Rankia Perú Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

Rating España. Fitch mejora la perspectiva de negativa a estable.

1 recomendaciones

Fitch Ratings-Londres, 01 de noviembre 2013: Fitch Ratings ha revisado el Outlook de España de negativo a estable 

La revisión de la perspectiva a estable refleja los siguientes controladores fundamentales de calificación, todos los cuales tienen un peso medio de: -

España ha mejorado su trayectoria política en 2012-13. Las autoridades han hecho importantes reformas del mercado de trabajo, sistema de pensiones, el marco fiscal y el sector financiero. El esfuerzo realizado hasta la fecha se debe colocar a la economía sobre una base más segura.

La balanza de pagos de España-ajuste dentro de la zona euro avanza a un ritmo más rápido de lo esperado. Fitch ha revisado al alza sus previsiones de balanza por cuenta corriente de España y ahora espera un superávit del 1,2% en 2013. Si bien en parte resultado de su contracción económica, esta mejora también refleja las fuertes exportaciones y las ganancias de competitividad.

  • La reestructuración del sector bancario ha avanzado mucho desde 2012. Esto no ha sido sin coste fiscal, un total de 6% del PIB de la capital del estado se ha inyectado desde que comenzó la crisis. El riesgo de que el sistema que requiere el apoyo del Estado de una magnitud similar en el mediano plazo es baja.
  • Financiación condiciones para la soberana ha mejorado en 2013, que se refleja en un ahorro sustancial en los gastos de intereses este año (estimamos 0,7-0,8% del PIB) y un número reciente de un nuevo bono de referencia de 30 años.
  • España ha salido de la recesión en H213, más pronto de lo previsto en la revisión anterior, en febrero de 2013. Sin embargo, se espera que el rendimiento siga siendo muy débil (0,5% de crecimiento del PIB real en 2014).
  • Las calificaciones permanecen con el apoyo de la economía de alta valor añadido y diversificada de España, que está adaptando poco a poco después de su burbuja de crédito. Fuerte mejora de la productividad desde el año 2008 ha sido de amplia base y el desapalancamiento del sector privado está en marcha.
  • Las calificaciones de España son inferiores a los de otras grandes economías avanzadas, lo que refleja los grandes riesgos para la solvencia. Las perspectivas de crecimiento a mediano plazo son débiles, todos los sectores de la economía siguen siendo muy endeudados y el desempleo es excepcionalmente alto.
  • El déficit público sigue siendo grande: prevemos un 7% del PIB en 2013, incluyendo el apoyo del Estado a los bancos. La deuda pública / PIB ha aumentado 11pp por año en promedio desde el año 2008 y esperamos que la relación un pico  en el 103% del PIB en 2015-16.
  • Aunque la dinámica de la deuda de España siguen siendo sensibles a los choques, la calificación de grado de inversión refleja la opinión de Fitch de que el soberano mantiene modesto espacio fiscal. El compromiso de las autoridades para reducir el endeudamiento público es fuerte, pero el déficit fiscal se tardará varios años más para ser eliminados en términos estructurales.

SENSIBILIDAD CALIFICACIÓN

 Los siguientes factores de riesgo pueden, individual o colectivamente, pueden conllevar  como resultado de una acción de calificación negativa:

  1. El no colocar la deuda pública / PIB en una trayectoria descendente en el mediano plazo.
  2. La mayor incertidumbre sobre la continuidad de la orientación de la política económica y fiscal de España.
  3. Más débil desempeño económico en el mediano plazo, lo que socavaría el esfuerzo de consolidación fiscal y erosionar la calidad de los activos bancarios. Un superávit en cuenta corriente sostenida también es clave para la reducción de la carga de deuda externa de España.
  4. El deterioro de las condiciones de financiación fiscal, que alimentaría a través de las condiciones de crédito más estrictas del sector privado.

Los siguientes factores de riesgo pueden, individual o colectivamente, como resultado de una acción de calificación positiva:

  1. A la recuperación económica sostenida conduce a una mejora del mercado de trabajo y la dinámica fiscal.
  2. Otra prueba de que la estrategia fiscal de España está en marcha, la reducción de los riesgos para la dinámica de la deuda.
  3. Nuevas mejoras en la competitividad internacional de España y la implementación de reformas que promuevan el crecimiento.

SUPUESTOS CLAVE

Previsiones de Fitch de que la economía comenzará a recuperarse en 2014, como vientos en contra de la austeridad fiscal y las condiciones de financiación de la facilidad como ocurre en la actualidad, la recuperación será impulsado principalmente por las exportaciones netas, la demanda interna se mantendrá apagada durante un período más largo. La agencia mantiene su previsión de crecimiento potencial del 1,5% en la segunda mitad de la década.

Fitch proyecta que la deuda pública alcanzará su punto máximo en 2015-16 a 103% y la disminución gradual a partir de entonces, suponiendo una tasa de interés efectiva cerca de los niveles actuales. Previsiones a medio plazo suponen algunos retrasos en relación con los objetivos oficiales de déficit público.

No obstante, si la recesión es más profunda y más larga de lo esperado, el riesgo de que el gobierno puede ser obligado a realizar nuevas inyecciones de capital puede no ser totalmente descontado.

Las calificaciones se basan en la suposición de que las elecciones parlamentarias anticipadas no serán llamados antes de 2015, que la actual administración en general a mantener su postura de política, que no habrá crisis constitucional en España, y que los futuros gobiernos seguirán deuda pública / PIB en una tendencia decreciente suavemente segunda mitad de la década.

Las calificaciones reflejan la opinión de Fitch de que España mantendrá el acceso a los mercados y que la intervención de la UE se solicitará en el momento oportuno, si es necesario, para evitar tensiones innecesarias en la liquidez soberana. Fitch asume que no habrá avances en la profundización de la integración fiscal y financiera a nivel de la zona euro en línea con los compromisos de los responsables políticos la eurozona. También se supone que el riesgo de fragmentación de la zona euro sigue siendo bajo.

 

¿Cuándo se trasladará la tibia mejora macro a los bolsillos de los ciudadanos? 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar
1 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...