Rankia Perú Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

¿Qué es un diario de trading y cómo utilizarlo?

1 recomendaciones

Escrito por Angeline Feliciano, Estratega de Mercado en InvestingCube.com. Bróker preferido ATFX UK

 

La mayoría de los operadores principiantes empiezan su aventura en el trading de forex tirándose de cabeza. Se centran en los aspectos directamente vinculados con la rentabilidad. Porque, después de todo, ¿por qué operar si no es para ganar dinero? ¿verdad?

Algunas de las prioridades principales en la lista de un operador novato serán descubrir qué indicadores utilizar, cuándo entrar en una operación, qué tamaño de lote utilizar, con qué par operar… y la lista sigue. Muchos de ellos operan a la ligera y normalmente no les lleva mucho tiempo sufrir su primera pérdida. Para algunos, es solo cuestión de tiempo antes de encontrarse con una cadena de pérdidas.

Entonces aparece la temida pregunta, “¿Qué salió mal?”

Ciertamente, sería más fácil culpar al mercado y decir que las cosas no fueron como se esperaba. No obstante, al contestar a la pregunta de esa forma nos estamos privando de la oportunidad de mejorar. Una forma más constructiva de encontrar la solución a una cadena de pérdidas es llevando un diario de trading.

 

¿Qué es un diario de trading?

Dicho de forma sencilla, es un documento que le permite introducir los detalles de sus operaciones. Puede contener detalles específicos tales como: el mercado en el que opera, la hora a la que abrió sus operaciones, la hora a la que se cerraron sus operaciones, el análisis técnico y fundamental en el que se basaron las operaciones, sus niveles de stop loss y take profit, el resultado de sus operaciones y sus observaciones sobre su propia gestión de las operaciones.

Algo más importante que mantener un registro de sus ganancias y pérdidas, el propósito de un diario de trading es hacerle ser más consciente. Está probado que llevar un diario ayuda a mejorar la autoconsciencia. Puede decirle fácilmente lo que debe seguir haciendo y a qué prácticas debe poner fin.

 

¿Cómo hago un diario de trading?

Puede escribir fácilmente su diario en un cuaderno o tal vez en una aplicación o software como Google docs o Microsoft Excel. Puede etiquetar las columnas con los detalles que hemos enumerado anteriormente, añadir más o eliminar algunas de ellas, según le parezca.

Es importante recordar que, como con cualquier otra herramienta, su diario de trading solo funcionará si lo utiliza adecuadamente. Las siguientes son las mejores prácticas a las que puede adherirse al llevar su diario de trading:

Tiene que ser constante.

La lógica es sencilla: cuantos más datos tenga, más fácil le será descubrir lo que funciona y lo que no. No puede limitarse a escribir solo sobre entradas en operaciones ganadoras, porque algunas de las mayores lecciones de trading solo pueden aprenderse de las perdedoras. No me malinterprete, también necesitará escribir sobre las operaciones ganadoras y lo que está haciendo bien para poder centrarse en ellas.

En mi caso, mi diario de trading me ayudó a descubrir que obtengo más rentabilidad operando con pares de divisas mayores (todas las que involucran al dólar estadounidense) que operando con materias primas y cruces. Así pues, solo busco operaciones con pares USD. Cuando no veo operaciones potenciales, no pierdo el tiempo forzando una operación en un mercado con el que sé que no estoy cómodo.

Tiene que apreciar los cambios que ha hecho en el pasado.

Debe crear su diario de tal forma que le resulte fácil revisar su rendimiento y su forma de pensar. Es importante que sea capaz de tomar nota de lo que podría haber mejorado en cada operación. Soy un firme defensor de que incluso una operación ganadora puede hacerse mejor. En estas circunstancias me preguntaría, ¿cómo podría haber obtenido más rentabilidad? Tal vez hubiera funcionado recoger beneficios a la primera señal de reversión o escalar la posición. Entonces me dejaría recordatorios para estar preparado si me encontrara de nuevo en el mismo escenario. 

 

Úselo para fijar sus objetivos.

 

Un objetivo de trading no equivale necesariamente a una cantidad de dólares X en su cuenta a final de mes. Puede ser algo tan simple como desarrollar un buen hábito cada vez.

Uno de los mayores retos a los que me enfrenté cuando empecé a operar fue efectuar demasiadas operaciones al mismo tiempo sin darme cuenta de que estaba doblando el riesgo de una a dos divisas. Tras descubrir esto en mi diario, me marqué el objetivo de ser más estricto al evaluar con qué par de divisas operar y mantener solo una posición en una divisa en cada momento. Esto ha funcionado de maravilla con mi trading.

El trading es un proceso de aprendizaje constante. Y por ello, debe ser autocrítico para poder trabajar en una mejor versión de sí mismo, y convertirse en un mejor operador. Un diario de trading le ayudará a hacer precisamente eso.

 

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar
1 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...