Perú es considerado como el país mejor preparado en América Latina para reactivar su economía

Sin lugar a dudas Perú es uno de los países de América Latina que se encuentra en mejor disposición de reactivar su economía después de controlada la pandemia del Covid-19, muy a pesar que este país ha sido severamente golpeado por el patógeno no solo desde el punto de vista sanitario sino también en sus finanzas, el presidente Martín Vizcarra tomó medidas en el ámbito fiscal muy importantes durante el año 2019 que le van a permitir un gran margen de maniobrabilidad para hacer frente a la recesión económica.

Perú es considerado como el país mejor preparado en América Latina para reactivar su economía

Por otra parte, la economía peruana tiene aspectos fundamentales que la hacen sólida y que ayudarán de manera gradual a restaurar la economía y retomar la senda del crecimiento y desarrollo.

 

Características especiales de la economía peruana

Los últimos dos mandatarios peruanos han tomado acciones específicas que han permitido reactivar la economía del país convirtiéndola en una de las más estables de América Latina. Por ejemplo, esta economía cuenta con elementos que la fortalecen entre los que se destacan:

Escenario macroeconómico

Siempre se ha buscado la forma de proteger las reservas internacionales netas lo que permite garantizar no solo las operaciones económicas internas sino también respaldar la liquidez que puede existir en el mercado. 

El resguardar estas reservas internacionales netas ha dispuesto que el PIB peruano posea la tasa más dominante de América Latina y una de las más estables del mundo. Por ejemplo, estas ascendieron a 74.331 millones de dólares antes de la llegada del Covid-19 al país y este dinero ha permitido no solo fortalecer el sistema sanitario sino también ayudar a las familias peruanas más vulnerables.

Por otra parte, el gobierno ha preferido solicitar créditos a organismos multilaterales con la finalidad de evitar la disminución de las reservas, guardando estas para ser utilizadas en la reactivación de la economía.

 

Eficiencia del mercado

Perú ha hecho énfasis en dejar que sean las leyes naturales del mercado económico las que marquen la pauta, esto fortalece la producción y comercialización de productos ya que a mayor demanda menor oferta y esto estimula el crecimiento económico.

Así mismo, genera competitividad leal entre las industrias lo que le da apertura al mercado y después de controlada la pandemia ayudará a una reactivación mucho más rápida de la economía.

 

Mercado financiero

Recientemente se emitieron unos bonos globales para ser colocados en el mercado externo, para ello se contó con la intermediación de las instituciones financieras privadas de Perú y esto no solo produce movilidad en el sistema financiero del país sino que también genera confianza en los inversores ya que estos ven con buenos ojos que el gobierno utilice a la banca privada para la colocación y emisión de bonos.

Por otra parte, esta misma banca será factor fundamental para el despegue de la economía ya que es indudable que las grandes empresas acudirán a ellas para solicitar capital de trabajo.

 

Mercado de exportación

El gobierno peruano ha hecho énfasis en la diversificación de las exportaciones no permitiendo que esto sea un ancla para la economía y apoyando constantemente las exportaciones no tradicionales. Esto permitirá a mediano plazo obtener gran cantidad de recursos ya que se valdrán no solo de la minería o el área textil sino también todo aquello que produce la pequeña y mediana empresa.

 

Posición de la economía peruana en el mundo

Es indudable que el déficit fiscal aumentará para finales del 2020 producto del patógeno y solo aquellas economías lo suficientemente fuertes podrán salir delante de manera rápida y sostenida en el escenario mundial. Esta posición que se tenga económicamente hablando será vital para atraer a los inversionistas quienes decidan colocar sus capitales en suelo peruano. 

Por otra parte, la economía peruana tiene una extraordinaria capacidad de reacción así como un sólido aparato productivo, esto aunado a las políticas implementadas por el gobierno de Martín Vizcarra para dotar de liquidez a las empresas, colocan a Perú en el primer puesto de los países cuya economía se reactivara en un corto plazo después del Covid-19.

 

Protección de la fuerza laboral peruana

La economía peruana descansa sobre un grupo de trabajadores informales es decir, que no tienen dependencia laboral y que alcanzan el 65% de los empleados de Perú, si estas personas se quedan sin medio de supervivencia podría generarse una conmociona social que traería como resultado un descalabro en la economía. 

Es por ello que pensando en una futura reactivación se entregaron subsidios a 2.8 millones de familias y se han protegido de manera directa con entrega de bonos a 800 mil trabajadores, esto le proporcionará al gobierno una continuidad en la línea laboral en la que existe una sana dependencia entre trabajadores informales y formales.

 

Inversión pública en proyectos

Este quizás es uno de los elementos más fuertes con los que cuenta Martín Vizcarra para reactivar la economía de Perú y consiste en aportar 30 mil millones de dólares para ejecutar proyectos.

Así mismo, se pretende transferir recursos a las municipalidades de manera tal que estas puedan contratar empresas para la ejecución de pequeñas obras así como el mantenimiento de las ya existentes. 

Por otra parte, los sectores económicos más golpeados como son el comercio y el turismo, recibirán también un aporte por parte del gobierno que aunque todavía no se ha definido, expertos internacionales estipulan que dichos sectores formarán parte de los motores principales de la reactivación económica.

Sin lugar a dudas la confianza que genera esto ante el mundo así como su sofisticación empresarial es un estímulo para los inversores, de igual manera los organismos multilaterales crediticios respaldarán cualquier proyecto económico que se pretenda iniciar en el país.

En tal sentido y según lo expresó recientemente la Ministra de Economía y Finanzas, las decisiones económicas que se toman son más sociales que políticas y lo que se pretende es que todos los peruanos tengan acceso mediante su trabajo a la vivienda, alimentación y salud. Este pensamiento que aunque es capitalista no deja de darle la importancia que se merece al ciudadano peruano quienes se verán motivados a trabajar aún más y mejor para evitar que el país caiga en recesión y ayudar al emprendimiento económico del Perú para el 2021.

¡Sé el primero en comentar!