Rankia Perú Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
Es probable que la Reserva Federal de EE.UU. (Fed) eleve los tipos durante el mes de septiembre, según prevén los economistas de Standish, una de las gestoras especialistas parte de BNY Mellon. El responsable principal de inversiones del grupo, David Leduc, afirma que el crecimiento estadounidense continuará durante el resto de 2015, aunque a un ritmo menor que el previsto en un principio, al no poder sobreponerse completamente de las dificultades coyunturales surgidas durante el primer trimestre.
 
BNY Mellon
 
 
Estamos nuevamente ante un “déjà vu”, en palabras de David Leduc, responsable de inversiones de Standish, parte de BNY Mellon, a la hora de describir el trimestre que abre el ejercicio en el mercado estadounidense. Cabe señalar que durante el primer trimestre de 2015 el mercado estadounidense se vio afectado por las inclemencias climatológicas y que la propia ciudad de Boston, donde está la sede de Standish, recibió dos metros y medio de nieve en los primeros meses del año.
 
"Por tanto, no es una sorpresa que la climatología se haya llevado un pellizco del PIB estadounidense del primer trimestre", señala Leduc. "Sin embargo, a pesar de esto, esperamos que la economía estadounidense continúe creciendo a lo largo del ejercicio, animada por la consolidación del mercado de trabajo".
 
Leduc realiza esta afirmación incluso después de comprobar que las cifras económicas de EE.UU. son peores que los datos de empleo previstos. "La tasa de desempleo todavía se mantiene constante en el 5,5%",  replica. "Estaremos vigilando muy de cerca estas tendencias, pero creemos que la ralentización de la actividad económica era temporal y que habrá condiciones de trabajo más ajustadas, de lo que se derivará una inflación básica mayor durante el segundo semestre". Leduc prevé una subida de la inflación en EE.UU. de hasta el 2% antes de que concluya el ejercicio.
 
Con todo, las perspectivas positivas para el resto de 2015 no pueden negar el impacto que ha tenido este primer trimestre en el crecimiento de la economía estadounidense, de tal forma que Standish ha tenido que modificar a la baja su previsión del PIB estadounidense para todo 2015, del 3% al 2,4%. A pesar de ello, el grupo continúa pensando que el crecimiento de la economía hará que la Fed se mantenga en esa línea y lance una subida de tipos antes de que finalice septiembre. Leduc comenta que no prevé que la Fed se apresure con subidas de tipos y, por tanto, es poco probable que vaya a truncar el momento de optimismo que vive el mercado de EE.UU. Véase Mercado de divisas internacionales.
 
En opinión de David Bowser, gestor de cartera senior en Standish, parte de BNY Mellon:
"Desde una perspectiva del impacto real, el ritmo de las subidas debería ser más importante que el momento, y creemos que el ritmo - y el nivel que resulte - será más lento y moderado, en términos históricos, y, en este sentido, no es previsible que tengan un efecto negativo duradero sobre la actividad económica o los activos de riesgo".
 
En este contexto, Standish prevé una curva de rendimiento moderadamente más plana en el segundo semestre y, posiblemente, algún incremento en la volatilidad de los activos de riesgo, lo que, en opinión del grupo, será solo por un periodo corto de tiempo. Leduc afirma que él también espera que continúe la fortaleza del dólar a medida que avance el año,  particularmente en relación a otras divisas de mercados desarrollados, como es el caso del euro. Aunque esto pueda sonar como una crítica hacia Europa, Leduc muestra un creciente optimismo en relación a las perspectivas de crecimiento para el continente. Afirma que el crecimiento positivo de la economía estadounidense está impulsando el optimismo en relación al crecimiento mundial, especialmente en la eurozona, y señala que la relajación de la política monetaria europea y la debilidad del euro han servido de abono para los brotes verdes de actividad.
 
Leduc subraya que, a excepción del Reino Unido y EE.UU., la política monetaria en una gran parte del mundo continúa estando en una posición bastante cómoda, y apunta también que a comienzos del primer semestre de 2015, 24 países rebajaron los tipos, entre ellos China, Japón y Europa. "Por país, representan más de la mitad del PIB global", añade.
 
Asimismo observa que existen pocas probabilidades de que el Banco Central Europeo (BCE) dé por concluido su programa de expansión cuantitativa (EC) hasta tener la certeza de haber erradicado el riesgo de deflación. No cabe sino esperar que la demanda adicional de bonos de la eurozona, como resultado del programa de EC, agrave el desequilibro de la oferta y la demanda en Europa, causando a su vez un descenso aún mayor de los tipos, afirma. Véase Economía de México, EEUU, Grecia y Rusia. Un vistazo a los mercados.
 
Y añade: "Esperamos la recuperación del crecimiento del crédito en Europa, lo que se traducirá en un mayor consumo. A partir de la actividad más reciente y de las medidas sobre la oferta monetaria se puede deducir que las condiciones están mejorando y que pueden impulsar al alza un posible crecimiento en 2015".
 

Mercados emergentes

 

A diferencia de este sentimiento más optimista que se respira con respecto al crecimiento de EE.UU. y Europa, Standish se muestra menos positiva en relación a la situación de los mercados emergentes. De hecho, Leduc llega a afirmar que China y América Latina presentan los riesgos más altos dentro de la perspectiva de crecimiento de Standish para todo el ejercicio 2015. Véase México toma la punta del mercado de lujo en America Latina.

 

Leduc señala que el grupo mantiene para China su perspectiva de crecimiento por debajo del consenso, esperando que el PIB alcance un crecimiento del 6,7% durante este ejercicio. Esto, comenta, tiene su origen en las reformas estructurales que están teniendo lugar allí, que generan sobre la economía un considerable efecto de rémora fiscal. "Esto solo se compensará en parte con una expansión anticíclica de la política monetaria", añade.

 

Standish también ha revisado a la baja las expectativas de las economías más importantes de América Latina. "Brasil va a la cabeza del pelotón en términos de decepciones y parece estar a punto de experimentar una recesión este año", afirma Leduc. No obstante, también añade que el crecimiento global combinado con la estabilidad de los mercados de materias primas podrían dar paso a mejores perspectivas de crecimiento para Brasil en un momento posterior de este mismo ejercicio.

 

Con respecto a la deuda de los mercados emergentes, Leduc señala que la clase de activos ha pasado por apuros debido a los riesgos geopolíticos permanentes y la debilidad del crecimiento, aunque ahora se han creado bolsas de valor.

 

Resumiendo, Leduc concluye que:

"Los mercados de riesgo continuarán preocupados por los precios de la energía y las materias primas, los cambios de política de la Fed y los riesgos geopolíticos. Sin embargo, los posibles periodos de volatilidad de márgenes que causen estos factores deberían de crear oportunidades que añadieran, de manera general, riesgo beta a los mercados de crédito a medida que avanza el año".

 
 
¡Sé el primero en comentar!
Comentar