 

A continuación, es importante entender la filosofía y el proceso de inversión del gestor, y si se apegan a estos en todo tipo de mercados. Pensamos que ser un inversionista paciente, que se basa en la alta duración del fondo, es la clave para el éxito de la inversión a largo plazo. La duración del fondo describe que tan paciente es un gestor de fondos con la tenencia del fondo.

Esta métrica es crítica porque puede tardad de tres a cinco años captar toda la oportunidad alfa que representan las acciones infravaloradas.

Los gestores de fondos con una alta duración de fondos tienen la paciencia de permitir que estas oportunidades alcancen su mayor potencial, mientras que aquellos con fondos de menor duración tienden a vender a los ganadores muy pronto. Una manera de saber cuánto puede durar un fondo es analizar la proporción de volumen de negocios del fondo. Una tasa de rotación inferior al 50% sería considerada efectiva.

Aunque una baja rotación no es el único factor que puede derivar en un rendimiento superior, es una parte necesaria del proceso de inversión. 

Independientemente del entorno de inversión al que se enfrenten los inversionistas, creemos que un compromiso firme con un enfoque activo y paciente es absolutamente la mejor forma en que los gestores pueden proteger y aumentar el capital de sus clientes a largo plazo.

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar