Entrevista a Lola Solana, gestora de fondos de Renta Variable Small Caps y con criterios Sostenibles de Santander AM

3
En la pasada edición de la Revista Buscando Valor (Especial Small Caps y Micro Caps) tuvimos el placer de entrevistar a Lola Solana, gestora de fondos de Renta Variable Small Caps y con criterios Sostenibles de Santander AM.

Hoy, publicamos en el blog de Buscando Valor esta entrevista de una de los gestoras más destacadas a nivel nacional.

Aquí puedes descargar la última edición de la Revista Buscando Valor

Recuerda que puedes suscribirte al este blog para no perderte toda la actualidad de la inversión en valor, entrevistas y tesis de empresas.
 
Lola Solana
Lola Solana


1. ¿En qué momento comienza a interesarte la bolsa y qué te motivó a invertir?

En el año 1988 empiezo a trabajar en la gestora de Barclays Bank como ventas de un producto nuevo: “fondos de inversión”. Ese “producto nuevo” despertó mi interés por el mundo de la inversión y fue entonces cuando me propuse que algún día sería yo la que gestionaría el producto, no la que lo vendía. Ese año decidí que quería ser gestora de fondos. No quería vender lo que otros decidían porque no estaba de acuerdo con algunas cosas. Quería ser yo la que tomaba las decisiones. Eso es lo que me motivó a querer invertir, el afán de tomar yo las decisiones. En Barclays no me dieron esa opción, por eso comencé a trabajar en Santander, donde, después de varios años haciendo análisis, estudiando contabilidad y gestionando carteras de banca privada, tuve la oportunidad de gestionar fondos.



2. No solamente gestionas el fondo Santander Small Caps España sino también el Santander Equality Acciones entre otros. ¿De dónde surge la idea de lanzar este último fondo y por qué puede suponer una interesante alternativa de inversión?

Gestiono los siguientes fondos: Santander Small Caps España, Santander Small Caps Europa, Santander Sostenible Acciones y la parte de renta variable del Santander Sostenible 1 y 2. El último fondo que lanzamos fue Santander Equality Acciones. Pensamos que, dentro de la gama de Sostenibilidad, tenía sentido lanzar un fondo temático y decidimos lanzar un fondo pionero en España para dar valor a las empresas que incorporan mujeres en sus equipos de dirección, para dar valor a esas empresas donde las mujeres contribuyen en la toma de decisiones, donde la brecha salarial es inexistente y donde se dan oportunidades buscando la eficiencia y el talento sin importar el género.


3. Alguna vez has comentado que la diversidad de género aporta rentabilidad al inversor. ¿Por qué crees que sucede esto?

Lo he comentado porque es una realidad. A los datos me remito: desde que lanzamos el fondo Santander Equality Acciones en 2018 ha obtenido una rentabilidad del 15%. El año pasado obtuvo una rentabilidad del 8,2% cuando el benchmark cayó un 3,3%, siendo el mejor fondo de los que gestionamos en renta variable, y este año suma una rentabilidad adicional del 4%. Es evidente que para gestionar un fondo, dirigir una empresa o cualquier toma de decisiones necesitas diversidad de opiniones. Cuanto más variado sea el código genético de un comité de dirección, cuanto más multidisciplinares sean sus miembros, cuantos más enfoques analicen una situación, más solvente será la decisión que se tome. Lo que no podemos negar es que el cerebro de la mujer y del hombre es diferente, se complementan y juntos contribuyen a una mejor gestión y a una mayor rentabilidad.


4. ¿Cuáles son para ti las mujeres referentes o que más te han marcado dentro del mundo de la inversión?

Cuando yo empecé no había mujeres en esta industria. Fui de las primeras mujeres en gestionar un fondo. Cuando era joven mis referentes eran solo hombres. Ahora las cosas han cambiado. Somos muchas las mujeres que gestionamos fondos y espero que las chicas jóvenes quieran seguir nuestros pasos porque es un trabajo apasionante y muy enriquecedor tanto personal como profesionalmente. Lo que sí te diré es que a día de hoy tengo dos referentes femeninas que me inspiran. Una es mi madre, que ya no está, pero cuyas enseñanzas me acompañan siempre. La otra es Cathy Wood, una mujer de 65 años que ha montado su propia gestora siguiendo su propios criterios, su propia manera de hacer las cosas y que, basándose en la innovación y los avances rupturistas, ha conseguido obtener importantes rendimientos para sus partícipes.


5. Y como introducción a las empresas de pequeña capitalización... ¿Qué ventajas y desventajas tiene la inversión en small caps respecto a otras empresas de mayor capitalización?

Las small caps son un universo más numeroso y más desconocido. Por lo tanto, las oportunidades son mayores. Son empresas de nicho, crecen más, tienen menos deuda y suelen ser empresas familiares, lo que hace que sea más fácil la alineación entre el equipo directivo, los gestores y los inversores. Y, ante un escenario de exceso de liquidez y de falta de crecimiento orgánico, el M&A es un gran catalizador para ponerlas en valor.


6. Un aspecto destacado dentro de tu filosofía de inversión es el de posicionarse en aquellos sectores donde exista una demanda creciente (renovables, salud, coche autónomo…) En ocasiones, en estos casos, la oferta de nuevas empresas supera la demanda generada. ¿Cuáles dirías que son los criterios más importantes para filtrar y seleccionar las mejores empresas dentro de un sector?

Efectivamente, buscamos crecimiento pero crecimiento rentable y crecimiento que sea una realidad económica hoy. No queremos descontar diez años de crecimiento para ver valor hoy, porque en diez años pueden aparecer riesgos que hoy no existen. Como en todo en la vida, para filtrar una buena empresa, como un buen fondo o una buena persona, el filtro más importante es conocer su historia, su track record, si ha generado valor para el accionista, si ha incrementado sus activos, si se ha desapalancado, el grado de compromiso de sus empleados y directivos. Si encontramos mucha rotación en el equipo directivo siempre nos genera dudas. Valoramos la consistencia a largo plazo.


7. ¿Qué criterios usas para valorar la calidad del equipo directivo de una empresa?

Los mismos que utilizo para valorar a mis jefes, a mis compañeros o a mis amigos. Primero, y por encima de todo, compromiso, seguido de sinceridad, transparencia, honestidad, solvencia, seriedad y valentía. Un equipo directivo tiene que tomar decisiones, dar pasos al frente cuando nadie los da e incluso cuando no es popular darlos. Para eso tienes que tener convicción, decisión y ser valiente. En la gestión de fondos pasa algo parecido, se gana dinero atreviéndote a pensar de forma diferente a los demás y adelantándote a los demás y para eso se necesita valentía.

8. A nivel cuantitativo. ¿Qué ratios te parecen más interesantes para comprender el crecimiento y la valoración de una empresa?

Un ratio fundamental para nosotros es el ROCE (retorno sobre el capital invertido) porque, como te he dicho anteriormente, buscamos crecimiento rentable. Otro ratio que en cualquier entorno siempre buscamos es la generación de caja, generación de caja recurrente. Un free cash flow yield superior al 5% de una forma normalizada es una buena indicación de que el negocio funciona. Y, por último, el balance. No queremos, salvo que esté muy justificado, compañías con el ratio deuda/ebitda superior a 2 veces. Si el viento cambia, una compañía con deuda puede naufragar, pero una compañía sin deuda atravesará la tormenta.


9. En los últimos meses con este mercado alcista, da la sensación de que cualquiera que haya invertido en bolsa ha obtenido unas rentabilidades espectaculares independientemente de la acción escogida, pero sabemos que este ritmo no se puede mantener de forma indefinida. ¿Qué porcentaje de liquidez te gusta mantener en tus fondos y cuál es el nivel actual? ¿Llevas a cabo algún tipo de inversión o cobertura para minimizar el impacto ante posibles crisis o retrocesos?

Efectivamente este año ya no vale todo. Hay que discriminar y seleccionar las buenas compañías. Siempre estamos invertidos. Mantenemos la liquidez imprescindible para atender a los reembolsos que puedan venir. Normalmente mantenemos entre un 3% y un 5%. Nuestros fondos invierten en compañías solventes y rentables y mi obligación es demostrar que tengo la pericia suficiente para identificarlas independientemente de la situación del mercado. No apostamos por la dirección del mercado, ni hacemos cortos, ni estructuras complejas de derivados para cubrimos. No queremos añadir a la cartera ningún riesgo adicional al de las propias compañías en las que invertimos. Apostamos por compañías, no por la dirección del mercado.


10. En relación a la pregunta anterior, ¿crees que el pequeño tamaño de las empresas del fondo Santander Small Caps podría suponer un problema de iliquidez en el caso en que viniese una corrección y se diese un pico en el ritmo de salidas de los inversores?

No nos olvidemos que la renta variable, incluidas las small caps, es el activo más líquido de todos. Siempre puedes vender todo, es cuestión de precio. De todas formas, creo que la liquidez está sobrevalorada. Si las empresas pequeñas tienen un buen negocio, un buen management, un crecimiento rentable, siempre van a tener demanda compradora. Y ante crisis de mercado se comportan mejor, porque nadie las quiere vender sabiendo la dificultad que tiene volver a comprarlas. No es eficiente hacer trading con las pequeñas compañías. Pero si te ves en la necesidad de vender y la compañía es buena siempre encontrarás un inversor o la propia compañía que estarán encantados de incrementar posiciones. Otra cosa diferente son las pequeñas compañías que no son rentables y tienen deuda, pero esas son las que tratamos de evitar. Además, nuestro Departamento de Riesgos monitoriza el fondo semanalmente.


11. Una de vuestras principales del fondo actualmente es Laboratorios Farmacéuticos Rovi con más de un 6% de peso en la cartera. La incorporación de Rovi en cartera se produjo en 2020, mientras que el resto de principales posiciones tienen más años de antigüedad. ¿Por qué decidisteis incorporar Rovi y por qué ha llegado a ser una de las principales posiciones en tan poco tiempo?

Incorporamos posiciones que pensamos que saldrían reforzadas después del Covid. Evidentemente, en el sector farma encontramos muchas oportunidades. En marzo muchas empresas del sector cayeron como si fueran cíclicas y, sin embargo, sus resultados crecerían a doble digito. Fue una oportunidad única para comprar compañías rentables, con balances fuertes a unos precios muy atractivos. Consideramos que el sector salud es una necesidad y la pandemia ha puesto de manifiesto que lo necesario es rentable. Seguimos largos en el sector por convicción en una demanda sostenida, en un avance tecnológico y en una voluntad social y política de incrementar el I&D destinado a estas compañías.


12. Sabemos que eres una gran aficionada a la lectura pero también a la escritura ya que has publicado la novela “La cruz de madera”. ¿Cuál es tu libro favorito de inversión, cuál de temática no financiera y por qué recomendarías la lectura de “La cruz de madera”?

Mi libro favorito de inversión es “Un paso por delante de Wall Street” de Peter Lynch. Me gusta porque me identifico más con él que con otros grandes gestores. Trabajó durante toda su vida profesional en una gran institución, buscó crecimiento en beneficios y calidad, estudió la industria a fondo, no solo desde un punto de vista financiero, y transmitió que no necesitas ser el número uno en ingeniería cuántica y matemáticas para tener rentabilidad pero sí paciencia, constancia y leer y escuchar mucho.

Un paso por delante de Wall Street
Un paso por delante de Wall Street


De temática no financiera mi libro preferido es “El hombre en busca de sentido”. Recomiendo este libro porque al final todos buscamos el sentido de la vida y el libro te demuestra que el sentido de la vida simplemente es tener algo por lo que luchar, algo que te ilusione, algo por lo que te levantes cada mañana. Si tienes esa ilusión, ese compromiso y esa fuerza podrás soportar las adversidades mucho mejor que si no tienes nada que te ilusione. Lo refleja muy bien en la frase de Nietzsche: “El que tiene un porqué puede aguantar cualquier cómo”. Me gustó especialmente el capítulo del “Cuento de muerte en Teherán” que magistralmente Victor Frankl utiliza para demostrar que, pese a tus esfuerzos, no puedes evitar que algunas desgracias sucedan.

En cuanto a mi libro, “La cruz de madera”, lo recomiendo porque dicen que hay cosas que se sienten y después se escriben pero hay otras cosas que solo se sienten cuando se escriben. Eso me pasó a mí al escribir “La cruz de madera”. Se me avivaron los sentimientos, todos los que existen. Si a vosotros al leerlo se os aviva por lo menos algún sentimiento habré conseguido mi objetivo y el objetivo de la literatura en general, que es emocionar, y al mismo tiempo habré conseguido también recordar a alguien que la historia jamás lo hará.


  1. en respuesta a Salva Marqués
    #3
    15/04/21 11:40
    Recuerdo que peter lynch, al que menciona Lola, en su libro cuenta que dejo el fondo magellan (cobra un 1,3% por cierto) porque le tenian que presentar a sus hijos los fines de semana. Igual es un caso extremo pero vamos que el mejor fondo de todos los tiempo hiciera eso cobrando un 1,3 y lola escriba libros cobrando mas de un 2 para tener unos resuktados mediocres pues en fin.
  2. en respuesta a Siames
    #2
    15/04/21 09:49
    Bueno... ahí personalmente discrepo. Soy de los que piensa que para ser un buen profesional no es necesario dedicar 18h al día a tu trabajo. Está bien tener otros intereses y no tiene por qué estar reñido lo uno con lo otro.

    Lo de que la industria de fondos por lo general cobra altas comisiones, ahí sí te doy la razón, ojalá con los años la tendencia siga en seguir bajándolas.
  3. #1
    15/04/21 08:25
    Gastos corrientes del small caps: 2,16%. Con lo que sajan y que le de tiempo a escribir libros....en fin.