Rankia Perú Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

Las repercusiones de la pandemia del coronavirus para este 2020 han sido evidenciadas en todos los países de forma equitativa, incluyendo en aquellos que forman parte de la región Latinoamericana.

Gran parte de las empresas peruanas iniciarán operaciones en junio

El impacto que causará este necesario proceso de cuarentena en la economía latinoamericana es innegable, y sin duda alguna ya se encuentra llevando a la inestabilidad política, social y económica a muchas de sus naciones. Aun así, uno de los elementos más importantes e indudablemente críticos en este momento clave de la historia es la actuación política en respuesta a la crisis financiera que sufre cada país. 

 

Lo que debe proceder a hacer cada gobierno es estructurar un plan de acción inmediato para manejar esta fase lo más apropiadamente posible, evitando consecuencias graves que puedan dañar el futuro del mundo de la economía.

Con tan solo un par de meses de confinamiento internacional, no hay duda de que la economía mundial se está viendo afectada cada vez más por la situación de crisis en relación al Covid-19, y Perú no es la excepción. A pesar de ello, el estado se encuentra implementando y ejecutando programas de solución inmediata ante la situación. Estas propuestas han sido aplaudidas a nivel mundial.

Procederemos a explicar en qué consiste la nueva fase del proyecto de Perú ante la pandemia del coronavirus, así como también presentaremos las medidas previamente establecidas por el gobierno.

 

Inicia la segunda fase de la respuesta del gobierno peruano

Martín Vizcarra, el mandatario de la República de Perú, declaró el pasado 14 de abril que la mayoría de los entes empresariales del país podrán retomar sus labores a partir del mes de junio, justo es durante este mes en el cual se dará inicio a la segunda fase de la batalla de Perú contra el esparcimiento del Covid-19, la terrible enfermedad causada por el coronavirus.

El presidente de Perú definió el objetivo principal de esta segunda etapa: la movilización progresiva del país, que comenzará de manera lenta con el fin de evitar nuevamente la propagación del virus. Aun así, estableció ciertas limitaciones con respecto a algunas áreas y normas laborales que aconsejó que fueran seguidas de manera estricta con el propósito de retornar a jornadas laborales regulares tan pronto como fuera posible.

Claro está que, a pesar de que las empresas continuarán con su trabajo, no todas las funciones laborales podrán ser retomadas a partir de junio. Por ejemplo, las entidades empresariales relacionadas con trabajos de construcción tendrán que tomar un protocolo extra de protección para evitar a toda costa regresar a una cuarentena.

Vizcarra admitió desde el Palacio de Gobierno que, si reiniciarán los trabajos, pero lo harán de forma lenta, gradual y segura, tanto los procesos de exportación agrícola como la pesca, también regresarán al trabajo según lo indicó el mandatario peruano, junto a otras grandes empresas que restablecerán la actividad financiera del país.

Esto quiere decir que la mayor parte del mundo empresarial volverá a ejercer su papel en la economía de la nación, restableciendo toda posible pérdida generada a raíz de la cuarentena.  A pesar de ello, Vizcarra declaró que toda actividad laboral contará con la vigilancia de parte del estado, con el fin de garantizar el cumplimiento adecuado de las medidas de trabajo establecidas.

Este método de seguridad ya ha probado su eficacia en otros territorios de Latinoamérica como Chile, pero queda claro que es de fundamental relevancia asegurar que las normativas estén llevándose a cabo de manera correcta.

 

Paciencia y disciplina: la clave de la recuperación de la dinámica laboral

El jefe del estado peruano subrayó que ciertas empresas y negocios deben continuar sin laborar por el momento, guardando el confinamiento durante otros meses con la meta de evitar la aglomeración de la población.

Entre estos, Vizcarra mencionó a los cines y los restaurantes, que son lugares en donde normalmente hay muchas personas juntas y reunidas, en los cuales el peligro de contagio es mucho más drástico. Es por ello que estos espacios de recreación y esparcimiento, se ven obligados a esperar un lapso de tiempo más prolongado antes de volver a abrir sus puertas al público.

El presidente hizo hincapié en su petición dirigida a todos los habitantes de la nación, demandando sentido de madurez ante los duros tiempos de adaptación que vendrán para la segunda parte de este proceso.

Si realmente se quiere evitar un deterioro grave de la economía peruana a través de la extensión de la cuarentena, entonces los peruanos tienen que seguir estrictamente las normas de trabajo por lo que el establecimiento de reglas para evitar la propagación del coronavirus, quizás lleve a diversas limitaciones en el área de trabajo. Sin embargo, es más factible limitar el trabajo por el momento y disminuir el riesgo del decaimiento económico.

 

Medidas ya tomadas por el gobierno peruano en respuesta al coronavirus

El gobierno peruano ha implementado diferentes medidas para alejar la posibilidad de despidos masivos, los cuales se han estado evidenciando en otros países de Latinoamérica.  Como consecuencia, se le está dando una canasta básica a cada uno de los trabajadores que cuentan con su nacionalidad peruana.  Esta canasta equivale a 760 soles, y es la solución que ha permitido equilibrar a los beneficios de los trabajadores.

Así mismo, Vizcarra asegura que la prioridad del estado peruano en este momento es brindar la mejor calidad de vida mientras este proceso pandémico transcurre.

 

Un programa de vital importancia

La crisis financiera del Coronavirus que se está desplegando a nivel internacional es innegablemente una de las más duras a las que se ha enfrentado Perú y el mundo en el último siglo.

El gobierno se está asegurando de que todos los trabajadores puedan recibir los beneficios económicos necesarios para asegurarle una buena calidad de vida a los peruanos en estos difíciles momentos, y para evitar el quiebre de las empresas.

Vizcarra hace un llamado a que todos los habitantes de la nación a que le tengan confianza y colaboren con quedarse en sus hogares para evitar la propagación del Covid-19 y garantizar así un pronto retorno a la normalidad.

¡Sé el primero en comentar!
Comentar