La extraña fusion del contenido mediático

Hoy presenciamos la fusión de contenidos: Opinión, noticias, amarillismo, consejos de experto y publicidad, todo en un sólo coctel.  Y lo peor es que muchos no se han dado cuenta.  Y es que hasta en Youtube, donde los creadores se jactan de ser muy alternativos, encuentras esto.

Clickbait de la ira


Todo empieza cuando alguien te cae muy bien o muy mal.  Ya sabes, dicen que si alguien te cae mal es porque esa persona tiene tu peor defecto, pero como audiencia nadie se da cuenta.  Entonces cuando dicen algo bueno del que te cae bien o algo malo del que te cae mal, miras que hay justicia y karma en este mundo, y cuando no ocurre así, entonces sientes ira y te vuelves adicto a la ira y le das seguimiento a eso con la misma morbosidad con la que en otra época se mira una noticia de la sección de sucesos. Las big tech saben eso y lo explotan. 

Hinchas


La parcialización hacia un lado o hacia otro es tan rampante que sientes que son hinchas que te están hablando de su equipo de futbol favorito.  Y así bajo el disfraz de noticia, lo que hacen es mandarte propaganda de hincha. La exageración resultante no la ha visto ni la famosa "mano de Dios" de Maradona.

Fulano dice algo, refuta, y todo es un puro "game over, se acabó", y una mera reacción se muestra como victoria, "no lo vieron venir, fulano ha cambiado las reglas, para siempre" y si hablan del oponente "fracaso épico, sutano demolido en redes sociales" y hasta "fulano hace una broma sobre sutano".

Y la frase "teoría de conspiración" se usa en abundancia para tratar de callar a alguien.   Hemos llegado a un extremo tal que cuando un criminal quiere ocultar su crimen, sólo debe alegar que la acusación es teoría de conspiración. Si una persona dice que nunca se va a suicidar y luego muere en circunstancias extrañas, los asesinos se apresuran a decir que fue suicidio sin que haya investigación forense y dicen que decir lo contrario es teoría de conspiración. O sea, que si el muerto se disparó 3 tiros en la cabeza y luego se arrastró para ahorcarse, el resultado es suicidio.

Y toda esta técnica discursiva la usan los dos lados.  Y ese discurso se usa hasta para temas neutros como "las 5 cosas que odiarás de la República de Chungalandia".

Y cuando tratas de ver cómo es la vida en otros países, en otros tiempos te saldía un vloguero residente mostrándote la ciudad o su barrio o un turista mostrando su tour o algún periodista yendo a un lugar lejano para convivir con la tribu ártica nómada o vive unos días en las chozas en medio de la jungla.  O sea, como que sientes que todo tiempo pasado fue mejor. Bueno.. excepto cuando te acuerdas de algunas cosas ridículas del pasado...
 

El asunto es que hoy ese periodismo ya se trata sólo de una persona sentada enfrente de su computadora hablando, porque si sales debes editar, y con las reglas cambiantes de los algoritmos, la máquina se ofende cuando ve algo y ya el creador resulta censurado.  Es que a Youtube sólo le importa tiempo de visualización y desplegar anuncios y de allí la baja calidad de los videos.  Por eso cuando Youtube ofrece premium o suscripción, pues no da muchas ganas de pagar.  Es que hasta el anuncio de los "cool dad clothes" tuvo más trabajo que postear el video del vloguero.

Educativo versus entretenimiento


Y tratando de entender la cultura de un país, siempre terminas encontrando un video de "cómo hacerte de un novio/novia en Chungalandia y cómo agradarle" o peor aún, algún video sobre cómo llevar a la cama a los habitantes de tal país.  ¿Tan desesperada está la gente?  No me interesa hacerme de pareja en otro país, me interesa su cultura, ver gente normal de otros países.  Casi siempre te cuentan, pero no te muestran.  Pero supongo que muchos usuarios piensan por debajo de la cintura y por eso el algoritmo termina llevándote a esa zona opaca.

Cuando buscas contenido educativo, sus vistas son muy bajas bajas. Como que el spam noticioso exagerado ahora cae en la categoría de entretenimiento y las redes sociales lo promueven. Algo así como cuando veías que los noticieros decían que invirtieras en plata que bajaba de precio durante el incidente Gamestop.

La búsqueda de material para gente normal se vuelve cada vez más frustrante en las redes sociales convencionales. Y si te vas a las alternativas, casi no tienes movimiento, pero tampoco tienes ese spam tan fastidioso. Es como si no pasara nada en el mundo.  Es que reportar lo que realmente pasa, ofende a la máquina y lo censura (porque aparentemente vivimos en un mundo tan corrupto que las únicas noticias son de corrupciones generalizadas), y lo que queda es un "no pasa nada" o "fulano le responde a sutano" o "fulano reacciona ante tal evento".  Y de ese menú de chismes de pueblo, sólo queda exagerar para crear encabezados de noticias. 

Censura indicador de corrupción


Por eso es que cuando se ventila un escándalo de corrupción, realmente me parece que hay  más transparencia, porque un país donde se tapa la corrupción no es más transparente que uno donde ya se destapó. Más bien el destape apunta a que hubo gente con las agallas para destaparlo y recuperar ese mundo honesto que queremos.  La censura debería ser un índice de corrupción.  ¿Por qué alguien querría censurar una opinión?

Es que el extremo llega a niveles absurdos, ya no puedes postear en Youtube las historias de tus juegos de rol en una mesa de amigos, porque hay palabras de esos juegos que ahora en política también se usan, y que ofenden a la máquina.  Y por eso las únicas noticias que hay son chismes de pueblo. Yo estoy esperando el día en que censuren hablar de canicas y del juego de damas chinas en redes sociales.

Si no puedes hablar, no puedes denunciar tampoco. Y eso no es transparente.

Facebook llama "noticias falsas" a la CDC del gobierno de EEUU.



Jeroglíficos noticiosos


Las noticias de hinchas también predicen el futuro, anunciando que "Chungalandia está a punto de atacar" (y obviamente pasan meses y no atacan y te haces de piedra esperando) y hasta las noticias de gente que otrora hablaría de manera analítica ahora dice "Chungalandia tiene pánico respecto del nuevo sistema de armas". Osea que un país entero o un gobierno entero tiene cara de emoticon.


Estamos cada vez más cerca de volver a la escritura egipcia, usando emojis en lugar de letras para los encabezados de las noticias.


Hagamos el ejercicio intelectual, reemplaza el texto de la noticia con un emoji.  Ya tienes para diseñar tus nuevos jeroglíficos egipcios modernos.

El coctel


Dicen que cuando tienes muchos colores de pintura, lo más probable es que la mezcla termine en color café.  Algo así sucede hoy con el contenido noticioso.

 Opinión de un lado y el otro censurado, revuelto con noticias spam, mucho de amarillismo de ragebait para que "nada sucede" en chismes de pueblo se vuelva un bombazo noticioso, los consejos de experto te invitan a invertir cuando los precios bajan, combinado con publicidad o propaganda para hinchas es el color pardo del coctel para engañar a los pardillos. El resultado es spam digno de una cloaca periodística.

Paren el mundo que aquí me bajo. Cada vez veo más atractivo moverme a plataformas alternas, aunque así ya no tenga mucho que reportar aquí, y aunque casi nadie esté allí, no porque tenga una postura política divergente, sino porque el spam y el clickbait resultan cada vez más irritantes en las redes sociales, y eso ni es educativo ni es entretenido.

En estos días he olvidado mi móvil a propósito, porque así redescubro el verdadero significado de la libertad digital, donde ya no tienes el grillete de la máquina, tienes tu derecho de desconexión, y miras a la gente a la cara y le hablas, como se ha hecho durante milenios, sin el grillete del dispositivo móvil.

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!