blog Enrique Roca - Erre
Comentarios bursátiles, socioeconómicos e ideas sobre autonomía financiera

Nuevas temáticas de fondos: ESG y la disrupción

Estaba esperando que pronto surgieran fondos temáticos específicos sobre economía circular y/o del reciclaje para ver si las nuevas tendencias que algunos llaman modas, (pues siempre han estado ahí) cuando Oscar Álvarez que gestiona el fondo Flab pone sobre el tapete un asunto sumamente interesante.

Primero: ¿Es algo novedoso lo de ESG y la disrupción? Segundo: ¿A quién beneficia?

Ahora que hasta Florentino (no da puntada sin hilo) el del Castor se ha hecho verde como la oliva, es interesante intercambiar opiniones para contrastar opiniones.

Esto es lo que dice Oscar y lo más importante a largo plazo como ciudadanos e inversores, nos veremos beneficiados de ello. ¿Vale la pena invertir en las Befesa, Umicore, Reciclyn etc, de turno? ¿Conocéis alguna empresa más? ¿Han batido los fondos ESG a la competencia, además de hacernos un mundo más habitable? ¿Cuánto hay de verdad, y de negocio en estas tendencias?

Los seres humanos somos la leche, primero contaminamos el agua de ríos y mares permitiendo hacer buenos negocios para unos pocos y malos para la mayoría y ahora revertimos la situación gastando del erario público (vía impuestos o tarifas) recursos para que algunos pocos (los mismos que destruyeron el ecosistema vuelvan a enriquecerse-

He aquí la que nos comenta Oscar:

En los últimos años, la industria financiera, siguiendo a otras áreas de conocimiento, ha ido acuñando una serie de conceptos que nos son ofrecidos como la quintaesencia de la eficiencia, pero que tal vez no lo sean. Hay varios de ellos que ya empiezan a provocar urticaria.
En primer lugar quiero señalar a la famosa "disrupción". Para que nos entendamos, algo disruptivo fue la aparición de la rueda, la imprenta e internet. Un fondo temático, a pesar de poder ser la bomba, no lo es. Lo siento. Ni el 99% de todo lo anunciado como tal. De hecho, ni las smart cities, la digitalización, la sostenibilidad, el machine learning, y otras zarandajas tienen nada de disruptivo. Si acaso, y eso se verá tras varias décadas, son evoluciones, mejoras y modificaciones de sistemas y procesos existentes. En sí mismo, el término fue acuñado en 1995 por el profesor de Harvard, Clay Christensen y a partir de ahí, el marketing se ha encargado del resto.
 
En nuestra industria de la gestión de fondos, las modas nos asaltan muy frecuentemente. Como bien dijo John C. Bogle, fundador de Vanguard, esto ya no es una afición, es un negocio. Y como tal, los profesionales del sector deben ser remunerados. Cualquier fondo al uso cobra comisiones de gestión y performance por su trabajo. Pero también genera comisiones para otros actores de la industria:  custodia, administración, coste de auditoría, compliance, regulatorias, monitoring, emir, legal, domiciliación, distribución y bancarias . Algunos aún le añaden de  suscripción y reembolso… tan siglo veinte.

Y es entonces, cuando algún sesudo ejecutivo, rizando el rizo y acompañado tal vez por un joven con barba naranja, gafas de pasta y marcado acento británico impostado, se acercan al cubículo donde estás aporreando el Bloomberg y te sueltan: « Contreras, creo que vamos a sustituir este fondo de equity que gestionas por un mega trend var6 thematic ESG»
Porque no lo olvidemos, ahora ha de ser socialmente responsable con criterios ESG, gestionado mediante Inteligencia Artifical  y eco friendly con el planeta y la FIFA.
 
Y esto parece que va a más. La revolución ESG es conducida por consultoras que ofrecen rankings de acciones y bonos basados en una serie de criterios. Algo que en un inicio parece bueno, tiene el riesgo de convertirse en un sinsentido por cierta ineficiencia y subjetividad, además de añadir, eso sin ninguna duda, otra linea adicional en el TER del fondo. Aún quedan, cual Asterix en la Galia, figuras como Warren Buffet y su Berkshire Hathaway, una de las inversiones más rentables en las últimas décadas, pero nada más que un pobre paria bajo criterios ESG.

Y para finalizar al componer una cartera, ¿interesan los fondos temáticos como categoría? ¿En qué porcentaje?

¿Te ha gustado el artículo?

Publico todas las semanas mi visión sobre los mercados y los cambios que realizo en mi cartera. Si quieres saber más y estar al día de mis reflexiones, suscríbete a mi blog.

  1. #1

    Manolo058

    Hola Enrique, a mi si que me interesan, es mas creo que es lo ideal, pero pienso que lo complicado es estudiar y hacer un seguimiento de las empresas del sector y por esto los gestores tienen que cobrar y si es por resultados mejor.
    En cualquier caso para mi, la 1ª regla para invertir, la situación "MACRO", es la que marca el camino.

  2. #2

    Fernan2

    Yo diría que los fondos temáticos interesarán cuando se detecte una temática en donde la rentabilidad esperada ajustada por riesgo sea significativamente mayor que la media del mercado, pero no como regla general; por ejemplo, yo llevo el Japan Deep Value porque creo que ha encontrado un nicho con un potencial muy grande, pero no lo llevaría "por diversificar" o "para tener fondos temáticos". Y si alguien espera una fuerte tendencia alcista en las materias primas, pues tendría sentido entrar en el temático de AZ Valor, pero si no, pues probablemente no...

    Respecto a ESG, a mí me gustó la explicación del concepto que hacía Pepe Díaz Vallejo hablando de su fondo: ESG sí, pero para ganar dinero y porque creemos que las empresas ESG ganarán más. Por ejemplo, entre un fabricante de coches que consumen (y contaminan) poco y uno de coches que consumen más, ambos con ratios financieros similares, el inversor hará bien en invertir en el de coches que contaminan poco, no por ser un inversor ecológico, sino porque los compradores van a preferir cada vez más los coches que contaminan poco, así que el que los fabrica es el que va a ir bien, mientras que el otro se enfrentará a pérdida de cuota de mercado y/o a fuertes inversiones en I+D para hacer coches menos contaminantes, y por tanto el ESG dará un mayor retorno. Pero ojo, es importante el matiz de "con ratios financieros similares", porque si el bueno ya ha descontado con creces en el precio lo de que es bueno, ya no será buena inversión por ser ESG...

    6 recomendaciones
  3. #3

    Joaquim

    Aunque llevo ya tiempo en un proceso de concentración de la cartera, los fondos temáticos me han resultado históricamente interesantes y los he tenido a menudo en cartera. Es cuestión de encontrar un tema, ya sea sectorial o geográfico, en el que veamos un potencial suficientemente superior a la “media” como para compensar el trabajo que requiere su selección. El porcentaje que represente el tema en cartera debe ser suficientemente significativo como para que pueda aportar de forma relevante a la misma, pero no tanto como para que pueda generar un riesgo excesivo para la misma. El asunto no es pues sencillo. Además, a mí al menos, me requiere un extra de trabajo que no está claro que esté justificado (hay muchos sectores donde investigar), menos aún si los fondos generalistas o globales se comportan muy bien.

    Por la parte de ESG, no tengo inconveniente en considerarla, siempre que sea a similitud de potencial. Lo que desde luego no me planteo es invertir en supuestos fondos ESG simplemente por llevar esa etiqueta. Por la etiqueta en sí no considero ningún producto. Y en lo que puedo ser crítico es que veo demasiado marketing en este movimiento de promoción de productos.

    Salu2

  4. #4

    mmfpam

    en respuesta a Joaquim
    Ver mensaje de Joaquim

    No creo que la inversión vaya a ir de eso: Temática, ESG o como quieran denominar eso mismo...
    Quien ponga en juego su dinero mañana, al igual que ayer, y como hoy, el nombre le importará poco, lo que buscará es rentabilidad.
    Empresas que contaminan más que otras (haciendo productos similares) siempre las ha habido y las habrá, lo mismo respecto al buen gobierno, y a cuantas facetas de la vida pueda influir cualquier actividad. Será el mercado quien hará la criba.
    Acaso durante la revolución industrial no eran bien vistas las chimeneas en las ciudades con todo lo contaminantes que pudieran ser. La vida evoluciona en todos los aspectos. Pero con humo o sin él (si es posible mejor sin él) el inversor lo que buscará es rentabilidad. Otra cosa será que acierte y la consiga.
    Perdón, no quería dirigirme exclusivamente a Joaquin. Lo he hecho mal y ha salido así, por falta de práctica, solo pretendía aportar mi punto de vista.

  5. #5

    Valentin

    "Primero. ¿Es algo novedoso lo de ESG..."
    No es algo novedoso, a partir del año 2005 han aparcido cada vez más papers académicos al respecto, aunque se está convirtiendo en un asunto meanstream, es decir, se están creando productos de inversión para el inversor particular que toman este aspecto (o ángulo de inversión) en consideración. En base a.
    a) Índices, SPDR, FTSE, etc.
    b) En base a INTEGRACIÓN de los factores sostenibles ESG con factores empresariales. gestión por factores fundamentales y fondos/ETFs cuantitativos.

    Sobre a) hay que analizar si su base es EXCLUYENTE, excluyen p.e. determinadas empresas en base a al NO cumplimiento de determinados criterios, y ponderación por capitalización bursátil, como es el caso de los ETFs ESG de Vanguard.
    Otros índices, otras reglas de ponderación, como no podría ser de otra forma, por lo que la elección del índice siempre es importante. Pero un índice global, al que le faltan "quizás" unas 250 empresas, unas "pocas" empresas, no creo que modifiquen de forma importante el resultado rentabilidad-riesgo.
    ETFS ESG de la gestora Vanguard, evidentemente de bajo coste:
    Vanguard ESG U.S. Stock ETF (ESGV) https://investor.vanguard.com/etf/profile/ESGV
    Vanguard ESG International Stock ETF (VSGX) https://investor.vanguard.com/etf/profile/VSGX
    Reglas de diseño del índice que replica.
    https://research.ftserussell.com/products/downloads/FTSE_Global_Choice_Index_Series_Ground_Rules.pdf

    Mediante estos dos fondos, es posible replicar el mudo entero (incluido emergentes) teniendo en cuenta no solo criterios económicos, sino además criterios de valores propios (ESG), sin prácticamente renunciar a rentabilidad.

    Tan solo añadir, que estos fondos también cumplen con criterios SRI, recordaréis que estos criterios omitían empresas relacionadas con el juego, tabaco, armamento, etc., vamos los también denominados por la época como SIN-Stocks. Fondos de inversión con criterios SRI llevan mucho más tiempo (desde inicio de los años 1990) en el mercado. Yo los conozco en Europa a través de la gestora belga KBC, quien fue pionera en está temática del SRI, véase https://www.kbc.com/en/investments#tab

    También comentar, por si fuere de interés para alguno, que el fondo de pensiones Noruego, hace años, publico que mediante su análisis propio interno basándose en SRI, su rentabilidad se veía poco afectada, por lo que implementaron criterios SRI (pero sus propios criterios, no basados en estándares...).
    Aquí sus propios resultados en base a ESG, artículo de finales de 2017
    https://www.ai-cio.com/news/norway-pension-fund-balances-esg-returns/

    En cuanto a b)
    La integración de los factores ESG (meeting high standards of environmental, social, and governance) tanto con factores fundamentales empresariales, como su integración en "factores de riesgo", probablemente derive en resultados diferentes a los de mercado.
    AQR dice que en factores como value, growth y momentum tanto en USA como en Europa han funcionado. No he leído su análisis. Pero está claro, que estrujando datos históricos puedes llegar a creerte que has consolidado un sistema con criterios ESG que funcionará en el futuro. Yo no apostaría por ello, particularmente para este tipo de fondos, y en los que el número de empresas es reducido (con respecto al de mercado, como bajo el punto a)).

    "Y para finalizar al componer una cartera .¿interesan los fondos temáticos como categoría?.¿En que porcentaje?."
    Opino que ello va a depender del diseñador/gestor de la cartera. del perfil de inversor propenso/no propenso a invertir en fondos temáticos, convencimiento en la oportunidad que ofrece el fondo temático en cuestión, confianza con el gestor que gestiona el fondo, ..., en cualquier caso, los fondos temáticos son para el corto plazo y hay que saber cuando ENTRAR en ellos y cuando SALIR de ellos.

    En la burbuja de los años 1990, en las .com, yo aplicaba una estrategia muy conocida que se llamaba core-satelite strategy. Combinaba la inversión indexada con la activa. Para quienes no la conozcan, les pongo aquí un enlace.
    https://www.vanguard.co.uk/documents/adv/literature/client_material/core-satellite-investing-guide.pdf

    En aquella época, ponderaba las .com con un 15% de la cartera. Ello empujó la rentabilidad de la cartera muy por encima de la de mercado, y los costes de los fondos eran muy elevados, pero pueden desconsiderarse, cuando en 12 o 16 meses tu rentabilidad del fondo asciende a un 100% o 140%.

    Saludos,
    Valentin

    3 recomendaciones
Autor del blog
  • Enrique Roca

    EX-Director de Carteras de Fondos de Inversion. Ha obtenido numerosos premios nacionales e internacionales, destacado en Citywire y Financial Times como uno de los mejores gestores europeos. Imparte masters especializados en destacadas escuelas de Negocio. Sus inversiones financieras más significativas se concentran en azValor, Bestinver y en el fondo Presea Talento Selección. Los puntos de vista expresados en los artículos no deben considerarse como una recomendación, asesoramiento o previsión.

Envía tu consulta