blog Cambiando el mundo
Discusión de problemas y soluciones de actualidad económica mundial

¿Quieres manejar mejor tus finanzas personales?

Hay personas que quisieran ser traders, inversionistas, conseguir una casa y dar un futuro económico a su familia, o al menos vivir una vida tranquila, pero viven en medio de dificultades económicas, no porque estén desempleados, sino porque a pesar de tener ingresos no logran estabilizar sus finanzas personales.  Analizaremos algunos temas que permiten mejorar las finanzas personales.

La vida del deudor y la vida del ahorrante

Con la cultura del consumismo, se ha criado más de una generación donde a la gente no le alcanza el dinero, donde la gente vive a punta de deudas, queriendo tener cada vez más, consumiendo todo a su paso.  A esto se suma la crisis económica que ha empeorado las condiciones de las personas, al punto de que el desempleo lleva cuestionar, mientras los bancos aprovechan y explotan la confusión en que la gente se le hace pensar que riqueza y deuda son lo mismo, porque "igual me compro las cosas si pido prestado a que si me limito en los gastos para ahorrar, con la diferencia de que pidiendo prestado tengo las cosas hoy, y ahorrando las tengo mañana".

Veamos cómo vive el que pide prestado y el que ahorra.  Imaginemos que Juan y Pedro quieren gastar $200.  Juan pide prestado $100 y tendrá que pagar $10 por mes con un 50% de interés.  Entretanto Pedro decide ahorrar $10 cada mes y comprar cuando haya reunido el dinero necesario.  Ambos tienen un salario de 100 al mes.

Como vemos en la gráfica, Juan pidió prestado y gastó hoy, y tuvo que atravesar 15 meses de sacrificio, de vivir un poco más pobre, para pagar el préstamo, y durante 5 meses lo único que hizo fue sacrificarse para pagar intereses, que es dinero que jamás disfrutó.  Si Juan dejaba de pagar, el banco le quitaría algo y siempre tenía que vivir con la preocupación de pagar puntualmente al banco, para evitar pagar de más.  En cambio Pedro se sacrificó durante apenas 10 meses, sin estrés y fue guardando dinero pacientemente hasta lograr el monto deseado y gastó el dinero.

¿Quién vivió más tiempo empobrecido?  Juan el que se endeuda.

¿Quién tuvo menos sacrificio para obtener una cantidad de dinero determinada?  Pedro en que ahorra.

¿Para qué pagar más dinero si puedes pagar menos sin deuda?  ¿Acaso la inmediatez hace que valga la pena el sacrificio y las penurias de tener una deuda?

Como puedes ver, la inmediatez de que la "vida es ahora" es lo que los bancos le meten a la gente, evitando que la gente piense en el futuro, en el hecho de que tendrán que sacrificarse más tiempo para pagar dinero que jamás disfrutaron.  Los bancos hacen creer que el préstamo hace vivir como rico, con eslóganes como "logre sueños", "viaje", "consiga lo que desea". 

Si eres como Juan, te enojará mucho saber que los bancos en realidad no prestan el dinero de los ahorrantes, sino que en banca existe el "sistema de reserva fraccional" que le permite a los bancos inventar dinero que no tienen a partir del monto de los depósitos, de modo que el negocio bancario termina siendo INVENTAR dinero, PRESTAR dinero y luego COBRAR dinero.  Si, te cobran el dinero que inventaron, y tendrás que trabajar duro para pagarlo.

Si deseas indagar un poco más sobre el sistema de reserva fraccional, y la confusión entre la riqueza y la deuda, y la crisis mundial causada por activos tóxicos creados por las deudas, puedes leer estos posts anteriores que he escrito, que te ayudarán a comprender el mundo aberrante en el que vivimos:

  • La confusión entre riqueza y deuda (y las aberraciones conceptuales derivadas):  Trata el tema de cómo los bancos inventan dinero, y cómo los bancos hacen que la gente confunda la riqueza y la deuda, y confundan el concepto del valor.
  • ¿Qué son activos tóxicos y qué es un rescate a los bancos?: Muestra cómo es que la crisis que vivimos hoy fue causada por el dinero que se inventaron los bancos para prestar y señala que los rescates bancarios pretenden cobrarle a los contribuyentes ese dinero inventado por ellos, de modo que puedes ver el efecto nocivo de las deudas a nivel mundial. Así puedes ver que el rescate bancario que nos recetan como solución, no es más que la causa del problema.

El consumismo

Todo el problema de caer en la trampa mercadotécnica de los bancos es el deseo de tener de inmediato, que empuja al consumo y la deuda.  Es lo que se llama consumismo, una tendencia que ya en los años 1970 se empezaba a perfilar: "tener más es ser más".

Jimmy Carter, el presidente número 39 de los EUA dijo en su discurso del 15 de Julio de 1979:

"En una nación que está orgullosa del trabajo duro, familias fuertes, comunidades unidas, y nuestra fe en Dios, muchos de nosotros tendemos a adorar la autoindulgencia y el consumo.  La identidad humana ya no está definida por lo que uno hace, sino por lo que posee. Pero hemos descubierto que poseer y consumir cosas no satisface nuestra búsqueda de significado.  Hemos descubierto que apilar bienes materiales no puede llenar los vacíos de vidas que no tienen propósito"

Si buscas más citas textuales famosas sobre el consumismo, puedes pinchar aquí.

Debes renunciar a la idea de que tener más es ser más.  Dicen que "uno es amo de lo que tiene y esclavo de lo que debe".  Por ende, si obtuviste algo a partir de deudas, realmente no tienes nada más que un regimen de esclavitud financiera.

Si vives en Latinoamérica y creciste en los años 1980 o posteriormente, la crisis económica que rescató a los bancos en esa época hace que tengas menos oportunidades económicas que tus padres y ancestros.  Si quieres saber cómo es que esa crisis fue causada por los bancos, puedes leer el artículo de George Soros, Anatomy of a Crisis que explica muy bien los procesos que llevaron a Latinoamérica a la crisis.  No trates de vivir como vivieron tus padres, ni de lograr lo que ellos lograron, porque no es posible, pues ellos vivieron una circunstancia económica distinta.  ¿Quieres culpar a alguien?  Culpa a los bancos que se hicieron rescatar con tu futuro.

Si vives en Europa o EUA, la crisis del 2008 donde se rescató a los bancos, hará que no puedas vivir con la misma bonanza que tus padres. Funciona igual que la "latinoamericanización" de la década de 1980, que hizo que la vibrante economía de Latinoamérica de los años 1970 se convirtiera en lo que todos conocemos, así que quizá deberías hacerte la idea de que vas a vivir con la calidad de vida de un país tercermundista, y ajustar tus finanzas.  Los políticos salvaron a los bancos y ahora te toca a ti pagar la factura, con tu futuro económico.  Le he llevado el pulso a la realidad económica y eso en este punto es inevitable, a menos que le hagan pagar a los bancos la factura que tu tienes que pagar.

La compra compulsiva

Muchas personas sufren el problema de la compra compulsiva que es una adicción a las compras, y las consecuentes deudas.  Puedes hacer uso de los siguientes trucos.

  • Hacerse la pregunta "¿Realmente necesito esto?"
    Cuando estás frente a la tienda, o frente al irresistible artículo que vas a comprar, debes pensar si realmente necesitas aquello.  No vaya a ser que termines pagando deudas por cosas que ni vas a utilizar.
  • No cargar dinero, no comprar a crédito, no usar apartados
    No llevar dinero contigo, ya sea en efectivo o en tarjeta o en cualquier otra forma, si no usas la compra a crédito ni los sistemas de apartados, estarás dando un importante paso para controlar tus deudas.
  • Postergar las compras para el día siguiente
    No compres las cosas en el momento.  Posterga las compras para el día siguiente.
  • Seguir los 12 pasos de Deudores Anónimos 
    Al igual que el alcoholismo u otras adicciones, la compra compulsive obedece a una necesidad de llenar algo, un vacío interior que no se llena con nada exterior.  Es preciso un proceso de sanación interior de aquello que nos causa dolor.
  • El proceso de compra
    Cuando en efecto necesitas comprar algo, primero consigue al menos 3 cotizaciones distintas de aquello que vas a comprar, compara ventajas y desventajas de las condiciones que te ofrecen.
  • Ahorrar en lugar de endeudarse
    Como vimos antes, si te endeudas te sale más caro todo.
  • Usa efectivo, no tarjeta u otro medio de pago
    El concepto de dinero es abstracto.  Cuando pasas una tarjeta por el datáfono igual da que sea 1 dólar o 100 mil dólares, el dinero no se siente sino hasta que pagas.  Con el uso de efectivo al menos sientes donde te desprendes del dinero, sientes su peso, y ves cuando es entregado.  Eso te hace tener conciencia de cuanto estás gastando realmente.
  • Vigila las fechas de pago
    Así te evitarás cargos y multas innecesarios.
  • Aléjate de las compras tanto como sea posible
    Mientras no logres la sanidad interior, y descubras en tu niñez las razones que te causan sensación de escasez, abandono o soledad que te llevan a compensar con cosas lo que no tuviste, aléjate de las compras tanto como sea posible.  Busca personas honestas con sabiduría que te puedan ayudar a superar el problema, busca apoyo.
  • No puedes llenar un vacío interior con cosas
    Recuerda que lo exterior no puede llenarte como persona.

Cuentas desordenadas

Existe el caso donde los problemas de finanzas personales no obedecen a problemas de compra compulsiva y adicción a las deudas, sino que se trata de simple y puro desorden, producto de nunca haber aprendido a administrar el dinero de una manera sistemática.  Las cuentas desordenadas en una persona sin adicción obedecen a que la persona no conoce sus hábitos de consumo, no ha revisado los números.  He aquí algunos trucos.

Cabe indicar que es preciso ser disciplinado en la recopilación de información, al menos durante los primeros meses.

  • Paga tus deudas
    Eso te dará tranquilidad.  Si tienes que sacrificar un 10% de tu salario en pagar deudas innecesarias, eso es demasiado alto y estás al borde de la insostenibilidad financiera personal.
  • Usa una libreta y anota
    Busca una libreta de bolsillo, y átalo con un cordón a un lápiz pequeño y llévalo en tu bolsillo.  Todos los días anota cada gasto, hasta el más pequeño.  Cada semana categoriza tus gastos (comidas innecesarias, taxi, caprichos, pasajes de autobus, almuerzo en el trabajo, gastos del vehículo, etc) y calcula los totales.  Te sorprenderás al ver aquello y sabrás cuales rubros de gastos diarios reducir.
  • Usa un presupuesto
    Hay cuentas que sabes que debes pagar todos los meses.  Aparta ese dinero y no lo uses, excepto para pagar la cuenta correspondiente.
  • Evita gastos no previstos
    Muchas veces los gastos no previstos, por más pequeños que sean, suelen ser causa de desbalances en tu economía personal.
  • Evita los "gastos pequeños"
    Ningún gasto es pequeño, especialmente cuando se trata de la mente humana que te engaña.  A veces dices "no voy a comprarme esto que cuesta $1 para ahorrar" y de pronto te encuentras con un artículo de $50 que está en promoción a sólo $30 y ves aquello como irresistible.  Es que ya los mercadólogos saben que "lo importante para el cliente no es cuanto cuesta, sino cuanto se ahorra".  Es un truco que usan para engañar a la mente humana, haciéndote pensar que un gasto es "pequeño", cuando no lo es.
  • Vivir como pobre ahorrando, en lugar de vivir como pobre pagando
    Como vimos antes, vivir como pobre ahorrando hace que todo salga más barato.  Como pobre endeudado sale más caro y hay más angustias, porque el banco nunca pierde.  Hacer tratos con el banco al suscribir deudas es parecido a hacer un pacto con el diablo, un goce efímero hoy, y luego una larga estadía en el infierno.
  • Controlar los límites de gasto diario
    Supongamos que después de apartar las cuentas que debes pagar mensualmente te quedan $300 para gastos en cada día cotidiano.  En un mes de 30 días eso significa $10 por día.  Lleva un control de gastos diarios.  Si hoy te excediste y gastaste $15, mañana sólo podrás gastar $5 o te habrás de sobregirar en tus gastos.  Procura gastar menos de los $10 al día y empezarás a ahorrar.
  • Deja una reserva de imprevistos
    Cuando te paguen tu salario, aparta una cantidad, e imagina que no cuentas con ese dinero. Dependiendo de tus posibilidades económicas y de tu disciplina, usa un 1%, 5% o 10% de tu salario.
  • No tomes consejo de los bancos
    Los bancos te dirán lo que les conviene para ganar dinero.  Un asesor y vendedor siempre tendrá un conflicto de intereses.

Existen muchos otros trucos para alinear las finanzas personales para evitar penurias innecesarias.  Sin embargo espero que esta antología de trucos te sirva un poco.

Dicen que no es rico el que más tiene, sino el que menos necesita.

----

Postdata: Puedes reproducir este artículo para fines educativos.  Y si alguien logra mejorar su vida gracias a estos consejos, me gustaría saberlo.

¿Te ha gustado el artículo?

Si quieres saber más y estar al día de mis reflexiones, suscríbete a mi blog y sé el primero en recibir las nuevas publicaciones en tu correo electrónico.

Comentarios
21
Página
2 / 2
  1. #21

    Comstar

    en respuesta a Mcfioso
    Ver mensaje de Mcfioso

    Vaya que has conversado largamente con Pedro. Yo no no he conversado tan largamente, así que se te agradece la entrevista que le hiciste.

Autor del blog