blog Enrique Roca - Erre
Comentarios bursátiles, socioeconómicos e ideas sobre autonomía financiera

¿España la nueva Alemania o la Antigua China?

¿SERA  ESPAÑA  LA NUEVA  ALEMANIA O LA  ANTIGUA CHINA?

El debate

No puedo resistirme a dar mi opinión sobre  el interesante debate que tiene lugar estos días sobre el futuro de España, y que cuenta con opiniones tan  dispares como las de Arcano (los primeros por apostar financieramente  por España y ver más allá del  rabioso corto plazo)  Mc Coy, Deutsche  Bank, Carrefour, JP Morgan, Invesco  y un largo etc. de comentaristas.

Al calor de las fuertes subidas bursátiles propiciadas por algunas reformas , fuertes recortes y una cierta normalización de la prima de riesgo con  unos  tipos de interés  a la baja , sin olvidar la put  Draghi, parecen que muchos  ,empezando por las portadas del  Financial Times y Wall Street  ( del buscador de los contenedores al paraíso celestial ) han modificado radicalmente su opinión sobre nuestro país, lo que ha sido festejado por los coreógrafos de siempre.

Siempre recordaré en  la primavera del 2012 cuando escuché a prestigiosos gestores de renta fija que  España con tipos al 6% en el diez años estaba quebrada y al 7% (nivel al que pronosticaron que llegaría y acertaron) merecía la pena entrar y arriesgarse.

Tenemos que tener presente que parte del dinero que llueve pero que pocos ven  son  flujos financieros  a corto plazo y haríamos bien en detectar los que  vienen para quedarse y por qué, invirtiendo y comprando activos reales y los que miran el rabioso corto plazo porque saben los abultados vencimientos de plazos fijos al 4%  en los próximos meses.

No les voy  a  marear con una retahíla de estadísticas sobre la situación ya que  en cualquiera de los estudios mencionados las encontrarán. Más bien voy a intentar  describir algunos aspectos cercanos  a mí  (con la particularidad y subjetividad que ello conlleva )  para evaluar dónde estamos ,y dónde podemos llegar .

 Les anticipo como resumen que ello nos muestra  la heterogeneidad de nuestro país , encontrándonos  en momentos decisivos para determinar nuestro futuro y que todos los  articulistas mencionados tienen su parte de razón , dando por supuesto que  España está formada entre otras consideraciones  por  el conjunto o mayoría de los españoles y no por unos pocos (lo que parece  no tenerlo claro algún ministro).

El sector privado

He aquí unos ejemplos de mi entorno:

  • Gran empresa gala  (¿Francia: la próxima  antigua España?)de informática cotizada en bolsa que está desviando desde hace cuatro años su producción desde el país galo a España. Motivo: formación adecuada de la mano de obra y costes laborales unitarios  inferiores en un 40%. Los costes laborales unitarios llevan bajando en España desde antes de la crisis, si  excluimos el  boom del sector constructor. En España siempre ha habido una industria competitiva trabajando silenciosamente y con un gran componente exportador. Ahora se hace más visible, haciendo de la necesidad virtud.
  • Grandes empresas españolas de varios sectores que aprovechando la reforma laboral realizan ERES por doquier, tiran a la gente a la calle, para subcontratarlas después con el 50% del salario (aún estoy esperando que los presidentes y consejeros de las mencionadas empresas  se auto despidan y se auto subcontraten para dar ejemplo).
  • Zonas que perdieron su industria especializada como Ubrique (cuero-bolsos) y  Onil-Ibi(juguetes ) están recuperando su tejido productivo y volviendo a ser competencia de los productos chinos.
  • Incremento de turistas, alargándose la época vacacional .La relación calidad precio resiste favorablemente cualquier comparación (a costa de menores márgenes y salarios). Sin embargo el tiempo de espera para los servicios tanto hosteleros como financieros ,(volvemos a ser un país de colas) aumenta.
  • En la cesta de la compra de mis vecinos las marcas blancas y los artículos de primera necesidad proliferan. Empiezan a  haber peleas entre los buscadores de contenedores. La clase media desaparece (siendo machacada por los impuestos y por el multipago de servicios), el número y el patrimonio de ricos aumenta con la crisis  así como  el numero de necesitados.

 

El sector público

  • El recibo del agua cuyo consumo son 25 euros se convierte en 100  por mor de impuestos, tasas, emarsas, pagos a prostitutas,  cánones  varios  de todas y cada uno de los niveles de la administración y empresas parapúblicas .Cada día se crea  una figura tributaria nueva. Las grandes empresas no pagan impuestos , abundan los castores (si va bien me lo quedo yo y si no a pagar todos) y las empresas energéticas están llenas de ex políticos (¿algún día alguien explicará por qué muchas ex cajas  tenían tanta participación en Iberdrola y a cambio de qué?), con sueldos millonarios a pesar de que la luz sube un 60%.
  • Como gran alarde de reducción del coste superfluo en Valencia, ciudad  plana, concéntrica y con una red de transporte público envidiable, nuestros ediles nos venden su gran sacrificio de reducción en un 20% la cifra de coches oficiales. Pienso que será por aquello de que no querer ver lo sucio que están los barrios.
  • Nuestros políticos  siguen tratando como súbditos, por mucho que hagan actos de afirmación (a los que solo van los que viven de los presupuestos, de las refinanciaciones y de las daciones de pago multimillonarias que al final es costeada por nuestro bolsillo, por mucho autodenominándose sociedad civil) .La sociedad parece estar dividida entre los que viven de los presupuestos y los que viven a pesar de ellos.
  • Las ruedas de prensa tanto del Consejo de Ministros como del resto de Administraciones públicas responden al latiguillo de no sé, no contesta, lo estudiaremos, responderemos la semana próxima, no se puede comparar porque hemos cambiado el sistema contable. Nos tratan como tontos cuando dicen que incrementan el presupuesto destinados a la mejora de servicios públicos cuando lo único que hacen es intentar pagar facturas atrasadas.
  • Nuestros dos partidos mayoritarios (por ahora) aun coincidiendo en ciertos temas como pensiones, mercado laboral, necesidad de reformar el estado son estructuralmente incapaces de pactar y llegar a acuerdos, siguiendo la política del y tú más. No se puede hacer una reforma energética,  de educación e investigación y a mitad de los planes echarlo por la borda, porque cambia el partido gobernante. Recuperar la confianza es imprescindible, pero no se consigue únicamente a base de proclamas y latiguillos políticos, si no del boca a boca de nuestros conciudadanos.

 

Un cambio de mentalidad es necesario

Una vez  que empieza a recuperarse el excedente empresarial de las grandes compañías , las últimas medidas  gubernamentales  parecen encaminadas a favorecer la demanda interna ( pilar indispensable en la recuperación iniciada por el sector exterior) ,pero muchos pensamos que si el déficit no se recorta por dónde toca ,la desconfianza  proseguirá y el consumo continuará languideciendo.

Hay que recuperar el Estado y la política como instrumento de cohesión y para ello algún acto efectivista es necesario (suprimir el Senado, vender las sedes de las embajadas algunas de las cuales son verdaderos palacios decimonónicos y poco funcionales).

Gobernar además de procurar el bienestar del mayor número de ciudadanos también consiste en hacer más con menos recursos. Si la mejora de PIB se traduce únicamente en una mejora para unos cuantos, los populismos nos esperan  a la vuelta de la esquina.

El cambio de mentalidad y actitud que se ha producido en el sector privado , parece que no ha llegado a parte del sector político administrativo que parece cada vez más enrocado en un mundo ideal a la vez que ficticio.

Se hace camino al andar, los ciudadanos ya hemos hecho suficientes sacrificios  como para no exigir de nuestros mandatarios que independientemente de las diferencias ideológicas, un  mejor y mayor control de nuestros dineros.

El mayor o menor peso del sector público para mí es secundario, no pase como por aquí dónde  las resonancias magnéticas  privatizadas cuestan un 50% más que en los hospitales públicos. Aprovechemos el tiempo, ha llegado también la hora de la microeconómica y de la participación de todos en la cosa pública.

 El convertirnos en la nueva Alemania o la antigua China depende de nosotros. Si vivimos (vivir es más que subsistir) únicamente del turismo y de los automóviles, y de los sueldos mileuristas habremos fracasado como colectividad. Esperemos no tener  que recordar ni a Pérez Galdós ni a Larra cuya actualidad es palpable en estos tiempos.

Fragmento del libro de Benito Pérez-Galdos "La fe nacional y otros escritos sobre España" publicado en 1912.

"Los dos partidos que se han concordado para turnarse pacíficamente en el poder son dos manadas de hombres que no aspiran más que a pastar en el presupuesto. carecen de ideales, ningún fin elevado los mueve; no mejorarán en lo más mínimo las condiciones de vida de esta infeliz raza, pobrísima y analfabeta. pasarán unos tras otros dejando todo como hoy se halla, y llevarán a españa a un estado de consunción que, de fijo, ha de acabar en muerte. no acometerán ni el problema religioso, ni el económico, ni el educativo; no harán más que burocracia pura, caciquismo, estéril trabajo de recomendaciones, favores a los amigotes, legislar sin ninguna eficacia práctica, y adelante con los farolitos... si nada se puede esperar de las turbas monárquicas, tampoco debemos tener fe en la grey revolucionaria (...) no creo ni en los revolucionarios de nuevo cuño ni en los antediluvianos (...) la españa que aspira a un cambio radical y violento de la política se está quedando, a mi entender, tan anémica como la otra. han de pasar años, tal vez lustros, antes de que este régimen, atacado de tuberculosis ética, sea sustituido por otro que traiga nueva sangre y nuevos focos de lumbre mental".
 
Del fragmento, solo constatar que han pasado más de 100 años, así que la única pega que se puede poner es que se quedó corto (parece que los cambios han sido tan solo para que todo siga igual)
¿Te ha gustado el artículo?

Publico todas las semanas mi visión sobre los mercados y los cambios que realizo en mi cartera. Si quieres saber más y estar al día de mis reflexiones, suscríbete a mi blog.

  1. #1

    Fernando Saenz

    Me ha gustado mucho tu artículo, en especial la cita del libro de Pérez Galdós. Es curioso como durante todo este tiempo nos han tenido engañados haciéndonos pensar que las cosas habían cambiado, cuando nada más lejos de la realidad.

    La cita es de hace cien años pero podría extrapolarse a la situación actual perfectamente, me atrevería a decir que probablemente ahora estemos incluso peor, ya que han tenido mucho tiempo para asentarse cómodamente y extender sus tentáculos a todas y cada una de las instituciones y ámbitos de nuestras vidas.

  2. #2

    Sasha

    Muy bueno.

    Yo no me quedaría con la cita de Galdós aunque es muy relevante; viene a ser lo que un coetáneo suyo, Mark Twain, decía: "la historia no se repite, pero rima".

    Por lo demás el análisis es muy completo. Esta mañana venía leyendo el artículo de Er Paí de ayer domingo sobre el lado oscuro de la economía china y me venía a la cabeza lo que dijo el modesto líder de Mercadona, o la intención de las empresas españolas de querer parecerse a este modelo productivo. Yo de hecho voy a cambiar de trabajo, cobrando menos, por no querer permanecer sentado sin hacer nada en un horario que me priva de ser persona. Pero como me tanguen un pelín más, mejor en el paro que enriqueciendo a terceros por su puñetera cara (voy sub-sub-contratado, algo habitual en la Piel de Toro).

    En resumen, vamos cojonudos.

Autor del blog
  • Enrique Roca

    EX-Director de Carteras de Fondos de Inversion. Ha obtenido numerosos premios nacionales e internacionales, destacado en Citywire y Financial Times como uno de los mejores gestores europeos. Imparte masters especializados en destacadas escuelas de Negocio. Sus inversiones financieras más significativas se concentran en azValor, Bestinver y en el fondo Presea Talento Selección. Los puntos de vista expresados en los artículos no deben considerarse como una recomendación, asesoramiento o previsión.

Envía tu consulta