¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Análisis del IPC

Seguimiento de la Bolsa Mexicana de Valores y de sus empresas

¿Cómo pagar menos comisiones en la bolsa mexicana?

Si no su eliminación, a través de un cambio en los hábitos de los inversores y el aprovechamiento de las nuevas estrategias proporcionadas por los bancos, podrá conseguirse pagar menos en cada operación de compra y venta en los mercados bursátiles, y conseguir, de esta manera, que aumenten nuestros beneficios.

Cómo pagar menos comisiones bolsa mexicana

 

 

La bolsa mexicana, a través del Índice de Precios y Cotizaciones (IPC), ha conseguido un rendimiento durante los primeros siete meses del año, en tono al 6,60%, y por encima del ofrecido hasta ahora por otros productos destinados a la inversión. En cualquier caso, estas ganancias no serán brutas, sino que habrá que descontar las comisiones por operación, administración y custodia. Que reducirán en hasta un punto porcentual las plusvalías generadas sobre el capital invertido. En cualquier caso, podrán aminorarse a través de un volumen mayor en las órdenes de compra, o en su defecto, pagando una cuota fija todos los meses, entre otras estrategias a emplear.

No solamente pueden contenerse los gastos a través de las comisiones por operación, sino también por la cuota de mantenimiento y custodia, aunque estas últimas no siempre son aplicadas por los bancos mexicanos (véase ¿Qué gastos me supondrán las comisiones en la bolsa mexicana?). La primera de ellas, que incide más en el rendimiento del ahorro, supondrá entre el 0,25% y 0,75% sobre el total de la inversión, según la oferta de cada entidad de crédito.

Pero lo realmente beneficioso para los inversores es que tendrán a su disposición una serie de recursos, si bien no para eliminar las comisiones, al menos para reducirlas. Todos los particulares podrán aplicarlas, y solamente necesitarán de un mayor conocimiento de la actual oferta bancaria y una pequeña readaptación en sus hábitos relacionados con la inversión.

Quizás tengan que contratar acciones a través de formatos online, aprovechando sus mejores tarifas, y en cualquier caso, dando mayor volumen de negocio a sus órdenes de compra y venta. En todos los casos, se incidirá en que el ahorro por estos movimientos sean mayores, y las plusvalías sean recogidas con mayor intensidad tras finiquitar la operación.

 

 

Primera clave: bajo contratación online

No cabe duda que esta estrategia será una de las más satisfactorias para los intereses de los ahorradores, ya que tienen las comisiones más bajas del mercado, en donde por 100 pesos pueden abrir posiciones. No en vano, se comercializan en las plataformas por internet (también en los bancos), sin intervención humana, conteniendo los gastos por su gestión.

Otro valor añadido que genera este medio de contratación, es que las operaciones se realizan más rápidamente, casi en tiempo real, y cómodamente desde casa u otro lugar (centro de trabajo, durante las vacaciones, o incluso mientras se está esperando al transporte público). Solamente se necesitará una contraseña y clave para acceder a este servicio.

 

Segunda clave: aprovecharse de las mejores ofertas

Como por otra parte es lógico, las comisiones no son fijas en todos los bancos, y parten de tarifas libres, que de una a otra puede variar en torno a un 50%. Como consecuencia de ello, si optamos por las más baratas, el ahorro incidirá en que el saldo de la operación sea más favorable para nuestros intereses, independientemente de la que desarrollemos.

Al contar con una oferta tan importante el mercado bancario mexicano, las posibilidades de encontrar comisiones no tan severas se amplían notablemente. Incluso para evitar más gastos de los necesarios, puede decantarse por valores de la bolsa mexicana, en detrimento de los procedentes de las plazas norteamericanas o europeas, con comisiones más exigentes, y que reducirán los márgenes de los beneficios.

 

Tercera clave: reagrupamiento de las operaciones

Quienes deseen ampliar los objetivos, tendrán que reorganizar su estrategia inversora. Principalmente pasa por dar órdenes de compra y venta por importes superiores a los habituales, en vez de realizar muchas y pequeñas operaciones, en donde las comisiones serán proporcionalmente más caras.

Y por otra parte, y si se es inversor habitual, que desarrolla muchas operaciones al año, la solución residirá en suscribir una tarifa plana, que conlleve un ahorro considerable de pesos en cada una de ellas, especialmente si desarrollan muchas al cabo del año. Desde las plataformas bursátiles abundan estas cuotas mensuales, con promociones muy agresivas para captar nuevos clientes.

 

Cuarta clave: eliminar las de mantenimiento y custodia

No todas las comisiones son obligatorias, y concretamente las derivadas directamente de su gestión pueden desaparecer de nuestros cargos bancarios. Solamente eligiendo el banco que presente esta característica en su oferta, y que generalmente proceden de las entidades online. No será mucho ahorro (en torno a 60 euros por operación), pero que sumadas todas supondrá otra vía para contener finalmente los gastos.

 

Quinta clave: seleccionando las compras

Y finalmente, otra fuente de ahorro procederá de no formalizar órdenes de compra de acciones innecesarias o mal ejecutadas, bien porque no sea el mejor momento para invertir, pagar un precio de compra sobrevalorado, o sencillamente no haber elegido el valor adecuado. Y que en todas estas situaciones podría generarse minusvalías, a lo que se añadiría el abono de sus correspondientes comisiones.

 

Suscripción revista para traders

Si quieres estar al día de las últimas novedades y conocer los puntos de vista de distintos traders, suscríbete a Trading & Risk Magazine podrás conocer todo sobre los mercados, tendrás acceso a contenido formativo y mucho más.


Quiero mi revista

Autor del blog

  • Rankia

    Portavoz oficial de la empresa editora de este sitio web Rankia

Envía tu consulta
Guía Casas de Bolsa