Rankia Perú
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog de eToro
Nuestra visión sobre la evolución del mercado, las criptomonedas...

Ciudades inteligentes – ¿Aprecia el potencial de inversión?

Las ciudades desempeñan un papel extremadamente importante en el mundo de hoy. Como potentes motores de crecimiento que suponen casi el 80 % del PIB mundial, las ciudades proporcionan las redes e interacciones que nos hacen ser más creativos y productivos como sociedad, resultando esenciales para el desarrollo económico y la creación de riqueza.

Hoy, en torno al 55 % de la población mundial reside en ciudades, pero esto no siempre ha sido así. En las últimas décadas, la proporción de la población mundial que vive en las ciudades ha aumentado significativamente y, al parecer, esta tendencia va a seguir acelerándose. Según estimaciones de la ONU, la urbanización podría añadir otros 2500 millones de personas a las ciudades del mundo en los próximos 30 años, lo que significa que en 2050, hasta un 70 % de la población mundial podría residir en ciudades.

Como cabría esperar, esta tendencia de urbanización genera desafíos. Debido al imparable crecimiento de la población, muchas ciudades del mundo luchan contra problemas como la congestión del tráfico, el alto consumo de energía y los planes ineficientes de eliminación de residuos. De cara al futuro, las ciudades tendrán que encontrar soluciones más inteligentes para mejorar sus infraestructuras y ofrecer una mejor calidad de vida a sus residentes.

Aquí es donde la tecnología ya desempeña un papel clave, y hoy, asistimos al auge de las «ciudades inteligentes» que emplean la tecnología para ser más eficientes, mejorar la sostenibilidad e impulsar la competitividad económica. Con la ayuda de tecnologías avanzadas como el Internet de las cosas (IoT) y la inteligencia artificial (IA), las ciudades están transformándolo todo, desde la gestión del tráfico al alumbrado de las calles para ser mucho más adaptables de lo que fueron en el pasado.

A nivel mundial, el mercado de la tecnología para ciudades inteligentes es enorme, pues se prevé que el gasto anual alcance los 158 mil millones de dólares en 2022. Por esta razón, creemos que las ciudades inteligentes suponen un sector de inversión temática que merece atención. Existe una enorme oportunidad de crecimiento en este sector para empresas innovadoras que ayuden a desarrollar las ciudades del mañana y eso, a su vez, creará numerosas y apasionantes oportunidades para los inversores.

A continuación, analizamos la inversión temática en ciudades inteligentes y explicamos cómo pueden los inversores participar en esta ilusionante oportunidad de crecimiento a largo plazo.

Invierta en CopyPortfolios

El 66 % de las cuentas de inversores minoristas pierde dinero al invertir a través de CFD con este proveedor. Debe considerar si puede permitirse asumir el alto riesgo de perder su dinero.

¿Qué es una ciudad inteligente?

Empecemos por los fundamentos básicos. ¿Qué es exactamente una ciudad inteligente?

En pocas palabras, una ciudad inteligente es una ciudad que puede recopilar y analizar enormes cantidades de datos de una amplia variedad de sectores que van desde la planificación urbana a la eliminación de residuos, y luego utilizar esos datos para ser más eficiente.

A través de una red de sensores, dispositivos y software interconectados, una ciudad inteligente puede aprovechar el poder de la tecnología para mejorar las vidas de sus residentes y visitantes, haciendo que la ciudad esté más conectada y sea más productiva y sostenible.

¿Qué tecnología impulsa a las ciudades inteligentes?

Las ciudades inteligentes emplean numerosas tecnologías para recopilar y procesar grandes cantidades de datos. Entre ellas, se incluyen:

Internet de las cosas (IoT) – Se refiere a la red de dispositivos físicos que están conectados y que pueden recibir, analizar y transmitir datos a otros dispositivos.

Tecnología de información y comunicaciones (ICT, por sus siglas en inglés) – Incluye tecnología como redes inalámbricas que transmiten información. Las redes 5G son la nueva generación de redes móviles y desempeñarán un papel clave en las ciudades inteligentes por su velocidad, ancho de banda y fiabilidad.

Tecnología de nube – La nube proporciona almacenamiento y potencia de procesamiento para las enormes cantidades de datos que generan las ciudades.

Big Data – Esta tecnología ayuda a las ciudades a procesar grandes cantidades de datos.

Inteligencia artificial – La tecnología de IA se puede utilizar para interpretar los datos y tomar decisiones sin necesidad de intervención humana.

Sistemas de información geográfica (GIS, por sus siglas en inglés) – Esta tecnología se ha diseñado para captar y analizar datos geográficos que resultan útiles en la planificación de las ciudades y elaboración de mapas.

Por supuesto, estos son solo algunas de las tecnologías clave que están desempeñando un papel esencial en el desarrollo de las ciudades inteligentes. Pero hay muchas otras. No obstante, el común denominador a la hora de considerar todas estas tecnologías son los datos. Al recopilar los datos y procesarlos eficazmente luego podrán utilizarse para mejorar significativamente la infraestructura de una ciudad. Al utilizar tecnología como sensores, redes inalámbricas, reconocimiento de imágenes e inteligencia artificial, las ciudades podrán responder a los datos entrantes en tiempo real, lo que podría causar un gran impacto en la vida de sus residentes.

Tecnología de las ciudades inteligentes: subsectores principales

Las ciudades pueden emplear la tecnología de muchas maneras para mejorar su funcionamiento. Estos son algunos de los subsectores principales dentro de la temática de las ciudades inteligentes.

Eficiencia energética: un foco de atención principal en la temática de las ciudades inteligentes es mejorar la eficiencia energética para reducir los costes y aumentar la sostenibilidad. Hoy en día, el alumbrado inteligente de las calles, que puede reducir el consumo de energía apagándose cuando no hay nadie cerca, se está volviendo cada vez más popular. Por ejemplo, Chicago lanzó recientemente un plan para sustituir casi 300.000 luces callejeras con controles de tecnología inteligente para el año 2021, lo que podría ahorrarle a la ciudad unos 10 millones de dólares al año en costes de energía. Otras ciudades han implantado paneles solares en tejados que permiten a los usuarios vender su energía a otros.

Agua: La tecnología también puede desempeñar un papel esencial para mejorar el abastecimiento, tratamiento y suministro de agua. Los sistemas hídricos inteligentes de hoy pueden medir la cantidad de agua de lluvia, proporcionar análisis de inundaciones en tiempo real, detectar fugas y también seguir patrones de consumo, que pueden ayudar a optimizar el uso de agua y reducir los residuos hídricos.

Gestión de residuos: Con la ayuda de tecnología avanzada, las ciudades también pueden hacer que los servicios de eliminación de residuos sean mucho más eficientes. Por ejemplo, las ciudades pueden utilizar sensores de IoT para medir el nivel de llenado de las papeleras, de modo que cuando una papelera esté llena, pueda enviar al instante esa información a una aplicación basada en la nube que pueda optimizar la ruta de los camiones de recogida de basura. Recientemente, la ciudad española de Santander implantó este sistema de eliminación de residuos con el despliegue de 6000 dispositivos de IoT por toda la ciudad para monitorizar sus papeleras.

Gestión del tráfico, transporte público y movilidad mejorada: Al aprovechar el poder de la tecnología, los urbanistas pueden obtener información sobre el patrón del flujo del tráfico, las obras en las calzadas, los atascos y las condiciones en las carreteras, y usar estos datos para mejorar el flujo del tráfico. Un ejemplo de ciudad que ya está utilizando un sistema de gestión del tráfico inteligente es Ámsterdam. Al monitorizar el tráfico en tiempo real, las ciudades pueden emitir información sobre los tiempos actuales de viaje, lo que ayuda a los conductores a decidir la mejor ruta en cada momento. Además, la tecnología se puede usar para optimizar las redes de transporte público, lo que dará lugar a trenes y autobuses más rápidos y seguros, y las ciudades también podrán mejorar la movilidad ofreciendo bicicletas y ciclomotores inteligentes para trayectos cortos. Por ejemplo, en Barcelona, las bicicletas son una parte esencial del sistema de transporte público.

Protección medioambiental: Aunque las ciudades generan una gran proporción del PIB mundial, también producen en torno al 70 % de la polución mundial, y la Organización Mundial de la Salud (OMS) cree que más del 90 % de la población mundial vive con una contaminación superior a los límites recomendados. En este caso, la tecnología puede causar un gran impacto ayudando a reducir los niveles de contaminación en el aire en áreas densamente pobladas. Por ejemplo, mediante el uso de redes de sensores inalámbricos, una ciudad puede recopilar y analizar los datos relacionados con factores medioambientales como la calidad del aire. En general, la tecnología puede desempeñar un papel esencial en las ciudades inteligentes para ayudarlas a mejorar la sostenibilidad.

Ejemplos de ciudades inteligentes

Barcelona 2007 Se implantó un innovador plan de bicicletas compartidas para reducir la congestión del tráfico

Londres 2011 Se introdujeron automóviles autónomos en el aeropuerto de Heathrow para transportar a los clientes a las terminales

Nueva York 2011 Se instaló un sistema automatizado de lectura de medidores a gran escala para el consumo de agua

Singapur 2014 Se instaló una gran red de sensores en la ciudad para realizar un seguimiento de todo, desde el tráfico a la limpieza

Oslo 2014 Se instaló una red de sensores para ayudar a cuidar a los mayores

Santander 2014 Se instalaron 6000 dispositivos IoT para mejorar la eliminación de residuos

Ámsterdam 2015 Se implantó un sistema de gestión del tráfico inteligente en tiempo real

Chicago 2018 Se sustituyeron 300.000 luces callejeras con controles inteligentes

Shanghái 2019 Se adoptó una tecnología basada en la cadena de bloques para monitorizar un amplio espectro de datos de la ciudad

Cuando se tienen en cuenta todos los distintos subsectores, es evidente que la tecnología destinada a las ciudades inteligentes constituye un enorme mercado. Y este mercado parece dispuesto a crecer a un ritmo vertiginoso en los próximos años, impulsado por la rápida urbanización, las infraestructuras obsoletas y la adopción de nuevas tecnologías. Como se prevé que el volumen total global del mercado de las ciudades inteligentes alcance la cifra de 2,6 billones de dólares en 2025, parece ofrecer un considerable potencial de inversión. Pero, ¿cuál es la mejor forma de invertir en las ciudades inteligentes?

Cómo invertir en ciudades inteligentes

Hay varias formas que pueden emplear los inversores para beneficiarse de la inversión temática en ciudades inteligentes.

Una es invertir en empresas individuales que están desarrollando tecnología para ciudades inteligentes. Sin embargo, este enfoque no siempre queda muy claro pues existen literalmente miles de empresas en todo el mundo que están desarrollando su propia tecnología única. Van desde grandes empresas tecnológicas muy conocidas como Google, cuya división Sidewalk Labs se creó específicamente para abordar el tema de la urbanización, a pequeñas empresas emergentes indetectables para la mayoría de los inversores. ¿Por dónde empezar? No todas las acciones de este sector acabarán siendo buenas inversiones, por lo que este enfoque puede resultar todo un desafío.

Con esta clase de potencial de crecimiento a largo plazo, la forma más eficaz de invertir es a menudo a través de una estrategia de inversión temática diseñada para beneficiarse del crecimiento de este sector, y a la vez proporcionar diversificación. Por esta razón, aquí, en eToro, estamos desarrollando actualmente nuestro CopyPortfolio Smart Cities, un portafolio temático completamente distribuido que se ha diseñado para proporcionar un crecimiento de su capital a largo plazo al invertir en un amplio abanico de empresas que ayudan a desarrollar las ciudades mejor conectadas y más eficientes del mañana. Esta estrategia inversora permitirá a los inversores a largo plazo beneficiarse de la temática de las ciudades inteligentes sin exponerse al riesgo específico de una acción en particular.

Siga el portafolio SmartCities

Su capital está en riesgo. El rendimiento pasado no es un indicador de los resultados futuros.

Las ciudades inteligentes no son una idea futurista que quizá nunca se haga realidad. Hoy en día y en todo el mundo, las ciudades ya están implementando esta tecnología, y gracias a los avances de los últimos años en IA, big data e IoT, las ciudades inteligentes ya se están convirtiendo en una realidad. Sin embargo, su potencial de crecimiento aún parece encontrarse en su fase más prematura. Para inversores astutos a largo plazo, la temática de las ciudades inteligentes parece ofrecer un considerable potencial de inversión.