Rankia Perú Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
1 recomendaciones

La medida es sorprendente y parece ser acertada. Regresando el “casete” no recuerdo una sola vez que un banco o un grupo de bancos se hayan decidido por desarrollar una estrategia de quitas al capital ante un entorno de crisis. Esta vez así será.

 

Los bancos en México le harán descuentos a los deudores para reducir el pago que venían haciendo a sus créditos, ¿Cuánto? Al menos un 25%, esta medida también irá acompañada de una ampliación del plazo remanente del crédito de un 50% del plazo original y existirán disminuciones en las tasas de interés.

 

La crisis pandémica ha generado un choque de demanda que lleva al menos seis meses, la destrucción de empleos y la disminución del ingreso de una enorme cantidad de acreditados, así como algunas micro, pequeñas y medianas empresas ha detonado una estrategia sin precedente en la historia moderna de la banca mexicana. Los bancos no le dieron la vuelta al problema de la morosidad y están tapando el pozo antes de que muchos se caigan en él.

 

La ola de coronavirus (que podría tener una versión recargada en las próximas semanas) podría traer tras de ella una oleada de incumplimiento de pagos que ha movido a las autoridades del sistema financiero mexicano por lo que los bancos acordaron un paquete de ayuda sin precedente.

 

Se trata de una decisión histórica que corresponde a un capítulo inédito en la historia crediticia comercial en México.

 

¿Qué es una quita de capital? Simple, se reduce el dinero adeudado. Al disminuir el dinero que se facilita que los diferentes deudores paguen y se mitiga un riesgo de morosidad que puede desembocar en que muchos bancos con mucha exposición a productos de crédito enfrenten una falta de solvencia lo que resultaría en un riesgo sistémico para todo el sistema financiero. Los bancos han preferido perder un poco que perder mucho. Si presto mil pesos y no me pueden pagar es su problema, pero les presto 1 de millón de pesos y no me pueden pagar es mi problema.

 

Al mismo tiempo, se tradujo en un viraje abrupto, de las condiciones de los acreditados de la banca que perdieron su empleo, perdieron sus ingresos o los vieron disminuir dramáticamente; quebraron sus negocios o están en números rojos y con muchas dificultades financieras y en consecuencia enfrentan una crisis de pagos. La crisis de liquidez podría convertirse en una crisis de insolvencia y ese es el enorme desafío que enfrenta la banca.

 

¿Cuáles son los apoyos a deudores ante la crisis económica?

 

La secretaría de Hacienda y Crédito Público y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores realizaron modificaciones regulatorias para que los bancos puedan ofrecer a sus clientes, “sacos a la medida” incluyendo medidas extraordinarias como el descuento al capital. La medida es una jugada que al mismo tiempo de evitar riesgos de insolvencia en el sistema financiero también le inyecta liquidez a las familias y empresas.

 

Esta es una segunda medida luego de que diferentes grupos financieros ya habían realizado un diferimiento de pago de capital e intereses por plazos que ven desde los 4 hasta los 6 meses.

 

La intención es, no solamente, dar alivio a la economía de los clientes beneficiarios, sino que contribuye a la recuperación económica del país, al dotar de liquidez a familias y empresas.

 

Este es segundo salvavidas que lanzan gobierno y banqueros a los usuarios de los servicios financieros. Con el primer salvavidas, los bancos, ofrecieron diferir el pago de capital e intereses, por un plazo de entre cuatro y seis meses a sus clientes.

 

Es indispensable que se cada uno de cada persona se acerque a la brevedad con su banco para evaluar su situación y adaptar su caso a estas medidas.

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar
1 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...