Rankia Perú Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
2 recomendaciones

Debemos de encontrar los Sacrificios con los que podemos vivir a gusto Hoy, pero sin arrepentirnos de los Beneficios que obtendremos Mañana.


Los sacrificios se sienten pesados Hoy, pero en el día de mañana los veremos con cariño porque gracias a ellos estamos cosechando los Beneficios.

Nuestro Yo del Futuro es un extraño. Al único que conocemos es a nuestro Yo de Hoy. Es por esta razón que nos es difícil enfocarnos en los Beneficios del Futuro porque son para una persona que aun no conocemos y por eso no les damos el peso importancia.

La palabra Sacrificio suena como penitencia, como algo doloroso, como un castigo. Pero la verdad es que si dicho sacrificio nos ofrece un gran beneficio en el futuro, entonces es solo parte del trabajo y esfuerzo que debemos hacer.

En esta vida todo tiene un precio o sacrificio. Al escoger algo estamos renunciando o entregando algo a cambio, ya sea implícita o explícitamente. Esto va más allá de transacciones puramente monetarias y casi siempre tiene que ver con cosas que damos por sentado o pensamos que tenemos mucho de ellas. Por ejemplo nuestro tiempo, nuestra salud, nuestra familia, nuestros ingresos o estabilidad actual, etc.

Si decido pasar 5 horas al día en el Facebook (seguidas o intercaladas), el precio que tengo que pagar es mi tiempo, tiempo que pudo haber sido aprovechado en muchas otras cosas y que no regresará. Si decido levantarme 1 hora y media antes para hacer ejercicio, el precio que tengo que pagar es menos tiempo en la cama. Pero seguramente también tendremos un beneficio a cambio del precio que estamos pagando.

  1. en respuesta a Siames
    #4
    Gaspar

    Claro, totalmente de acuerdo.
    EL truco es no verlos como sacrificios, como esas cargas pesadas, sino tratar de disfrutarlo porque de lo contrario va a ser demasiado pesado. Tienes la razón.

    Definitivamente tenemos que hallarle el gusto.

    Saludos!!!

  2. en respuesta a Enverto
    #3
    Gaspar

    Si he entendido bien, te refieres a la falacia de los costos hundidos?

    Todo tiene un límite y a veces aguantar demasiado (aunque pensemos que valdrá la pena) se convierte en terquedad, cerrazón y hasta arrogancia. Hay un límite muy borroso entre tener la razón y obstinación. Hay que tener mucho cuidado y más cuando se trata de inversiones y dinero.

    Por ahí está el adagio: Prefieres tener razón o ganar dinero?
    A veces es preferible aceptar el error y no perder más o retirarnos a tiempo.

    Saludos!!!

  3. #2
    Enverto

    En el fiel de esa balanza pondría la palabra enrocarse yo creo que es la palabra maldita, la que mas daño hace, tanto en la bolsa como en general en la vida, esa actitud que no abandonamos aunque nos crujan
    Sacrificio, constancia y agilidad, la bolsa actual no tiene que ver con el concepto que maneja la mayoría ni nada que ver con la vieja bolsa, cuesta asumirlo pero es la realidad

    1 recomendaciones
  4. #1
    Siames

    Hola Gaspar en mi opinion si se esas cosas que hay que hacer para un futuro mejor se ven exclusivamente como un sacrificio es muy dificil mantenerse constante porque la voluntad es limitada y simpre hay momentos de flaqueza. La mejor estrategia es no ver esos "sacrificios" como tales sino disfrutarlos de alguna manera. Asi el que se propone ir al gimnasio por las mañanas para mejorar su estado fisico debe en realidad enfocarse en ir al gimnasio por las mañanas a algun ejercicio que disfrute o porque le gusta de camino tomarse un zumo, en definitiva buscar algun premio directo a ese comportamiento.

    2 recomendaciones
Creative Commons License
Este Blog esta bajo la licencia de Creative Commons.
2 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...